Arri­ma­das: «El se­pa­ra­tis­mo ha en­te­rra­do sus po­si­bi­li­da­des»

Ice­ta insta a «no pro­vo­car» de nue­vo el 155 y Albiol avi­sa: «No tro­cea­rán Es­pa­ña»

El Mundo - - ESPAÑA - JA­VIER OMS

Con la in­ves­ti­du­ra de Quim To­rra ga­ran­ti­za­da, la opo­si­ción en el Par­la­ment se cen­tró ayer en pro­nos­ti­car «los tiem­pos di­fí­ci­les» que creen que es­pe­ran a Ca­ta­lu­ña. En uno de los au­gu­rios que más aplau­sos le­van­ta­ron en el la­do cons­ti­tu­cio­na­lis­ta del he­mi­ci­clo, Inés Arri­ma­das en­frió cual­quier op­ti­mis­mo en­tre el so­be­ra­nis­mo: «Si al­gu­na vez el in­de­pen­den­tis­mo pen­sa­ba que te­nía al­gu­na po­si­bi­li­dad de sa­lir­se con la su­ya, hoy la en­tie­rran con es­te se­ñor».

La le­gis­la­tu­ra que aho­ra em­pie­za pro­me­te con ser un con­ti­nuo to­ma y da­ca en­tre Arri­ma­das y el pre­si­dent To­rra. Co­mo ha cer­ti­fi­ca­do la lí­der de la opo­si­ción du­ran­te los dos de­ba­tes de in­ves­ti­du­ra, los ar­tícu­los de tin­tes su­pre­ma­cis­tas del pre­si­dent elec­to se­rán los que guíen sus pa­sos. Ayer hi­zo un re­pa­so de al­gu­nos de ellos –en es­pe­cial uno en el que se com­pa­ra­ba a los es­pa­ño­les con «bes­tias con for­ma hu­ma­na»– an­tes de des­car­tar cual­quier en­ten­di­mien­to con al­guien que cree que be­be de teo­rías «vi­vi­das en Eu­ro­pa en el pa­sa­do». La lí­der de Ciu­da­da­nos equi­pa­ró las ideas de To­rra con los to­ta­li­ta­ris­mos que arra­sa­ron el con­ti­nen­te a me­dia­dos del si­glo XX. Le im­pu­tó un «na­cio­na­lis­mo iden­ti­ta­rio y ex­clu­yen­te», le ta­chó de de­fen­sor de la «xe­no­fo­bia» y la­men­tó que, en su es­tra­te­gia de crear ór­ga­nos pa­ra­le­los y fue­ra de la le­ga­li­dad, quie­ra «des­truir las ins­ti­tu­cio­nes ca­ta­la­nas en vez de re­cu­pe­rar­las».

Arri­ma­das qui­so evi­den­ciar la dis­tan­cia con To­rra con un ofre­ci­mien­to a to­do el ar­co par­la­men­ta­rio, ex­cep­to al Go­vern. Ten­dió la mano pa­ra lle­gar a acuer­dos en ma­te­ria so­cial, aun­que du­dó de que pue­da ha­cer­lo con los nom­bres que ocu­pen el Eje­cu­ti­vo de To­rra. «Me en­can­ta­ría, pe­ro con us­ted creo que va a ser muy di­fí­cil, pe­ro mu­cho. Só­lo hay que sa­ber lo que pien­sa de mi­llo­nes de no­so­tros». Tras ase­gu­rar que la in­de­pen­den­cia «no so­lu­cio­na­rá los pro­ble­mas de los catalanes», aca­bó con una sen­ten­cia: «La Re­pú­bli­ca no va a lle­gar».

Mi­quel Ice­ta, pri­mer se­cre­ta­rio del PSC, se reivin­di­có de nue­vo co­mo la cen­tra­li­dad del Par­la­ment. Ofre­ció apo­yo al go­bierno de Quim To­rra, siem­pre y cuan­do aban­do­ne el desafío a la le­ga­li­dad del pro­cés. «El PSC res­pe­ta­rá la le­gi­ti­mi­dad del pre­si­dent, siem­pre que su ejer­ci­cio se pro­duz­ca en el mar­co de la le­ga­li­dad», ase­gu­ró an­tes de enu­me­rar los pa­sos que rom­pe­rán cual­quier acer­ca­mien­to de los so­cia­lis­tas catalanes. «Ni pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te ni pro­yec­to de cons­ti­tu­ción ca­ta­la­na tie­nen ca­bi­da», y ad­vir­tió so­bre el ries­go que co­rre To­rra si man­tie­ne la vía uni­la­te­ral:

«No que­rría­mos que su pre­si­den­cia fue­ra la zo­na ce­ro de las ins­ti­tu­cio­nes del au­to­go­bierno».

Cues­tio­na­dos por los se­ce­sio­nis­tas por el apo­yo del PSOE al 155, Ice­ta tam­bién re­co­men­dó no agi­tar de nue­vo el avis­pe­ro ca­ta­lán pa­ra que el Go­bierno, aho­ra dis­pues­to a aca­bar con la intervención, no apli­que de nue­vo es­te ar­tícu­lo de la Cons­ti­tu­ción. «Se lo di­ré de otra for­ma: co­mo no que­rría­mos que el ar­tícu­lo 155 se tu­vie­ra que apli­car nue­va­men­te, les ani­ma­mos a que no lo vuel­van a pro­vo­car».

Co­mo el res­to de par­ti­dos, el PSC en­con­tró en los tex­tos de To­rra otra puer­ta pa­ra la crí­ti­ca. En su ca­so, de for­ma di­rec­ta. El pre­si­dent elec­to ta­cha al PSC en un ar­tícu­lo pu­bli­ca­do en 2011 en la web El Sin­gu­lar de «ra­za». Ice­ta pre­gun­tó des­de la tri­bu­na a To­rra: «¿Es et­ni­cis­mo o no?, ¿es su­pre­ma­cis­mo o no?, ¿qué de­mo­nios es es­to?». Y zan­jó: «Si si­gue pen­san­do lo que de­cía o es­cri­bía, no pue­de ser el pre­si­den­te de to­dos los catalanes».

Los co­mu­nes –mar­ca en la que con­flu­ye Po­de­mos– fue­ron más sua­ves en las formas, pe­ro no en el fon­do. En su intervención, su lí­der, Xa­vier Do­mè­nech, se li­mi­tó a si­tuar­le en el «na­cio­na­lis­mo con­ser­va­dor» pa­ra po­ner un es­pe­jo fren­te a ERC y la CUP. A am­bos par­ti­dos les afeó que in­vis­tan a un pre­si­dent de de­re­chas y no ha­yan si­do ca­pa­ces de pre­sen­tar a un can­di­da­to de iz­quier­das. «Han te­ni­do cin­co me­ses pa­ra ha­cer las co­sas in­fi­ni­ta­men­te me­jor».

Por su pa­te, Xa­vier Gar­cía Albiol fue uno de los más con­tun­den­tes en cuan­to a las con­se­cuen­cias de man­te­ner el rum­bo del pro­cés. El lí­der del PP avi­só de que, aun­que el Go­bierno le­van­te el 155, el pre­si­den­te Ra­joy «no se va a que­dar sentado a ne­go­ciar có­mo se tro­cea Es­pa­ña».

AFP

Xa­vier Gar­cía Albiol, ayer, en el Par­la­ment.

REUTERS

Mi­quel Ice­ta in­ter­vie­ne ayer en el Pleno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.