Pro­fe­so­res de uni­ver­si­dad

El Mundo - - OPINIÓN - POR VI­CEN­TE LO­ZANO

EL CA­SO del más­ter de Cris­ti­na Ci­fuen­tes ha des­ta­pa­do un ti­po de red clien­te­lar que exis­te en la uni­ver­si­dad pú­bli­ca es­pa­ño­la. La que mon­ta el di­rec­tor de un de­par­ta­men­to o de un ins­ti­tu­to que or­ga­ni­za su pro­pio reino. Allí da cla­se y pro­mo­cio­na quien es ami­go del di­rec­tor, sin aten­der a mé­ri­tos. Se crean más­te­res, se ex­pi­den tí­tu­los y has­ta es po­si­ble que se lle­gue a con­tar con al­gún ti­po de pre­su­pues­to au­tó­no­mo del que no tie­ne que dar cuen­ta a na­die.

To­do es­to exis­te, es cier­to. Pe­ro afor­tu­na­da­men­te no to­da la uni­ver­si­dad pú­bli­ca es­pa­ño­la es

así. Hay pro­fe­so­res que tra­ba­jan día a día en pro de sus alum­nos, exis­ten de­par­ta­men­tos en los que se in­ves­ti­ga y se pu­bli­can los re­sul­ta­dos, en los que se doc­to­ran de ver­dad los alum­nos. Hay ins­ti­tu­tos que es­tu­dian soluciones pa­ra pro­ble­mas que les plan­tean em­pre­sas con­cre­tas y pro­fe­so­res que sa­len de Es­pa­ña a tra­ba­jar con co­le­gas de otras uni­ver­si­da­des.

Es cier­to que en tér­mi­nos ge­ne­ra­les, la uni­ver­si­dad es­pa­ño­la no es­tá en­tre las me­jor cla­si­fi­ca­das del mun­do. Pe­ro tam­bién lo es que en de­ter­mi­na­dos cam­pos, fa­cul­ta­des de nues­tro país com­pi­ten con sus ho­mó­lo­gas

in­ter­na­cio­na­les. Hay ejem­plos. La Po­li­téc­ni­ca de Ma­drid es la quin­ta en In­ge­nie­ría Ci­vil del mun­do, se­gún el ránking de Shang­hai; la Uni­ver­si­dad de Can­ta­bria es­tá la sex­ta en In­ge­nie­ría Ma­ri­na y Ocea­no­grá­fi­ca; la Uni­ver­si­dad de Gra­na­da es la undécima en Do­cu­men­ta­ción y Bi­blio­te­co­no­mía...

Es de­cir, el mo­de­lo uni­ver­si­ta­rio es­pa­ñol es ca­paz de lo me­jor y de lo peor. Ciu­da­da­nos ha pre­sen­ta­do una pro­po­si­ción de ley pa­ra re­for­mar la uni­ver­si­dad pú­bli­ca que tie­ne sen­ti­do. Pe­ro cual­quier cam­bio de­be ba­sar­se la bús­que­da de la ca­li­dad del

pro­fe­so­ra­do. Se tra­ta­ría de evi­tar los pues­tos vi­ta­li­cios –o al me­nos es­ta­ble­cer eva­lua­cio­nes pe­rió­di­cas–, fo­men­tar los con­cur­sos de mé­ri­tos, exi­gir trans­pa­ren­cia en los pro­ce­sos de se­lec­ción, pro­mo­ver la mo­vi­li­dad de los do­cen­tes en­tre uni­ver­si­da­des de den­tro y fue­ra de Es­pa­ña, va­lo­rar la ca­pa­ci­dad de atrac­ción de pro­fe­so­res ex­tran­je­ros. Y pri­mar la co­ne­xión en­tre la do­cen­cia y el desem­pe­ño pro­fe­sio­nal en em­pre­sas. Los do­cen­tes com­pro­me­ti­dos es­tán de acuer­do con es­te ti­po de pro­pues­tas.

@vi­cen­te­lo­zano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.