DAN LA CA­RA RE­GI­DO­RES

El Mun­do en­tre­vis­tó a los re­gi­do­res pa­ra cues­tio­nar­los si tie­nen fa­mi­lia­res en la ad­mi­nis­tra­ción mu­ni­ci­pal, ade­más de su opi­nión so­bre un pro­ba­ble con­flic­to de in­te­rés. Es­to es lo que res­pon­die­ron:

El Mundo de Córdoba - - LOCAL -

“Que ha­ya en­tra­do de ma­ne­ra in­di­rec­ta o que es fa­mi­liar a otra per­so­na cer­ca­na pue­de que sí ten­ga, pe­ro no es por­que yo lo ha­ya re­co­men­da­do o ha­ya si­do pro­pues­ta mía. Que ha­ya si­do in­vi­ta­do por otro fa­mi­liar ahí sí. Vie­ne sien­do so­brino, en área ad­mi­nis­tra­ti­va. Has­ta aho­ri­ta no he te­ni­do nin­gu­na in­vi­ta­ción de ma­ne­ra di­rec­ta. No in­flu­ye de ma­ne­ra di­rec­ta en mi per­so­na, ya que no ten­go nin­gún con­tac­to con él, de ma­ne­ra per­so­nal ni de ma­ne­ra la­bo­ral”.

Ya­di­ra Es­pín­do­la Ca­rre­ra, Re­gi­do­ra pri­me­ra.

“No lo voy a ne­gar, mi hi­jo es un tra­ba­ja­dor de aquí, es in­ge­nie­ro elec­tro­me­cá­ni­co, es un pro­fe­sio­nal, tie­ne diez años en ex­pe­rien­cia y vie­ne no por in­fluen­cia de su ma­dre, sino por­que fue re­que­ri­do por el mu­ni­ci­pio pa­ra que aten­die­ra mu­cha de las fa­llas eléc­tri­cas, prin­ci­pal­men­te en los se­má­fo­ros y en las ter­mi­na­les en los ge­ne­ra­do­res de car­ga. Luis Mi­guel Za­mu­dio, 36 años. Es­ta­ba en Mon­te­rrey y es una per­so­na ca­paz.”

Cecilia Se­rrano So­val, Re­gi­do­ra cuar­ta.

“Ten­go una hi­ja, es­tá en Con­tra­lo­ría es abo­ga­da pe­ro no ten­go nin­gún pro­ble­ma, yo no me­tí a mi hi­ja al Ayun­ta­mien­to, fue in­vi­ta­da, pre­sen­tó su cu­rrí­cu­lum y que­dó no­mi­na­da pa­ra que­dar en Con­tra­lo­ría, ella es abo­ga­da con maes­tría.

No hay con­flic­to de in­tere­ses y yo creo que por nin­gún fa­mi­lia de nin­gún re­gi­dor si es­tán cum­plien­do con su fun­ción, si se de­mues­tra al­gu­na fa­lla, se­rá muy mi hi­ja, mi so­bri­na o quien sea, tam­po­co voy a so­la­par eso. Fé­lix Emi­lio Sa­cre Lu­na, Re­gi­dor sép­ti­mo.

“Aquí se en­cuen­tra una pri­ma her­ma­na la­bo­ran­do en el Ayun­ta­mien­to, es una ar­qui­tec­ta, ella tie­ne maes­tría, es­tu­dios en Es­pa­ña, es una per­so­na que cuen­ta con cre­den­cia­les, su car­go no es una je­fa­tu­ra no es una coor­di­na­ción, tie­ne un sa­la­rio muy mo­des­to, on­ce mil pe­sos al mes y apar­te no fue una pro­pues­ta mía. Ella vino co­mo cual­quier per­so­na a de­jar su do­cu­men­ta­ción. Yo no tu­ve que ver en su con­tra­ta­ción. Juan An­to­nio

Té­llez Ra­mí­rez

Re­gi­dor se­gun­do.

“No te­nía co­no­ci­mien­to del ca­so, oí un ru­mor ha­ce co­mo tres días que es­ta­ba tra­ba­jan­do un fa­mi­liar de ella, pe­ro siem­pre ha tra­ba­ja­do su so­brino y pen­sé que era el mis­mo. A co­mo es­ta­mos aho­ri­ta es­toy vien­do la si­tua­ción muy di­fe­ren­te, tal vez sí es ma­lo te­ner fa­mi­lia­res, pe­ro quién más te pue­de dar in­for­ma­ción y de­cir qué es lo que es­tá su­ce­dien­do en di­fe­ren­tes áreas.”

Ángel Etiem

Ji­mé­nez Cas­ta­ñe­da, Re­gi­dor quin­to.

Ho­nes­ta­men­te no sé si ellos por su pro­pia pe­ti­ción ha­yan so­li­ci­ta­do me­ter al­gún fa­mi­liar di­rec­to. En mi ca­so no los ten­go. Creo que si aquí ha­ce fal­ta al­guien con el cu­rri­cu­lum de al­gún fa­mi­liar o co­no­ci­do, si vie­ne a abo­nar pues no veo que exis­ta al­gún pro­ble­ma. Quien vie­ne a tra­ba­jar vie­ne a abo­nar y a en­ri­que­cer el tra­ba­jo, in­de­pen­dien­te de que sea fa­mi­liar, si es re­que­ri­do pues con­si­de­ro que no exis­ti­ría al­gún pro­ble­ma. Wendy Le­ti­cia

San­tia­go Gu­tié­rrez, Re­gi­do­ra no­ve­na.

No ten­go nin­gún fa­mi­liar la­bo­ran­do en es­ta ad­mi­nis­tra­ción, ami­gos sí. Fue­ra de to­da es­ta cir­cuns­tan­cia, el par­ti­do al cual re­pre­sen­ta­mos (Mo­re­na) te­ne­mos es­ta­tu­tos en lo que nos ha­ce ver las co­sas que no de­be­mos se­guir ha­cien­do, el mis­mo es­ta­tu­to de nues­tro par­ti­do nos lo prohí­be. Des­de mi pun­to de vis­ta de prin­ci­pios y de opo­si­ción sí (es­tá mal) es res­pe­ta­ble la de­ci­sión de la re­gi­do­ra, pe­ro te­ne­mos que es­tar cen­tra­dos en nues­tra la­bor.

Gus­ta­vo Guz­mán Milián, Re­gi­dor ter­ce­ro.

No te­nía co­no­ci­mien­to de esa si­tua­ción. No ten­go fa­mi­lia­res en el Ayun­ta­mien­to. Te­ne­mos es­truc­tu­ras de or­den ad­mi­nis­tra­ti­vo que pue­de ser la pa­ra­mu­ni­ci­pal co­mo Hi­dro­sis­te­ma o DIF que es un ór­gano de go­bierno des­cen­tra­li­za­do y de­pen­de dón­de es­tén asig­na­dos e in­te­gra­dos y aque­llas per­so­nas que pue­dan ser su­je­to de un in­te­rés en­tre una au­to­ri­dad y al­gún fa­mi­liar de pri­me­ro, se­gun­do o ter­cer gra­do.”

Al­fre­do Ri­ve­rón Mo­ra, Re­gi­dor sex­to.

No sa­bría de­cir sí ten­ga a al­gún hi­jo tra­ba­jan­do acá, no­so­tros no lle­va­mos la nó­mi­na, la lle­va Re­cur­sos Hu­ma­nos. No ten­go nin­gún fa­mi­liar tra­ba­jan­do den­tro del Ayun­ta­mien­to. Te­ne­mos mu­cha gen­te aquí en Cór­do­ba que tie­ne la ne­ce­si­dad de tra­ba­jar, yo no po­dría de­cir bien a fon­do pa­ra de­cir cier­tos re­gi­do­res tie­nen fa­mi­lia­res a fon­do“

Cecilia Ta­pia Gar­cía, Re­gi­do­ra dé­ci­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.