LAS SUPERBACTERIAS MATAN 30 VE­CES MÁS QUE EL TRÁ­FI­CO

Aler­ta sa­ni­ta­ria. El mal uso de los an­ti­bió­ti­cos ha­ce que los pa­tó­ge­nos re­sis­ten­tes a es­tos me­di­ca­men­tos pro­vo­quen la muer­te de cer­ca de 35.000 per­so­nas ca­da año y su­pon­gan el 30% de las es­tan­cias hos­pi­ta­la­rias en Es­pa­ña

El Mundo - - PAPEL - POR CRISTINA G. LUCIO

Hay una ame­na­za que mata 30 ve­ces más que los ac­ci­den­tes de trá­fi­co y a la que no es­ta­mos pres­tan­do la su­fi­cien­te aten­ción. Son las superbacterias, pa­tó­ge­nos mul­ti­rres­ten­tes a los fár­ma­cos que, ca­da año, pro­vo­can el fa­lle­ci­mien­to de unas 35.000 per­so­nas en Es­pa­ña, se­gún de­nun­cia la So­cie­dad Es­pa­ño­la de En­fer­me­da­des In­fec­cio­sas y Mi­cro­bio­lo­gía Clí­ni­ca (SEIMC). «Es un gra­ve pro­ble­ma de sa­lud pú­bli­ca y no se es­tán to­man­do me­di­das pa­ra ata­jar­lo», se­ña­la Julio García Rodríguez, por­ta­voz de la SEIMC, que ha pre­sen­ta­do es­te jue­ves los da­tos de un re­gis­tro hos­pi­ta­la­rio de pa­cien­tes afec­ta­dos por bac­te­rias mul­ti­rre­sis­ten­tes en nues­tro país.

Se­gún los da­tos del tra­ba­jo, en el que han par­ti­ci­pa­do 82 cen­tros sa­ni­ta­rios y en el que han co­la­bo­ra­do la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Far­ma­cia Hos­pi­ta­la­ria, la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Me­di­ci­na Pre­ven­ti­va, el Fo­ro Es­pa­ñol de Pa­cien­tes y la Alian­za Ge­ne­ral de Pa­cien­tes, en Es­pa­ña po­dría ha­ber has­ta 180.600 pa­cien­tes anua­les afec­ta­dos por pa­tó­ge­nos mul­ti­rre­sis­ten­tes. De es­tos en­fer­mos, 35.400 no po­drían su­pe­rar la in­fec­ción de es­tas superbacterias –que no res­pon­den a la ma­yo­ría o a nin­guno de los tra­ta­mien­tos dis­po­ni­bles– y ter­mi­na­rían fa­lle­cien­do, se­ña­la el in­for­me. Los es­pe­cia­lis­tas en in­fec­cio­sas han ob­te­ni­do es­tos da­tos tras re­gis­trar las in­fec­cio­nes mul­ti­rre­sis­ten­tes de­tec­ta­das en­tre el 12 y el 18 de mar­zo de es­te año en 82 cen­tros es­pa­ño­les –que re­pre­sen­tan apro­xi­ma­da­men­te el 30% de las es­tan­cias hos­pi­ta­la­rias– y ana­li­zar los fa­lle­ci­mien­tos su­ce­di­dos en la mues­tra a los 30 días del con­trol.

Des­pués, han he­cho una ex­tra­po­la­ción de los da­tos ob­te­ni­dos pa­ra es­ti­mar las ci­fras anua­les por­que «no exis­ten da­tos epi­de­mio­ló­gi­cos» que per­mi­tan ofre­cer una pa­no­rá­mi­ca de la si­tua­ción. Los re­gis­tros ob­te­ni­dos han pues­to de ma­ni­fies­to que, en el me­dio hos­pi­ta­la­rio –don­de más fá­cil es su trans­mi­sión–, las bac­te­rias re­sis­ten­tes más fre­cuen­tes son ba­ci­los Gram ne­ga­ti­vos que con­si­guen ser in­mu­nes a múl­ti­ples an­ti­bió­ti­cos, co­mo Es­che­ri­chia co­li, Pseu­do­mo­nas ae­ru­gi­no­sa o Kleb­sie­lla pneu­mo­niae, se­ña­lan des­de la SEIMC.

«Es­ta­mos ha­blan­do de unas ci­fras 30 ve­ces su­pe­rio­res a las de los ac­ci­den­tes de trá­fi­co. Es un pro­ble­ma de tal ca­li­bre que exi­ge una apues­ta fir­me, un com­pro­mi­so», se­ña­la García Rodríguez, quien la­men­ta que pe­se a que exis­te des­de ha­ce cua­tro años un Plan Na­cio­nal de Re­sis­ten­cias a los An­ti­bió­ti­cos, la reali­dad es que «no es­tá sir­vien­do de na­da, ya que no tie­ne do­ta­ción pre­su­pues­ta­ria. Ni si­quie­ra cuen­ta con una asig­na­ción es­pe­cí­fi­ca en los Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do», su­bra­ya. Pa­ra con­tro­lar el avan­ce de las bac­te­rias mul­ti­rre­sis­ten­tes, aña­de García Rodríguez, ha­cen fal­ta va­rios pi­la­res: «En pri­mer lu­gar se ne­ce­si­ta po­ten­ciar la pre­ven­ción», tan­to en el ám­bi­to hos­pi­ta­la­rio co­mo en otros en­tor­nos, pa­ra evi­tar la di­se­mi­na­ción de es­tos pa­tó­ge­nos.

Ade­más, aña­de, tam­bién hay que fo­men­tar los mé­to­dos que per­mi­tan una de­tec­ción pre­coz de una in­fec­ción por bac­te­rias mul­ti­rre­sis­ten­tes. Tam­bién es im­pres­cin­di­ble apos­tar por la in­ves­ti­ga­ción pa­ra en­con­trar nue­vos fár­ma­cos úti­les. Y, por úl­ti­mo, y qui­zás más im­por­tan­te, es fun­da­men­tal ga­ran­ti­zar un uso ade­cua­do de los an­ti­bió­ti­cos, tan­to en per­so­nas, co­mo en las ex­plo­ta­cio­nes ani­ma­les.

«Es­pa­ña ocu­pa el pri­mer lu­gar del mun­do en con­su­mo de an­ti­bió­ti­cos sin nin­gu­na ra­zón epi­de­mio­ló­gi­ca que jus­ti­fi­que es­te con­su­mo», apun­ta el es­pe­cia­lis­ta en Mi­cro­bio­lo­gía. «Es­te abu­so es­tá di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­do con el au­men­to de las re­sis­ten­cias, por lo que es uno de los prin­ci­pa­les fac­to­res que hay que con­tro­lar», re­mar­ca. Ade­más de una fi­nan­cia­ción ade­cua­da, la SEIMC tam­bién reivin­di­ca la im­por­tan­cia de que se re­co­noz­ca la es­pe­cia­li­dad en En­fer­me­da­des In­fec­cio­sas y que no se re­ba­je el pe­rio­do for­ma­ti­vo de la es­pe­cia­li­dad de Mi­cro­bio­lo­gía co­mo un pa­so fun­da­men­tal pa­ra lu­char con­tra las re­sis­ten­cias bac­te­ria­nas. En ese sen­ti­do, exi­ge a la mi­nis­tra de Sa­ni­dad que man­ten­ga la in­de­pen­den­cia de la es­pe­cia­li­dad de Mi­cro­bio­lo­gía (no se in­te­gre con La­bo­ra­to­rio) y que «cum­pla con el man­da­to del Con­gre­so de los Dipu­tados que, en no­viem­bre de 2017, le ins­tó a crear la es­pe­cia­li­dad de En­fer­me­da­des In­fec­cio­sas, con los vo­tos a fa­vor del PP, PSOE, Ciu­da­da­nos, ERC, PNV, Gru­po Mix­to y ni un so­lo vo­to en con­tra».

NIAID / NIH

De­ta­lle de la bac­te­ria ‘Kleb­sie­lla pneu­mo­niae’, cau­san­te de la neu­mo­nía y re­sis­ten­te a los an­ti­bió­ti­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.