Co­la­bo­rar con va­lo­res

En­tre­vis­ta a Car­lo­ta Cal­de­rón

El Informador - - Mar Adentro -

Una co­mu­ni­ca­do­ra que se de­di­ca a con­tar his­to­rias que ins­pi­ran, es una for­ma sen­ci­lla de pre­sen­tar a Car­lo­ta Cal­de­rón, pe­ro de una for­ma más pro­fun­da ella se de­fi­ne co­mo “una per­so­na que es­tá guia­da por un pro­pó­si­to y no siem­pre por un mis­mo pro­pó­si­to. Lo que he apren­di­do en es­tos años es que lo im­por­tan­te es man­te­ner­se fiel a una mi­sión, y lo mío con lo que me­jor se me da la co­mu­ni­ca­ción, con­tar his­to­rias de per­so­nas que es­tán cam­bian­do el mun­do, de las he­rra­mien­tas que uti­li­zan pa­ra ha­cer­lo, y con la es­pe­ran­za de ins­pi­rar a otros a su­mar­se en es­te ca­mino de trans­for­ma­ción per­so­nal y co­lec­ti­va. Eso es co­mo yo me de­fi­ni­ría co­mo una contadora de his­to­rias de pro­pó­si­tos con im­pac­to so­cial.”

Co­mo una tes­ti­go de las di­fe­ren­tes tran­si­cio­nes que ocu­rren en la so­cie­dad, Car­lo­ta iden­ti­fi­ca a las y los jó­ve­nes co­mo per­so­nas que la ins­pi­ran por el li­de­raz­go que de­mues­tran en los di­fe­ren­tes mo­vi­mien­tos de los que for­man par­te. “En mu­chas oca­sio­nes de­mues­tran más de­ter­mi­na­ción, más ca­pa­ci­dad pa­ra co­la­bo­rar, más pro­pues­tas pa­ra afron­tar los pro­ble­mas ac­tua­les”.

El apren­di­za­je más im­por­tan­te que Car­lo­ta con­si­de­ra que de­be apren­der una o un lí­der es co­no­cer­se a sí mis­mo y a su en­torno. “La ca­pa­ci­dad pa­ra sa­ber cuál es su si­tio den­tro de un gru­po y cuál es el rol de las otras per­so­nas, las ca­pa­ci­da­des y las cua­li­da­des de ca­da in­di­vi­duo den­tro de un gru­po pa­ra lo­grar la con­se­cu­ción de pro­yec­tos. El li­de­raz­go tie­ne mu­cho de hu­mil­dad pa­ra sa­ber pe­dir ayu­da y pa­ra de­jar pa­sar a otros cuan­do son me­jo­res que no­so­tros en de­ter­mi­na­dos mo­men­tos”.

Ha­blar del en­torno tecnológic­o con las nue­vas for­mas de tra­ba­jo co­lec­ti­vo re­quie­re, de acuer­do a la vi­sión Car­lo­ta, dos prin­ci­pios fun­da­men­ta­les an­tes que el uso de los di­fe­ren­tes dis­po­si­ti­vos. “Me gus­ta­ría ha­blar pri­me­ro de co­la­bo­ra­ción y lue­go de va­lo­res an­tes de las he­rra­mien­tas. Uno de los cam­bios fun­da­men­ta­les que nos pue­den ayu­dar a tra­ba­jar con otros es un cam­bio de men­ta­li­dad, un cam­bio de pa­ra­dig­ma. Es cam­biar la com­pe­ten­cia, el ver­nos se­pa­ra­dos co­mo in­di­vi­duos, por na­cio­na­li­dad, gé­ne­ro ori­gen, me­jor ver­nos más co­mo un sis­te­ma don­de com­par­tien­do y co­la­bo­ran­do va­mos a lle­gar a ha­cer me­jo­res pro­yec­tos co­lec­ti­vos. Las se­pa­ra­cio­nes son ima­gi­na­rias.”

Den­tro de es­te con­tex­to en el que es ne­ce­sa­ria la dis­tan­cia, Car­lo­ta re­co­no­ce un im­por­tan­te es­pa­cio de re­fle­xión pa­ra si­tuar­nos en las reali­da­des que nos ro­dean. “con ese tiem­po nos po­de­mos em­pe­zar a pre­gun­tar cuá­les son los pro­ble­mas que ve­mos a nues­tro al­re­de­dor, los re­tos. Em­pe­zan­do por no­so­tros mis­mos, la fa­mi­lia, la co­mu­ni­dad de ve­ci­nos, y re­plan­tear­nos qué po­de­mos ha­cer al res­pec­to, por­que to­dos, co­mo bien en­se­ñan so­mos agen­tes de cam­bio”.

Par­te de es­tos cam­bios que pue­den ha­cer las per­so­nas den­tro de sus en­tor­nos pue­den for­ta­le­cer­se de la plu­ra­li­dad de pers­pec­ti­vas. “Des­de muy pe­que­ñi­tos se nos di­ce en qué so­mos bue­nos, si so­mos de cien­cias, de le­tras, ar­tis­tas. Pa­re­cen ca­te­go­rías se­pa­ra­das, pe­ro el mun­do que se nos vie­ne, en el que te­ne­mos que dar so­lu­ción a gran­des re­tos co­mo el cam­bio cli­má­ti­co, la de­sigual­dad, la igual­dad de gé­ne­ro, re­quie­re un pen­sa­mien­to mul­ti­dis­ci­pli­nar, una gran ca­pa­ci­dad crea­ti­va y pa­ra co­la­bo­rar.”

“Po­der co­la­bo­rar con per­so­nas con las que pen­sa­mos que no te­ne­mos na­da que ver, en cuan­to em­pie­zan los pro­yec­tos, te das cuen­ta de lo ri­co que es tra­ba­jar con gen­te que es di­fe­ren­te a ti.”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.