Usó Trump a Ló­pez Obra­dor

El Informador - - Panorama Nacional - RAY­MUN­DO RIVA PA­LA­CIO rri­va­pa­la­cio@eje­cen­tral.com.mx / twit­ter: @ri­va­pa

Por más que in­sis­tie­ra el Pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor (AMLO) en que su via­je a Was­hing­ton era para re­unir­se con el pre­si­den­te Do­nald Trump y no con el can­di­da­to pre­si­den­cial Do­nald Trump, de­bió ha­ber sa­bi­do que eso no se­ría po­si­ble y que su pre­sen­cia, co­mo ad­vir­tie­ron los lí­de­res de­mó­cra­tas his­pa­nos en el Con­gre­so días an­tes de ce­le­brar­se, se po­li­ti­za­ría. Trump lo in­vi­tó mien­tras el Con­gre­so es­ta­ba en re­ce­so, por lo que prác­ti­ca­men­te no ha­bría de­mó­cra­tas en el Ca­pi­to­lio, y su equi­po co­reo­gra­fió la vi­si­ta que fue, en pa­la­bras del dipu­tado de­mó­cra­ta por Ari­zo­na, Raúl Gri­jal­va, una “ca­che­ta­da” a los me­xi­ca­nos, a los me­xi­cano-ame­ri­ca­nos, y a to­dos aque­llos que bus­can asi­lo en Es­ta­dos Uni­dos.

“AMLO se ha con­ver­ti­do en un co­la­bo­ra­dor de Trump y ha es­ta­do dis­pues­to a eje­cu­tar la agen­da de Trump al otro la­do de la fron­te­ra”, agre­gó Gri­jal­va, quien re­co­ge el ma­les­tar de­mó­cra­ta con­tra Ló­pez Obra­dor. Ha­ber ido a Was­hing­ton, ha­blar su­per­la­ti­va­men­te del je­fe de la Ca­sa Blan­ca por su apo­yo al acuer­do co­mer­cial nor­te­ame­ri­cano, al tiem­po de ig­no­rar por com­ple­to que de no ha­ber si­do por los de­mó­cra­tas y su lí­der en el Con­gre­so, Nancy Pe­lo­si, ja­más hu­bie­ra sa­li­do, ten­drá un efec­to du­ra­de­ro de ganar Joe Bi­den la Pre­si­den­cia, ob­ser­vó el pe­rió­di­co Thehill,thehill, am­plia­men­te leí­do en el Ca­pi­to­lio.

Ló­pez Obra­dor es­ta­ba muy con­ten­to por el re­sul­ta­do de la vi­si­ta, me­di­do el éxi­to por­que Trump no lo in­sul­tó, sin dar­se cuen­ta que el miér­co­les por la no­che, mien­tras ce­le­bra­ba la jor­na­da vi­vi­da, ya era par­te de la con­tien­da electoral. Bi­den apro­ve­chó la vi­si­ta y re­cor­dó al elec­to­ra­do el ra­cis­mo de Trump con­tra los his­pa­nos des­de ha­ce años.

La res­pues­ta vino mi­nu­tos des­pués. El equi­po de cam­pa­ña de Trump que atien­de a la co­mu­ni­dad his­pa­na, pu­bli­có un men­sa­je en re­des so­cia­les don­de le di­jo: “En reali­dad Joe, mien­tras pa­sas­te dé­ca­das ha­cien­do pro­me­sas va­cías a los his­pa­nos, el pre­si­den­te Trump sí le ha cum­pli­do a nues­tra co­mu­ni­dad. Es­to es por lo que el pre­si­den­te Ló­pez Obra­dor di­jo hoy (miér­co­les) que @real­do­nald­trump ha tra­ta­do a los me­xi­ca­nos con ‘com­pren­sión’ y ‘res­pe­to’”.

La ma­qui­na­ria electoral de Trump se pu­so a fun­cio­nar. John Pen­ce, so­brino del vi­ce­pre­si­den­te, Mi­ke Pen­ce, y ase­sor en la cam­pa­ña de re­elec­cion, es­cri­brió: “El pre­si­den­te de Mé­xi­co, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, al pre­si­den­te @real­do­nald­trump: ‘Es­toy aquí para ex­pre­sar al pue­blo de Es­ta­dos Uni­dos que su pre­si­den­te se ha com­por­ta­do con no­so­tros co­mo ama­bi­li­dad y res­pe­to’. ¡Amo a nues­tros ami­gos me­xi­ca­nos!”.

Ca­da pu­bli­ca­ción en las re­des so­cia­les iba acom­pa­ña­da de una edi­ción de fra­ses di­chas por

Ló­pez Obra­dor en la ce­re­mo­nia de fir­ma de la de­cla­ra­ción con­jun­ta con Trump en el Jar­dín de las Ro­sas de la Ca­sa Blan­ca. No ha­bía con­tex­to, co­mo su­ce­de en las pla­ta­for­mas di­gi­ta­les, ni pro­fun­di­dad. Só­lo el men­sa­je edi­ta­do para cum­plir con un ob­je­ti­vo. “Co­mo di­jo @lo­pe­zo­bra­do­r_”, agre­gó Pen­ce en Twit­ter: “So­mos ami­gos y va­mos a se­guir sien­do ami­gos”.

La uti­li­za­ción de la vi­si­ta de Ló­pez Obra­dor va a ser al­go cotidiano en los pró­xi­mos me­ses y se in­ten­si­fi­ca­rá en la me­di­da en que Trump lo va­ya ne­ce­si­tan­do elec­to­ral­men­te. En el úl­ti­mo mes, la di­fe­ren­cia que lle­va­ba Bi­den en las me­di­cio­nes de pre­fe­ren­cia electoral se ha ido achi­can­do. Un nue­va en­cues­ta del pe­rió­di­co The Hill rea­li­za­da por la em­pre­sa Ha­rris pu­bli­ca­da ayer, mues­tra que la ventaja del de­mó­cra­ta se re­du­jo a cua­tro pun­tos, de los 10 que traía en ma­yo. En la en­cues­ta de en­cues­tas de Real Clear Po­li­tics, Bi­den man­tie­ne una ventaja deo­cho­pun­tos,pe­roen­los­cin­coes­ta­dos­don­de­pre­su­mi­ble­men­te se de­fi­ni­rá la elec­ción en no­viem­bre, los nú­me­ros se es­tán acer­can­do al em­pa­te téc­ni­co.

La vi­si­ta era po­lí­ti­ca­men­te ne­ce­sa­ria para Trump, por lo cual se ne­go­ció una agen­da de con­ver­sa­cio­nes muy aco­ta­da. Para evi­tar un cho­que pú­bli­co, los me­xi­ca­nos lo­gra­ron que no die­ran una con­fe­ren­cia de pren­sa con­jun­ta, con el fin de pre­ve­nir que hu­bie­ra pre­gun­tas in­có­mo­das, par­ti­cu­lar­men­te­con­re­la­ció­na­lain­mi­gra­ción,un­te­ma­que fue bo­rra­do de las dis­cu­sio­nes. La úni­ca for­ma co­mo se ha­bló de ella fue en el con­tex­to del agra­de­ci­mien­to de Trump a Ló­pez Obra­dor por ha­ber en­via­doa­las­tro­pas–co­mo­lo­de­fi­nióel­jue­ves­la­vo­ce­ra de la Ca­sa Blan­ca, Kay­leigh Mce­nany– a la Fron­te­ra Sur de Mé­xi­co para fre­nar a los in­do­cu­men­ta­dos que que­rían lle­gar a Es­ta­dos Uni­dos.

El en­cuen­tro sa­lió muy bien des­de un pun­to de vis­ta cos­mé­ti­co, por­que no to­ca­ron te­mas de desacuer­do en­tre los dos paí­ses. In­clu­so, co­mo re­por­tó Bloom­berg, du­ran­te la ce­na con em­pre­sa­rios al tér­mino de la jor­na­da, Trump bro­meó que se ha­bía com­por­ta­do con tan­ta dis­ci­pli­na –para no cau­sar un pro­ble­ma a Ló­pez Obra­dor– que se con­tro­ló para elu­dir el “es­pi­no­so” te­ma del mu­ro fron­te­ri­zo. Mce­nany con­fir­mó que, efec­ti­va­men­te, no se ha­bló del mu­ro, pe­ro de­jó cla­ro que tam­po­co se de­ten­drá su cons­truc­ción.

El Pre­si­den­te de Mé­xi­co es­tá equi­vo­ca­do o pe­ca de in­ge­nuo si cree que com­pró un sal­vo­con­duc­to con Trump a cos­ta de po­ner en ries­go una re­la­ción con los de­mó­cra­tas en ca­so de que Bi­den ga­ne las elec­cio­nes. Via­jar a Was­hing­ton para ha­cer­le un fa­vor a Trump no lo ha­bía he­cho nin­guno de sus an-an­te­ce­so­resy­te­ce­so­resy el cos­to lo co­men­zó apa­ga­ra­pa­gar unas ho­ras des­pués de su me­lo­so dis­cur­so en la Ca­sa Blan­ca. Lo usó Trump con fi­nes elec­to­ra­les y Bi­den se mon­tó en él para ata­car a su ad­ver­sa­rio.

Ló­pez Obra­dor se con­vir­tió en ins­tru­men­to electoral mien­tras dis­fru­ta­ba que le ha­bía ido muy bien. Co­mo ya em­pe­zó a ha­cer­se pú­bli­co, el en­cuen­tro se pla­neó más para una fo­to­gra­fía de los dos jun­tos que para ha­blar de co­sas sus­tan­ti­vas. No le ayu­da con Bi­den ni con Trump, que ju­ga­rán con él en fun­ción de sus in­tere­ses co­yun­tu­ra­les. El prag­ma­tis­mo es­ta­dou­ni­den­se no otor­ga már­ge­nes de ma­nio­bra para apues­tas ries­go­sas, co­mo lo hi­zo Ló­pez Obra­dor, quien vo­lun­ta­ria­men­te se con­vir­tió en un peón en la cam­pa­ña pre­si­den­cial en Es­ta­dos Uni­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.