Re­gre­sa a la ci­ma

El Mundo de Tecamachalco - - DEPORTES - EFE

El te­nis­ta ser­bio No­vak Djo­ko­vic ca­li­fi­có es­te vier­nes de “in­creí­ble” ha­ber al­can­za­do de nue­vo el nú­me­ro uno del rán­king ATP, al­go de lo que se sien­te “muy or­gu­llo­so”.

El ju­ga­dor re­co­no­ció en la rue­da de pren­sa pre­via al ini­cio de las Fi­na­les ATP en Lon­dres que “siem­pre” con­fió en que po­dría vol­ver a lo más al­to de la cla­si­fi­ca­ción mun­dial pe­ro que no pen­só que fue­ra a ser “tan rá­pi­do”.

Djo­ko­vic, que per­si­gue ter­mi­nar el año co­mo nú­me­ro uno por quin­ta vez, su­frió una le­sión de co­do des­pués del tor­neo de Wim­ble­don 2017 que le lle­vó a te­ner “pro­ble­mas emo­cio­na­les” a la ho­ra de com­pe­tir.

Sin em­bar­go, ha con­se­gui­do Es­toy a fa­vor de in­no­var, del pro­gre­so y de ser crea­ti­vo, pe­ro pro­ba­ble­men­te no me gus­tan to­das las nue­vas nor­mas im­ple­men­ta­das”

EL SER­BIO No­vak Djo­ko­vic nun­ca du­dó de su ca­pa­ci­dad pa­ra re­gre­sar a la ci­ma de la siem­bra ATP, lue­go de ha­ber atra­ve­sa­do por di­ver­sos pro­ble­mas fí­si­cos en me­ses an­te­rio­res

fir­mar los úl­ti­mos cin­co me­ses de com­pe­ti­ción “perfectos”, al­zán­do­se con la vic­to­ria de los úl­ti­mos dos tor­neos del Grand Slam, en Nue­va York y Lon­dres, ade­más de los Mas­ters 1.000 de Cin­cin­na­ti y Shang­hai.

El ser­bio ce­le­bró la vuel­ta es­te año de su an­ti­guo en­tre­na­dor, el es­lo­va­co Ma­rian Vaj­da, de quien ase­gu­ró que es “un ami­go y par­te de la fa­mi­lia”.

“Te­ner­le de vuel­ta ha si­do ge­nial. En ese tiem­po he es­ta­do pen­san­do en qué di­rec­ción que­ría ir y he sen­ti­do que a es­tas al­tu­ras de mi ca­rre­ra de­be­ría vol­ver a las ba­ses”, ma­ni­fes­tó so­bre el téc­ni­co que le ha en­tre­na­do du­ran­te on­ce años.

“Al­guien que ha con­tri­bui­do tan­to en mi jue­go y en mi vi­da con­tri­bu­ye a mi éxi­to”, afir­mó.

Asi­mis­mo, re­ve­ló que con­si­de­ra que en el úl­ti­mo me­dio año ha con­se­gui­do, no sin es­fuer­zo, al­can­zar un ba­lan­ce en­tre su fa­ce­ta de “pa­dre, es­po­so y deportista”.

El ju­ga­dor con­tó que el he­cho de ser pa­dre le ha ser­vi­do pa­ra ga­nar “con­fian­za y mo­ti­va­ción” y aun­que no sa­be “qué pa­sa­rá en el fu­tu­ro” a ni­vel pro­fe­sio­nal, es­tá tra­tan­do de “dis­fru­tar del mo­men­to”.

El te­nis­ta ser­bio, de 31 años, in­di­có que, en su opi­nión, las Fi­na­les ATP, que lle­van diez años dis­pu­tán­do­se en Lon­dres, de­be­rían ir cam­bian­do de ciu­dad pa­ra con­tri­buir a “pro­mo­cio­nar el te­nis al­re­de­dor del mun­do”.

So­bre los cam­bios in­tro­du­ci­dos en las Fi­na­les ATP Nue­va Ge­ne­ra­ción que se dispu­tan en Mi­lán, se­ña­ló que aún no tie­ne cla­ro si las apo­ya o no.

A su jui­cio, es­tos cam­bios se de­ben a la ne­ce­si­dad de atraer a un pú­bli­co más jo­ven al te­nis por­que “es­ta­dís­ti­ca­men­te” la gen­te que ve es­te de­por­te es más ma­yor.

“Co­mo de­por­te te­ne­mos que bus­car for­mas de ser más atrac­ti­vos pa­ra los jó­ve­nes”, con­clu­yó.

No­vak Djo­ko­vic TE­NIS­TA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.