Ur­ge un nue­vo mo­de­lo eco­nó­mi­co

El Informador - - Panorama Internacio­nal - POR SER­GIO LÓ­PEZ RI­VE­RA

Tras la muer­te del mo­de­lo co­mu­nis­ta y la es­tre­pi­to­sa des­apa­ri­ción del pa­raí­so del pro­le­ta­ria­do que­dó so­lo el ca­pi­ta­lis­mo, aho­ra de­no­mi­na­do neo­li­be­ra­lis­mo, pe­ro es­te mo­de­lo he­ge­mó­ni­co a par­tir de la in­hi­bi­ción to­tal de la Unión So­vié­ti­ca tam­bién es­tá mos­tran­do su fra­ca­so to­tal y su ca­ren­cia de res­pues­tas pa­ra los nue­vos re­tos de la hu­ma­ni­dad, co­mo lo son el cam­bio cli­má­ti­co, la glo­ba­li­za­ción y la in­sul­tan­te de­sigual­dad y so­bre con­cen­tra­ción de la ri­que­za mun­dial en unas cuan­tas ma­nos, de­jan­do en es­ta­do de po­bre­za a la gran ma­yo­ría de los se­res hu­ma­nos. Es por ello que la ma­yo­ría de los eco­no­mis­tas ex­per­tos a ni­vel mun­dial es­tá pi­dien­do que se ana­li­ce al ac­tual ca­pi­ta­lis­mo y que se le re­for­me o que se im­ple­men­ten me­di­das efi­ca­ces pa­ra po­der re­sol­ver los la­ce­ran­tes pro­ble­mas de la de­sigual­dad eco­nó­mi­ca en­tre paí­ses e in­di­vi­duos en to­do el or­be.

La reali­dad es que el mun­do ac­tual ha vi­vi­do días or­giás­ti­cos com­pa­ra­bles con los años fi­na­les del Im­pe­rio Ro­mano, que pue­den de­ri­var ya sea a un nue­vo Re­na­ci­mien­to o a un neo­feu­da­lis­mo y la con­si­guien­te Edad Obs­cu­ra co­mo la que ca­rac­te­ri­zó a los si­glos in­me­dia­tos a la caí­da de aquel Im­pe­rio. Ha­ce fal­ta mo­di­fi­car el mo­de­lo eco­nó­mi­co ac­tual e im­ple­men­tar un nue­vo mo­de­lo con ros­tro hu­mano, co­mo al­gu­nos lo han de­fi­ni­do.

Pa­ra ello se re­quie­re gran vo­lun­tad po

El ca­so es que los adu­la­do­res elo­gios que le ha de­di­ca­do Trump a nues­tro Pre­si­den­te, no de­ben ha­cer­nos caer en la tram­pa de creer que son cier­tos y sin­ce­ros, so­bre to­do des­pués de ha­ber­nos ca­li­fi­ca­do a to­dos los me­xi­ca­nos de cri­mi­na­les y vio­la­do­res. Por una par­te, el di­cho muy sa­bio di­ce que el des­me­di­do elo­gio no es sino vi­tu­pe­rio y, por la otra, Trump lo que quie­re es con­gra­ciar­se con los re­si­den­tes de ori­gen me­xi­cano que vo­ta­rán en las pró­xi­mas elec­cio­nes de no­viem­bre, de ma­ne­ra que no se de­be caer en el garlito, pe­ro te­ne­mos la con­fian­za que di­cha ac­ción to­tal­men­te po­li­ti­za­da y po­li­ti­que­ra, no le ren­di­rá fru­to al­guno al cua­si dic­ta­dor Trump.

lí­ti­ca y li­de­raz­go con cre­di­bi­li­dad a prue­ba de bom­bas, pa­ra lo­grar una ma­yor equi­dad en la dis­tri­bu­ción de la ri­que­za, tan­to en­tre los paí­ses co­mo en­tre los in­di­vi­duos, que ne­ce­sa­ria­men­te se de­be­rá tra­du­cir en ma­yor jus­ti­cia y par­ti­ci­pa­ción en los be­ne­fi­cios de la mo­der­ni­dad pa­ra la ma­yor par­te de los ha­bi­tan­tes del pla­ne­ta. Los sig­nos alar­man­tes de in­con­for­mi­dad y des­con­ten­to ya es­tán emer­gien­do a la luz pú­bli­ca, pe­ro la­men­ta­ble­men­te só­lo han ser­vi­do pa­ra que los po­pu­lis­tas y de­ma­go­gos apro­ve­chen el río re­vuel­to pa­ra sus per­ver­sas in­ten­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.