Multas de has­ta 187.000 eu­ros a las em­pre­sas que no ha­gan pú­bli­cos los suel­dos por sexo

El Go­bierno quie­re obli­gar a las com­pa­ñías a re­du­cir la bre­cha en los sa­la­rios

El Mundo - - Portada - POR CÉ­SAR URRU­TIA /

El Consejo de Mi­nis­tros apro­bó ayer sen­das le­yes por las que las em­pre­sas es­ta­rán obli­ga­das a adap­tar sus re­gis­tros sa­la­ria­les y a rea­li­zar au­di­to­rías re­tri­bu­ti­vas en el pla­zo de seis me­ses pa­ra cum­plir con la nue­va nor­ma­ti­va que pre­ten­de re­du­cir la bre­cha sa­la­rial en­tre hom­bres y mu­je­res. Los nue­vos de­cre­tos coin­ci­den con la en­tra­da en vi­gor de la ley del te­le­tra­ba­jo, que lle­va­rá a em­pre­sas y trabajador­es a pac­tar las con­di­cio­nes en las que se desa­rro­lla el mis­mo.

Las nor­mas re­la­ti­vas a igual­dad han si­do pre­sen­ta­das por Yo­lan­da Díaz, mi­nis­tra de Tra­ba­jo, e Ire­ne Mon­te­ro, mi­nis­tra de Igual­dad. La re­gu­la­ción, que en­tra­ría en vi­gor el pró­xi­mo mes de abril, obli­ga a las em­pre­sas a cum­plir con me­ca­nis­mos de trans­pa­ren­cia sa­la­rial ac­ce­si­bles a los trabajador­es a tra­vés de sus re­pre­sen­tan­tes.

«Se aca­bó que en las em­pre­sas las mu­je­res no po­da­mos ejer­cer los de­re­chos de ciu­da­da­nía», ex­pli­có la responsabl­e de Tra­ba­jo. Se­gún Díaz, la bre­cha sa­la­rial en Es­pa­ña ronda el 22% y, en mu­chos ca­sos, no se pue­de re­vi­sar dón­de es­tán esas de­sigual­da­des. La nor­ma fue dis­cu­ti­da en el seno del diá­lo­go so­cial con sin­di­ca­tos y em­pre­sa­rios.

Sin em­bar­go, a di­fe­ren­cia de tan­tos otros acuer­dos a los que se ha lle­ga­do en es­te fo­ro des­de co­mien­zos de año, no hu­bo una­ni­mi­dad, al es­tar los em­pre­sa­rios en desacuer­do con la vía ele­gi­da por

Go­bierno y sin­di­ca­tos pa­ra im­plan­tar la igual­dad en las em­pre­sas. En las patronales CEOE y Cepy­me cre­ce des­de ha­ce tiem­po la idea de que, si bien el Go­bierno pa­re­ce ha­ber de­ci­di­do no des­mon­tar la re­for­ma la­bo­ral con una so­la iniciativa, ha op­ta­do por ha­cer­lo a ba­se de in­tro­du­cir nor­mas en sus de­cre­tos so­bre ma­te­rias que van so­ca­van­do el actual mar­co.

Díaz, que con­si­de­ra que los tra­ba­jos ejer­ci­dos por las mu­je­res

Se san­cio­na­rá con has­ta 187.000 eu­ros a quie­nes no cum­plan la nor­ma

«son los peor va­lo­ra­dos y re­tri­bui­dos en el conjunto de la so­cie­dad», avan­zó que con los re­gis­tros sa­la­ria­les «aflo­ra­rá la de­sigual­dad», y que es­ta he­rra­mien­ta per­mi­ti­rá a los trabajador­es de­nun­ciar a la Ins­pec­ción de Tra­ba­jo prác­ti­cas que pue­den con­lle­var multas de has­ta 187.000 eu­ros pa­ra las em­pre­sas.

La nor­ma­ti­va exi­ge a las com­pa­ñías una po­lí­ti­ca proac­ti­va por la igual­dad a tra­vés de la ela­bo­ra­ción, jun­to a los re­pre­sen­tan­tes de los trabajador­es, de pla­nes de igual­dad en los que se acuer­de un diag­nós­ti­co de la si­tua­ción y se to­men me­di­das. El Real De­cre­to obli­ga a pre­sen­tar­los en em­pre­sas con más de 50 trabajador­es, cual­quie­ra que sea el nú­me­ro de cen­tros de tra­ba­jo o la for­ma de con­tra­ta­ción, y es­ta­rán vi­gen­tes por un máximo de cua­tro años. De­ben in­for­mar de la cla­si­fi­ca­ción pro­fe­sio­nal de la plan­ti­lla en fun­ción de su gé­ne­ro, de la for­ma­ción que ofre­ce la em­pre­sa y que jus­ti­fi­que la se­lec­ción del per­so­nal o de la pro­mo­ción pro­fe­sio­nal, y de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo, in­clui­da la au­di­to­ría sa­la­rial en­tre mu­je­res y hom­bres. Tam­bién de­ben con­tem­plar las re­tri­bu­cio­nes, la in­fra­rre­pre­sen­ta­ción fe­me­ni­na si la hu­bie­ra, y los pla­nes de pre­ven­ción del aco­so sexual y por ra­zón de sexo.

EFE

Las mi­nis­tras Yo­lan­da Díaz (iz­da.), Ma­ría Je­sús Mon­te­ro (cen­tro) e Ire­ne Mon­te­ro, ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.