Sán­chez, abo­ca­do a que se abs­ten­ga ERC o Bil­du

El PSOE si­gue pre­sio­nan­do a PP y Cs pa­ra que se lo plan­teen

El Mundo - - ESPAÑA - MARISOL HER­NÁN­DEZ MA­DRID

La so­cia­lis­ta Ma­ría Chi­vi­te se­rá la pró­xi­ma pre­si­den­ta de Na­va­rra y los dos dipu­tados de UPN en el Con­gre­so no se abs­ten­drán en la in­ves­ti­du­ra de Pe­dro Sán­chez. El acuer­do sus­cri­to ayer en el Par­la­men­to na­va­rro echa al tras­te con una de las su­mas po­si­bles pa­ra la elec­ción de Sán­chez –pro­ba­ble­men­te la más có­mo­da pa­ra él–, que pa­sa­ba por el vo­to a fa­vor de Uni­das Po­de­mos, PNV, Com­pro­mís y el Par­ti­do Re­gio­na­lis­ta de Can­ta­bria (PRC) y la abs­ten­ción de UPN.

El pre­si­den­te de es­ta for­ma­ción, Ja­vier Es­par­za, tras la au­dien­cia con el Rey, ha­bía ofre­ci­do él mis­mo es­ta op­ción, a cam­bio de que se le per­mi­tie­ra go­ber­nar su au­to­no­mía, don­de UPN se pre­sen­tó ba­jo la mar­ca Na­va­rra Su­ma, que en­glo­ba tam­bién a PP y Ciu­da­da­nos.

Y lo que pa­re­cía una sa­li­da se trun­có ayer por de­ci­sión del pro­pio Sán­chez, des­pués de lan­zar men­sa­jes con­tra­dic­to­rios. Pri­me­ro no se res­pal­da­ron los mo­vi­mien­tos pa­ra que Chi­vi­te aca­be sien­do pre­si­den­te, con el ar­gu­men­to in­clu­so de que era más im­por­tan­te la in­ves­ti­du­ra –Car­men Cal­vo lle­gó a ver­ba­li­zar­lo en es­tos tér­mi­nos– y des­pués se ase­gu­ró que la lí­der del PSN te­nía to­da la «le­gi­ti­mi­dad» pa­ra in­ten­tar­lo.

El fra­ca­so de es­ta al­ter­na­ti­va pa­ra la in­ves­ti­du­ra, se­gún fuen­tes so­cia­lis­tas, ra­di­ca en que UPN no ofre­cía ga­ran­tías de que su coa­li­ción con PP y Cs pu­die­ra man­te­ner­se si Es­par­za ne­ce­si­ta­ba, tan­to pa­ra ser de­sig­na­do co­mo pa­ra go­ber­nar, la abs­ten­ción del PSN. Pe­ro, so­bre to­do, por la ne­ga­ti­va de los so­cia­lis­tas na­va­rros a es­ta ope­ra­ción.

Otras fuen­tes del PSOE con­si­de­ran tam­bién que es­ta vía re­sul­ta­ba inope­ran­te por­que su­po­nía la hui­da del PNV de la su­ma.

En to­do ca­so al ce­gar es­ta po­si­bi­li­dad a Sán­chez no le que­da más op­cio­nes que lo­grar la abs­ten­ción de ERC o de Bil­du o con­se­guir que lo ha­gan PP y Ciu­da­da­nos, que se nie­gan en re­don­do. La ayu­da de in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes y vas­cos es jus­to lo que el PSOE de­cía que que­ría evi­tar. Han si­do cons­tan­tes las de­cla­ra­cio­nes de miem­bros del Go­bierno y del par­ti­do ex­pre­san­do su vo­lun­tad de no te­ner que «de­pen­der» de los se­pa­ra­tis­tas. Pe­se a ello la se­ma­na pa­sa­da esa po­si­ción ya cam­bió y en la reunión que la por­ta­voz so­cia­lis­ta, Adria­na Las­tra, man­tu­vo con su ho­mó­lo­go de ERC, Gabriel Ru­fián, pi­dió su abs­ten­ción.

Só­lo con que se abs­tu­vie­ran los 4 dipu­tados de Bil­du Sán­chez ya po­dría su­pe­rar la in­ves­ti­du­ra. Pe­ro el PSOE ase­gu­ra que no ne­go­cia­rá con ellos aun­que han acep­ta­do la pre­sen­cia de los aber­tza­les en la Me­sa del Par­la­men­to na­va­rro. Lo mis­mo se ha di­cho de ERC, con la sal­ve­dad de que los in­de­pen­den­tis­tas no pa­re­cen par­ti­da­rios de ha­cer na­da de ma­ne­ra gra­tui­ta.

La úl­ti­ma de las op­cio­nes, y la que pa­re­ce más com­pli­ca­da, es que se abs­ten­ga PP o Cs. El PSOE no les ofre­ce nin­gún in­cen­ti­vo pa­ra ello, más allá de que no ha­ya nue­vas elec­cio­nes y co­mien­ce la le­gis­la­tu­ra. Es­to es pa­ra los so­cia­lis­tas el ar­gu­men­to de pe­so que de­be­ría fa­ci­li­tar la in­ves­ti­du­ra de Sán­chez.

Mien­tras, el pre­si­den­te en fun­cio­nes tra­ta de fra­guar un acuer­do con Uni­das Po­de­mos que con­lle­va tam­bién mu­chas di­fi­cul­ta­des por­que él ofre­ce car­gos en pues­tos in­ter­me­dios del Go­bierno y Pa­blo Igle­sias in­sis­te en que de­ben ser Mi­nis­te­rios. El PNV ya ha tras­la­da­do su lis­ta de pe­ti­cio­nes.

Una vez que los so­cia­lis­tas pue­dan ar­mar es­ta mí­ni­ma ma­yo­ría, de­be­rán lo­grar que ha­ya mo­vi­mien­tos en el blo­que del no que in­te­gran en es­tos mo­men­tos los si­guien­tes par­ti­dos: PP, Cs, JxCat, ERC, Bil­du, UPN y Coa­li­ción Ca­na­ria. Úni­ca­men­te el pa­so a la abs­ten­ción de uno de ellos pue­de dar a Sán­chez la in­ves­ti­du­ra. El PSOE ya ha ame­na­za­do con for­zar la vo­ta­ción aun­que no ten­ga to­dos los apo­yos cla­ros. Y que se de­ci­da en ese mo­men­to. La al­ter­na­ti­va a que no sea ele­gi­do, re­cuer­dan, son nue­vas elec­cio­nes.

EFE

El pre­si­den­te del Go­bierno en fun­cio­nes, Pe­dro Sán­chez, en un ac­to de Fe­li­pe VI ayer en el Pa­la­cio Real.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.