El co­ro­na­vi­rus ame­na­za de nue­vo a la economía

El Informador - - El Financiero - COOR­DE­NA­DAS Enrique Quin­ta­na Opi­ne us­ted: enrique.quin­ta­na@ el­fi­nan­cie­ro.com.mx @E_Q_

Ayer co­no­ci­mos las mi­nu­tas de la reunión so­bre po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria que reali­zó a fi­na­les de ju­nio la Jun­ta de Go­bierno del Ban­co de Mé­xi­co.

En ellas se apre­cia que uno de los tó­pi­cos que se dis­cu­tie­ron es el efec­to que po­dría te­ner en la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca la ace­le­ra­ción de los con­ta­gios del co­ro­na­vi­rus o la po­si­bi­li­dad de un nue­vo bro­te den­tro de al­gu­nos me­ses.

Se ana­li­zó la po­si­bi­li­dad de que la re­cu­pe­ra­ción de la economía me­xi­ca­na no ten­ga el for­ma­to de ‘la pa­lo­mi­ta de Ni­ke’, sino más bien que apa­rez­ca co­mo una ‘W’.

¿En qué me­di­da es­tán jus­ti­fi­ca­dos es­tos te­mo­res?

La­men­ta­ble­men­te hay ra­zo­nes. Se tra­ta, no so­la­men­te de la ex­pe­rien­cia de Mé­xi­co, sino de lo que ha ocu­rri­do en otros lu­ga­res, par­ti­cu­lar­men­te en al­gu­nos es­ta­dos de la Unión Ame­ri­ca­na.

Cuan­do se dan los pro­ce­sos de reaper­tu­ra co­mo los que se es­tán rea­li­zan­do en di­fe­ren­tes en­ti­da­des del país, es pro­ba­ble que se in­cre­men­ten los con­ta­gios por dos ra­zo­nes.

La pri­me­ra es por­que el pro­ce­so de aper­tu­ra se hi­zo an­tes de re­du­cir de mo­do im­por­tan­te el con­ta­gio lo­cal. La se­gun­da es por el he­cho de que no se si­gan las re­co­men­da­cio­nes bá­si­cas de las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias.

En el ca­so de Mé­xi­co he­mos visto que en mu­chos pun­tos, al sa­lir nue­va­men­te a la ca­lle y em­pe­zar a rea­li­zar ac­ti­vi­da­des que se ha­bían de­ja­do de rea­li­zar, co­mo acu­dir a cen­tros co­mer­cia­les o res­tau­ran­tes, se ha ge­ne­ra­do la ima­gen de que ya es­ta­mos nue­va­men­te en una si­tua­ción de nor­ma­li­dad, lo que ha con­du­ci­do a que mu­cha gen­te se ol­vi­de de las me­di­das sa­ni­ta­rias in­dis­pen­sa­bles.

Co­mo le he co­men­ta­do, no se ne­ce­si­ta ser ex­per­to para sa­ber que es­te he­cho va a pro­du­cir un in­cre­men­to de los con­ta­gios. De he­cho, el cre­ci­mien­to ya se ha visto en es­ta se­ma­na en Mé­xi­co.

La va­ria­ble más im­por­tan­te para de­fi­nir la di­ná­mi­ca de la epi­de­mia es el nú­me­ro de ca­sos activos. Ayer lle­ga­ron a 29 mil 129

y se es­ta­ble­ció un nue­vo ré­cord. Su cre­ci­mien­to fue de 13.9 por cien­to en los úl­ti­mos sie­te días.

Cuan­do no se tuvo un es­que­ma de ais­la­mien­to so­cial efec­ti­vo y al ter­mi­nar és­te no se si­guen con ri­gor las me­di­das sa­ni­ta­rias, es muy pro­ba­ble que es­tos ca­sos activos to­da­vía se mul­ti­pli­quen.

Es es­te pa­no­ra­ma de la pan­de­mia la prin­ci­pal ame­na­za

de cor­to pla­zo a una po­si­ble re­cu­pe­ra­ción de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca.

En es­te es­pa­cio le he co­men­ta­do que afor­tu­na­da­men­te en el mes de ju­nio hu­bo di­ver­sas ac­ti­vi­da­des, co­mo la pro­duc­ción o la ven­ta de au­to­mó­vi­les, que au­men­ta­ron sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te res­pec­to a sus ni­ve­les de ma­yo.

Esa ten­den­cia, sin em­bar­go pue­de rom­per­se. No so­la­men­te por la po­si­bi­li­dad de que se en­du­rez­ca el con­fi­na­mien­to de nue­vo sino por el he­cho de que la pro­pia po­bla­ción de­ci­da per­ma­ne­cer más tiem­po en ca­sa.

Los ca­sos más exi­to­sos que se ob­ser­van a ni­vel internacio­nal son aque­llos que han lo­gra­do aba­tir de ma­ne­ra muy cla­ra el con­ta­gio a par­tir de te­ner una eta­pa más es­tric­ta de con­fi­na­mien­to y dis­tan­cia­mien­to so­cial y, al tér­mino de és­ta, me­di­das sa­ni­ta­rias es­tric­tas.

En las na­cio­nes en don­de es­te pro­ce­so fue más la­xo, co­mo en Mé­xi­co, el rit­mo de des­cen­so del con­ta­gio ha si­do mu­cho más ti­tu­bean­te y en al­gu­nos ca­sos, co­mo en Es­ta­dos Uni­dos, ha te­ni­do ya un re­bo­te.

Si las ten­den­cias si­guen co­mo pa­re­cen aho­ra, más va­le que nos pre­pa­re­mos para un pe­rio­do más lar­go de en­cie­rro o un pro­ce­so de aper­tu­ras y cie­rres que po­dría du­rar to­da­vía mu­chos me­ses.

Ese se­rá el ‘gran éxi­to’ de la ges­tión de la pan­de­mia por par­te del go­bierno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.