Los efec­tos po­si­ti­vos son tem­po­ra­les

El Informador - - El Tema -

Gra­cias al con­fi­na­mien­to du­ran­te los me­ses de mar­zo, abril, ma­yo y par­te de ju­nio, el ai­re se per­ci­bió más lim­pio, prin­ci­pal­men­te por la re­duc­ción de los vehícu­los.

Sin em­bar­go, la in­ves­ti­ga­do­ra de la Uni­ver­si­dad de Gua­da­la­ja­ra (Udeg) y es­pe­cia­lis­ta en Cien­cias Am­bien­ta­les, Va­len­ti­na Davy­do­va, ad­vir­tió que es­tos be­ne­fi­cios fue­ron tem­po­ra­les y que, de he­cho, al reac­ti­var to­do de for­ma si­mul­tá­nea, los ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro que ha­bían dis­mi­nui­do se­rán más que an­tes de la pan­de­mia.

“Hay cam­bios sig­ni­fi­ca­ti­vos por­que es un gas que vi­ve en la at­mós­fe­ra en­tre 60 y 80 años. Si hoy de­ja­ran de emi­tir­se los ga­ses, de cual­quier ma­ne­ra re­ci­bi­re­mos las con­se­cuen­cias den­tro de 60 y 80 años”.

La so­lu­ción pa­ra que las con­cen­tra­cio­nes co­mien­cen a dis­mi­nuir po­co a po­co y de ma­ne­ra per­ma­nen­te, ex­pli­có, es tras­pa­sar las ac­ti­vi­da­des a los ga­ses de efec­tos no in­ver­na­de­ro o el uso de la ener­gía lim­pia.

Ade­más, aque­llos ani­ma­les que sa­lie­ron a re­cu­pe­rar el te­rri­to­rio per­di­do, in­clu­so los que re­apa­re­cie­ron lue­go de que se creían ex­tin­tos, tu­vie­ron con­se­cuen­cias (fue­ron más fá­ci­les de ca­zar). “Quie­ren reac­ti­var la eco­no­mía, pe­ro en nin­gún mo­men­to se exi­ge que las em­pre­sas o las in­dus­trias con ma­yo­res emi­sio­nes de ga­ses se ape­guen a una po­lí­ti­ca ver­de. La gen­te sal­drá ade­lan­te de la ma­ne­ra más ba­ra­ta y se es­pe­ra un in­cre­men­to ex­po­nen­cial de la con­ta­mi­na­ción”.

Agre­gó que “to­do se ha­ce sin cien­cia, no exis­te una pro­gra­ma­ción ni una vi­sión a me­diano o lar­go pla­zos. To­do pa­sa de ma­ne­ra es­pon­tá­nea”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.