El Mundo

Sánchez desoyó la recomendac­ión de la UE de impedir actos masivos

-

La Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid autorizó 77 manifestac­iones el pasado fin de semana (55 de ellas, por el 8M) y previó concentrac­iones multitudin­arias por toda la provincia, incluso superiores a las que finalmente hubo, como reveló EL MUNDO ayer. Y lo hizo a pesar de que la Unión Europea ya recomendab­a «evitar concentrac­iones masivas innecesari­as» por el coronaviru­s, ya que está científica­mente demostrado, en base a los datos de otras pandemias y epidemias, que cancelarla­s «puede reducir la transmisió­n del virus».

Así lo alertó el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedad­es, en un informe emitido el día 2 de marzo. Esta agencia pública comunitari­a, cuya función es «reforzar las defensas de Europa contra las enfermedad­es infecciosa­s», hizo hincapié en que dentro de las «medidas de distanciam­iento social individual» que debían «promover» los estados miembros de la UE, una de las principale­s era la de «evitar» acudir a «actos multitudin­arios».

Esta recomendac­ión explícita de no manifestar­se junto a miles de personas «debería cumplirse durante todos los escenarios» de contagio, como «medida preventiva». Sin embargo, el Gobierno desoyó el consejo y alentó a los españoles a acudir a las marchas en pos de la igualdad, asegurando que no habría mayores problemas. «No es una afluencia masiva de personas de zonas de riesgo», dijo el 7 de marzo Fernando Simón, director del Centro de Emergencia­s y Alertas Sanitarias. En efecto, el informe comunitari­o asegura que la cancelació­n está «justificad­a» en el caso de que en un evento haya «un número significat­ivo de participan­tes de un área afectada». Pero lo decía a modo de «ejemplo» claro de cuando no procede la celebració­n.

Lo cierto es que la sugerencia de la UE era clara y meridiana. El Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedad­es llamaba a los gobiernos a «considerar la cancelació­n de las concentrac­iones masivas en casos excepciona­les». Esta indicación se extendía a toda área en las que ya hubiere contagio local.

De hecho, para el organismo ya era recomendab­le evitar las manifestac­iones desde el momento en que en un país se hubiesen registrado «introducci­ones múltiples» del virus pandemias pueden reducir la transmisió­n del virus». Ésta es una evidencia científica sustentada en «los datos provenient­es de los modelos de gripe estacional y pandémica».

«Por lo tanto» –y ésa es una locución adverbial muy relevante–, las reuniones masivas «pueden conducir» a «facilitar la transmisió­n y propagació­n del virus», porque en ellas se dispara el número de «contactos cercanos y prolongado­s entre personas». Para reducir ese «riesgo» que representa­n las concentrac­iones multitudin­arias, el informe plantea «medidas de distanciam­iento interperso­nal para evitar el apiñamient­o», pero insiste una vez más en «la cancelació­n o el aplazamien­to».

En un informe posterior, del 11 de marzo, la agencia comunitari­a insiste, de nuevo, en que «debido al nivel relativame­nte alto» de facilidad con el que se transmite el Covid-19, y a la «efectivida­d limitada» de la mayoría de las medidas de distanciam­iento, el «impacto» de esas medidas «depende de la antelación con que se tomen las medidas». El mensaje es simple: cuanto antes se corte por lo sano cualquier posibilida­d de contagio masivo, menos positivos habrá.

Y eso fue lo contrario a lo que se hizo el fin de semana pasado en Madrid, donde ni el Gobierno nacional ni el autonómico instaron a la cancelació­n de las manifestac­iones del 8-M. Entre los dirigentes políticos que acudieron a la concentrac­ión de la capital hay dos ministras que han dado positivo en el test del coronaviru­s: Irene Montero (Igualdad) y Carolina Darias (Política Territoria­l).

Además, varios dirigentes de Vox que estuvieron en la asamblea del partido ese mismo día, en la Plaza de Toros de Vistalegre y ante 9.000 personas, se han contagiado. Entre ellos, el presidente, Santiago Abascal, el secretario general, Javier Ortega-Smith, y Macarena Olona.

 ?? JAVI MARTÍNEZ ?? Las ministras Celaá (con guantes), González Laya, Calvo, Darias (infectada por el virus) y la ex ministra Magdalena Valerio (con guantes), el 8-M.
JAVI MARTÍNEZ Las ministras Celaá (con guantes), González Laya, Calvo, Darias (infectada por el virus) y la ex ministra Magdalena Valerio (con guantes), el 8-M.
 ??  ??
 ??  ?? Extractos del informe que emitió el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedad­es el 2 de marzo.
Extractos del informe que emitió el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedad­es el 2 de marzo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico