«La es­tra­te­gia era usar el ‘ca­so Vi­lla­re­jo’ pa­ra be­ne­fi­cio po­lí­ti­co»

CALVENTE RE­VE­LA AL JUEZ QUE IGLE­SIAS Y MON­TE­RO URDIERON EL ‘CA­SO DINA’ El ex abo­ga­do de Po­de­mos de­cla­ra que fue un «mon­ta­je» idea­do por el vi­ce­pre­si­den­te, la mi­nis­tra, Ma­yo­ral y Del Ol­mo

El Mundo - - PORTADA - MA­NUEL MARRACO ÁN­GE­LA MARTIALAY MA­DRID

De­nun­cia ha­ber su­fri­do aco­so y el juez en­vía a An­ti­co­rrup­ción las cam­pa­ñas de di­fa­ma­ción or­ques­ta­das por Po­de­mos La Fis­ca­lía pi­de que Dina y su ma­ri­do vuel­van a tes­ti­fi­car pa­ra que acla­ren su pa­pel en el es­cán­da­lo de la tar­je­ta

El ex coor­di­na­dor del equi­po le­gal de Po­de­mos Jo­sé Ma­nuel Calvente de­cla­ró ayer en la Au­dien­cia Na­cio­nal

que el ca­so Dina lo idea­ron los in­te­gran­tes de la cú­pu­la del par­ti­do pa­ra sa­car ré­di­to elec­to­ral co­mo víc­ti­mas de las cloa­cas del Es­ta­do. El abo­ga­do de­fi­nió el ca­so co­mo un «mon­ta­je» y una «pa­tra­ña» y re­la­tó al juez Gar­cía Cas­te­llón que du­ran­te es­tos me­ses ha si­do aco­sa­do por «la gue­rri­lla de Po­de­mos».

Calvente de­fien­de ade­más que

Po­de­mos y Dina Bous­sel­ham «ocul­ta­ron» al juez que las capturas de pan­ta­lla del mó­vil de Igle­sias fue­ron di­fun­di­das por su pro­pio entorno.

El ca­so Dina es un «mon­ta­je» que urdieron el lí­der de Po­de­mos, Pa­blo Igle­sias, junto a Ire­ne Mon­te­ro, Ra­fael Ma­yo­ral y Juan­ma Del Ol­mo. Esa es la te­sis que de­fen­dió ayer en la Au­dien­cia Na­cio­nal el ex coor­di­na­dor del equi­po le­gal de la for­ma­ción Jo­sé Ma­nuel Calvente.

El abo­ga­do re­la­tó al ma­gis­tra­do Ma­nuel Gar­cía Cas­te­llón que, se­gún sus in­for­ma­cio­nes, esos cua­tro di­ri­gen­tes for­ma­ron una es­pe­cie de «ga­bi­ne­te de cri­sis» de la que sa­lió la de­ci­sión de pre­sen­tar co­mo una cam­pa­ña de las cloa­cas del Es­ta­do con­tra Po­de­mos el ro­bo del mó­vil de la ase­so­ra de Igle­sias Dina Bous­sel­ham y la di­fu­sión pos­te­rior de su con­te­ni­do.

«Miem­bros del equi­po le­gal me con­fir­man que exis­te un ga­bi­ne­te de cri­sis pa­ra ges­tio­nar to­do es­to del ca­so Vi­lla­re­jo, for­ma­do por cua­tro per­so­nas que son las que lo ar­ti­cu­lan. Ahí es­tán Igle­sias, Mon­te­ro, Del Ol­mo y Ma­yo­ral», de­cla­ró ayer Calvente cuan­do se le pi­dió que pre­ci­sa­ra quién es­ta­ba de­trás de la «pa­tra­ña» a la que se ha­bía re­fe­ri­do. «Ellos di­se­ñan to­da la es­tra­te­gia, que es muy sen­ci­lla: va­mos a usar el ca­so Vi­lla­re­jo pa­ra be­ne­fi­cio po­lí­ti­co», aña­dió, se­gún va­rias fuen­tes pre­sen­tes en la de­cla­ra­ción.

El juez Ma­nuel Gar­cía Cas­te­llón, res­pon­sa­ble de to­das las cau­sa de­ri­va­das del ca­so Vi­lla­re­jo, acor­dó ci­tar a Calvente co­mo tes­ti­go tras la pu­bli­ca­ción de una en­tre­vis­ta en EL MUN­DO en la que afir­ma­ba ro­tun­da­men­te que una de las pie­zas se­pa­ra­das, el ca­so Dina, era «un mon­ta­je».

En su de­cla­ra­ción por vi­deo­con­fe­ren­cia des­de Bar­ce­lo­na, el le­tra­do ex­pli­có que el ob­je­ti­vo de la ma­nio­bra de la cú­pu­la de Po­de­mos era sa­car ré­di­to elec­to­ral a una te­sis: el par­ti­do era víctima de una ope­ra­ción de las cloa­cas del Es­ta­do pa­ra mi­nar su ima­gen.

Calvente ex­pli­có al juez que él pu­so re­pa­ros a esa ini­cia­ti­va. Sus re­ce­los los res­pal­dó al­gún otro miem­bro del equi­po ju­rí­di­co, que ne­gó que de­trás pu­die­ran es­tar «Co­si­dó o Fer­nán­dez Díaz», en re­fe­ren­cia al ex di­rec­tor de la Po­li­cía y al ex mi­nis­tro del In­te­rior con el PP. El mo­ti­vo es que ellos no ha­brían sa­ca­do só­lo unos men­sa­jes que eran «ton­te­rías» y des­pués de las elec­cio­nes. Ha­brían ido «con to­do» y an­tes de las ci­tas elec­to­ra­les.

Pe­ro esa ver­sión no cua­jó en Po­de­mos. «Me res­pon­die­ron que es que se que­ría ha­cer un te­ma me­diá­ti­co del asun­to». Aña­dió que en Po­de­mos con­si­de­ra­ban que el ca­so po­día ser «muy ju­go­so» y que tam­bién es­ta­ban in­tere­sa­dos en fre­nar has­ta des­pués de las elec­cio­nes una sen­ten­cia del Su­pre­mo vin­cu­la­da al asun­to y que pre­veían des­fa­vo­ra­ble.

Se­gún el tes­ti­go, la de­cla­ra­ción de Igle­sias co­mo per­ju­di­ca­do en la Au­dien­cia Na­cio­nal no fue «ve­raz». «Igle­sias ha men­ti­do, no ha di­cho to­da la ver­dad. Di­jo aquí que era una cam­pa­ña de las cloa­cas pa­ra per­ju­di­car­le. Esa de­cla­ra­ción no es ve­raz. Cuan­do la vi, con­fir­mé que to­do es­to era un mon­ta­je», di­jo Calvente al juez, se­gún fuen­tes pre­sen­tes en la com­pa­re­cen­cia.

Tam­bién de­cla­ró que el lí­der de Po­de­mos y Bous­sel­ham «ocul­ta­ron» al ma­gis­tra­do que sa­bían que las capturas de pan­ta­lla del mó­vil que sa­lie­ron en la pren­sa las ha­bía he­cho y di­fun­di­do la pro­pia ase­so­ra de Igle­sias. En el equi­po le­gal

«Me di­je­ron que se que­ría ha­cer un te­ma me­diá­ti­co del asun­to», de­cla­ra Calvente

de Po­de­mos so­pe­sa­ron que fue­ra «una ven­gan­za sen­ti­men­tal» de ella o una ma­nio­bra con­tra Igle­sias de los «erre­jo­nis­tas».

Cuan­do co­no­ció la de­cla­ra­ción de Pa­blo Igle­sias, Jo­sé Ma­nuel Calvente lla­mó «de for­ma in­me­dia­ta» al par­ti­do. «Ya sa­bes có­mo fun­cio­na es­to», le res­pon­die­ron, se­gún re­la­tó ayer al juez.

La de­cla­ra­ción de Calvente lle­ga des­pués de que el ma­gis­tra­do y la Fis­ca­lía ha­yan va­ria­do tam­bién su im­pre­sión ini­cial del ca­so, que ha bas­cu­la­do en con­tra de Igle­sias y Bous­sel­ham.

Junto a los abo­ga­dos de am­bos, de los impu­tados y de la acu­sa­ción po­pu­lar que ejer­cen Vox y la Aso­cia­ción de Ju­ris­tas Eu­ro­peos Pro Le­ge no es­tu­vie­ron los fis­ca­les ha­bi­tua­les del ca­so. So­bre uno de ellos, Ig­na­cio Stam­pa, pe­sa la sos­pe­cha de ha­ber man­te­ni­do una re­la­ción de­ma­sia­do pró­xi­ma a la abo­ga­da de Bous­sel­ham. Ayer le sus­ti­tu­yó el je­fe de la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción, Ale­jan­dro Lu­zón.

La Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción ha so­li­ci­ta­do al ti­tu­lar del Juz­ga­do Cen­tral de Ins­truc­ción Nú­me­ro 6 que ci­te a de­cla­rar de nue­vo la ex ase­so­ra de Po­de­mos y a su ma­ri­do Ri­car­do de Sa Fe­rrei­ra en se­de ju­di­cial «con el fin de es­cla­re­cer as­pec­tos re­la­cio­na­dos con la pre­sun­ta sus­trac­ción, re­cep­ción y en­vío pa­ra la re­cu­pe­ra­ción de los da­tos de la mi­cro­tar­je­ta SD» de su te­lé­fono mó­vil.

En un es­cri­to, al que ha te­ni­do ac­ce­so EL MUN­DO, los fis­ca­les creen que es ne­ce­sa­rio que am­bos pres­ten de­cla­ra­ción co­mo tes­ti­gos «a par­tir del re­sul­ta­do de las múl­ti­ples di­li­gen­cias prac­ti­ca­das des­de el pa­sa­do mes de ma­yo» cuan­do el juez, a ins­tan­cias del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, re­ti­ró la con­di­ción de per­ju­di­ca­do, y ex­pul­só del pro­ce­di­mien­to, al vi­ce­pre­si­den­te se­gun­do del Go­bierno y lí­der de Uni­das Po­de­mos.

Fuen­tes del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co con­sul­ta­das por es­te pe­rió­di­co no des­car­tan que de­trás de es­ta cau­sa ha­ya una es­tra­te­gia o «mon­ta­je» di­se­ña­do de Uni­das Po­de­mos pa­ra sa­car be­ne­fi­cio elec­to­ral.

Es más, las fuen­tes fis­ca­les con­sul­ta­das ven in­clu­so in­di­cios de de­li­to en la con­duc­ta de Igle­sias por el he­cho de ha­ber­le ocul­ta­do du­ran­te me­ses a Bous­sel­ham que te­nía en su po­der la tar­je­ta de su mó­vil con imá­ge­nes ín­ti­mas.

EFE

El vi­ce­pre­si­den­te se­gun­do del Go­bierno, Pa­blo Igle­sias, y la mi­nis­tra de Igual­dad, Ire­ne Mon­te­ro, son­ríen en el Con­gre­so de los Dipu­tados.

VER­SIÓN CON­FIR­MA­DA. Jo­sé Ma­nuel Calvente con­fir­mó ayer al juez mu­chas de las afir­ma­cio­nes que hi­zo el 2 de agos­to en la en­tre­vis­ta ex­clu­si­va que con­ce­dió a EL MUN­DO. En­tre ellas, que el ‘ca­so Dina’ fue «un mon­ta­je».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.