Co­lec­ti­vos proeta­rras in­cre­pan en To­lo­sa a las víc­ti­mas del te­rro­ris­mo al gri­to de «fas­cis­tas»

Co­vi­te irrum­pe en un ac­to ‘aber­tza­le’ don­de se exi­gía im­pu­ni­dad pa­ra los ase­si­nos fu­ga­dos

El Mundo - - ESPAÑA - BELÉN FE­RRE­RAS

Con­sue­lo Or­dó­ñez, Paz Prie­to y Con­chi Fer­nán­dez son víc­ti­mas de ETA. La ban­da te­rro­ris­ta ase­si­nó sin pie­dad a su her­mano, a su pa­dre y a su ma­ri­do. Pe­ro ayer era a ellas a las que lla­ma­ban fas­cis­tas. «Fa­xis­tak kan­po­ra», (fue­ra fas­cis­tas), las in­cre­pa­ron cuan­do irrum­pie­ron en un ac­to ce­le­bra­do en la lo­ca­li­dad gui­puz­coa­na de To­lo­sa a fa­vor del regreso a Eus­ka­di de los eta­rras «re­fu­gia­dos y exi­lia­dos» en el ex­tran­je­ro.

Mos­tran­do car­te­les en los que se po­día leer «no­so­tros tam­bién que­re­mos que vuel­van» y «vol­ved, te­néis alo­ja­mien­to y ma­nu­ten­ción gra­tis» [en pri­sión] Con­sue­lo Or­dó­ñez, pre­si­den­ta de Co­vi­te, y las otras víc­ti­mas que le acom­pa­ña­ban, en­tra­ron en la car­pa en la que se es­ta­ba ce­le­bran­do el ac­to or­ga­ni­za­do por la ini­cia­ti­va Ka­le­ra ka­le­ra, vin­cu­la­da a la iz­quier­da aber­tza­le, y en el que se de­fen­día el regreso de los eta­rras hui­dos sin con­se­cuen­cias ju­di­cia­les pa­ra ellos. Es de­cir, en to­tal im­pu­ni­dad.

«Mien­tras exis­tan pre­sos y exi­lia­dos no po­dre­mos ha­blar de con­vi­ven­cia ni nor­ma­li­za­ción en es­te país», se­ña­la­ron. Fren­te a ellos, las víc­ti­mas pe­dían que se ha­ga «jus­ti­cia» y los «cri­mi­na­les pa­guen por sus ase­si­na­tos».

Tras unos pri­me­ros mi­nu­tos en los que los pre­sen­tes –en­tre los que se en­con­tra­ban des­ta­ca­dos ex pre­sos de ETA co­mo Je­sús Ma­ría Za­bar­te, co­no­ci­do co­mo el car­ni­ce­ro de Mon­dra­gón– op­ta­ron por ig­no­rar a las víc­ti­mas, ya den­tro de la car­pa en la que se desa­rro­lla­ba el ac­to em­pe­za­ron a in­cre­par­les con gri­tos co­mo «fa­xis­tak et­xe­ra» (fas­cis­tas a ca­sa), «fas­xis­tas kan­po­ra», (fas­cis­tas fue­ra).

Los mo­men­tos de má­xi­ma ten­sión se vi­vie­ron cuan­do Con­sue­lo Or­dó­ñez se di­ri­gió a la par­te pos­te­rior del es­ce­na­rio pa­ra en­tre­gar un lis­ta­do con los 75 «eta­rras exi­lia­dos» y los asis­ten­tes al ac­to in­ter­pre­ta­ron que las víc­ti­mas pre­ten­dían su­bir al es­ce­na­rio, mo­men­to en el que se pro­du­je­ron al­gu­nos em­pu­jo­nes. «No­so­tros tam­bién que­re­mos que vuel­van a ca­sa pa­ra que pa­guen por sus crí­me­nes», se­ña­ló Or­dó­ñez. Pos­te­rior­men­te, la pre­si­den­ta de Co­vi­te for­ce­jeó con uno de los asis­ten­tes al

ac­to que que­ría im­pe­dir que en­tra­ran en la car­pa, pe­ro la in­ter­ven­ción rá­pi­da de los or­ga­ni­za­do­res evi­tó que hu­bie­ra más con­se­cuen­cias.

«Es­ta­mos aquí pa­ra pe­dir Jus­ti­cia», se­ña­ló la pre­si­den­ta de Co­vi­te, que exi­gió al Go­bierno que pre­sio­ne pa­ra que otros paí­ses no pro­te­jan a «cri­mi­na­les san­gui­na­rios». Con­si­de­ró es­pe­cial­men­te san­gran­te el ca­so de un país eu­ro­peo co­mo Bél­gi­ca. Por ello, pi­dió al Eje­cu­ti­vo de Pe­dro Sán­chez, co­mo le pi­dió al del PP, que «de una vez por to­das de­man­de a Bru­se­las an­te el Tri­bu­nal de Lu­xem­bur­go».

En­tre el lis­ta­do de eta­rras hui­dos que re­co­ge Co­vi­te, fi­gu­ran ex je­fes de ETA co­mo Jo­su Urru­ti­koet­xea, alias Jo­su Ter­ne­ra o Na­ti­vi­dad Jau­re­gui. Tam­bién los ase­si­nos del ma­ri­do de Con­chi Fer­nán­dez, que acom­pa­ñó ayer a Or­dó­ñez a To­lo­sa.

Tras el ac­to, Sor­tu cri­ti­có que Co­vi­te acu­die­ra a «re­ven­tar un ac­to pa­cí­fi­co» y pi­dió a la aso­cia­ción que «de­je de uti­li­zar a las víc­ti­mas con fi­nes par­ti­dis­tas» por­que, las «re­vic­ti­mi­za».

ARA­BA PRESS

Con­sue­lo Or­dó­ñez, ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.