Una ca­tás­tro­fe no tan inevi­ta­ble

• Diez per­so­nas mue­ren y una si­gue des­apa­re­ci­da tras las llu­vias to­rren­cia­les en Ma­llor­ca • Los ve­ci­nos re­cuer­dan los an­te­ce­den­tes y los ex­per­tos la­men­tan que no se adop­ta­ran me­di­das de pre­ven­ción y ad­ver­ten­cia

El Mundo - - ESPAÑA - CAR­MEN MO­RA­LES PUISEGUR

«Fue cues­tión de mi­nu­tos», coin­ci­dían ayer va­rios ve­ci­nos de Sant Llo­re­nç des Car­das­sar. La llu­via em­pe­zó al­re­de­dor de las cua­tro de la tar­de y ho­ras des­pués, la lo­ca­li­dad de 6.000 ha­bi­tan­tes que­da­ba to­tal­men­te arra­sa­da por las trom­bas de agua que des­bor­da­ron el to­rren­te del pue­blo. Al cie­rre de es­ta edi­ción, se la­men­ta­ban diez muer­tes y los efec­ti­vos de emer­gen­cias bus­ca­ban a un ni­ño des­apa­re­ci­do. La lo­ca­li­dad ama­ne­ció de­vas­ta­da por las man­gas de agua pro­ce­den­tes del to­rren­te d’en Be­gu­ra de Sau­ma, des­bor­da­do por la fuer­te tor­men­ta, más de 180 li­tros por me­tros cua­dra­do en un cor­to pe­rio­do y has­ta 300 li­tros al fi­nal de la no­che.

Al­re­de­dor de las seis de la tar­de, se des­bor­dó el cau­dal del to­rren­te e irrum­pió en las ca­lles del pue­blo, que que­dó to­tal­men­te inun­da­do. En las plan­tas ba­jas y mu­chos ne­go­cios, el agua lle­gó a al­can­zar has­ta dos me­tros. Los só­ta­nos, to­tal­men­te anega­dos. Mu­chos ve­ci­nos ob­ser­va­ron es­tu­pe­fac­tos co­mo la fuer­za de la co­rrien­te se lle­va­ba por de­lan­te sus co­ches. El due­ño de una car­pin­te­ría me­tá­li­ca re­la­ta­ba co­mo la trom­ba de agua sa­có el ca­mión de trans­por­te del ta­ller ce­rra­do. Y así, ayer, ca­da ve­cino, na­rra­ba su par­ti­cu­lar via cru­cis.

El re­cuen­to de muer­tes fue pro­gre­si­vo. Los dia­rios de la vís­pe­ra ce­rra­ban sus edi­cio­nes con­ta­bi­li­zan­do só­lo dos fa­lle­ci­dos. Uno de ellos, un oc­to­ge­na­rio, cuan­do no­tó el cor­te de luz, se sen­tó en un si­llón a es­pe­rar que re­gre­sa­se la co­rrien­te eléc­tri­ca y, así, sen­ta­do, lo en­con­tró la trom­ba de agua. So­bre las nue­ve de la ma­ña­na, la tra­ge­dia ya su­ma­ba cin­co víc­ti­mas y nu­me­ro­sos des­apa­re­ci­dos. Al cie­rre de es­ta edi­ción, eran diez los fa­lle­ci­dos, seis hom­bres y cua­tro mu­je­res. En con­cre­to, se­gún avan­za­ba el 112 en su cuen­ta de Twit­ter, tres víc­ti­mas mor­ta­les se ha­lla­ron en Sant Llo­re­nç, tres en S’Illot, dos en Ar­tà y dos en Son Ca­rrió. Sie­te de los fa­lle­ci­dos son es­pa­ño­les, dos un ma­tri­mo­nio bri­tá­ni­co de edad avan­za­da y una mu­jer ho­lan­de­sa.

El úni­co des­apa­re­ci­do, un ni­ño de cin­co años arras­tra­do en el co­che jun­to a su ma­dre -tam­bién muer­ta-, se­guía sin en­con­trar­se. El ser­vi­cio de 112 con­fir­mó que su bús­que­da con­ti­nua­ría du­ran­te to­da la no­che y se cen­tra­ría en la zo­na de S’Illot. En con­cre­to, las ta­reas se cen­tra­ban en el mar y se lle­va­ba a ca­bo con la ayu­da de pe­rros es­pe­cia­li­za­dos en la bús­que­da de per­so­nas. Si bien, los equi­pos de res­ca­te ase­gu­ra­ban que es­ta­ba sien­do una ta­rea com­pli­ca­da por los des­tro­zos, la abun­dan­cia de ba­rro y vehícu­los si­nies­tra­dos. El por­ta­voz del ins­ti­tu­to ar­ma­do in­di­có que la ma­yo­ría de las víc­ti­mas fue­ron en­con­tra­das en el cau­ce del to­rren­te que atra­vie­sa va­rias lo­ca­li­da­des de la zo­na o bien al­re­de­dor de él. Jun­to a las víc­ti­mas mor­ta­les y el ni­ño des­apa­re­ci­do, se en­con­tra­ron tres per­so­nas vi­vas que ha­bían lo­gra­do res­guar­dar­se en la an­ti­gua es­ta­ción de fe­rro­ca­rril.

Las inun­da­cio­nes no son una no­ve­dad pa­ra los ha­bi­tan­tes de la zo­na. Mu­chos de ellos re­cor­da­ban las que se pro­du­je­ron ha­ce 29 y pro­vo­ca­ron cuan­tio­sos da­ños ma­te­ria­les. La asom­bro­sa vi­ru­len­cia de las llu­vias, la oro­gra­fía de la zo­na, pla­ga­da de ba­rran­cos, y la so­bre­cons­truc­ción en áreas don­de se ha­bían pro­du­ci­do ave­ni­das an­te­rior­men­te aso­man co­mo prin­ci­pa­les cau­sas del su­ce­so.

Al­gu­nos ve­ci­nos la­men­ta­ban que no se hu­bie­ran adop­ta­do me­di­das pa­ra pre­ve­nir inun­da­cio­nes. Mien­tras, el pre­si­den­te del Co­le­gio de Geó­lo­gos se­ña­la­ba, en un ar­tícu­lo pa­ra EL MUN­DO, que «los ries­gos» en Sant Llo­re­nç eran «co­no­ci­dos» y que es «evi­den­te que no que no se han im­ple­men­ta­do las me­di­das de pre­cau­ción y ad­ver­ten­cia ne­ce­sa­rias»

Nu­me­ro­sos da­ños ma­te­ria­les se con­ta­bi­li­za­ban ayer a sim­ple vis­ta en­tre las ca­lles del mu­ni­ci­pios. Mue­bles, en­se­res, bi­ci­cle­tas, ci­clo-

mo­to­res, puer­tas... Las fuer­tes inun­da­cio­nes arra­sa­ron con to­do. por ello, Guar­dia Ci­vil y Po­li­cía Lo­cal es­ta­ble­cie­ron un plan de se­gu­ri­dad ur­bano pa­ra evi­tar ro­bos en Sant Llo­re­nç.

A pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na de la ma­ña­na la pre­si­den­te del Go­vern ba­lear, la so­cia­lis­ta Fran­ci­na Ar­men­gol, ya ha­bía so­li­ci­ta­do ayu­da al pre­si­den­te Pe­dro Sán­chez an­te la mag­ni­tud de la tra­ge­dia y la Uni­dad Mi­li­tar de Emer­gen­cias (UME) se en­con­tra­ba de ca­mino. Así, se su­ma­ron 630 efec­ti­vos del Iba­nat, Guar­dia Ci­vil, Com­ge­bal, Po­li­cía Lo­cal, el 112, Vo­lun­ta­rios de Pro­tec­ción Ci­vil o Bom­be­ros de Ma­llor­ca, en­tre otros or­ga­nis­mos. Fuen­tes del Go­vern tam­bién ha­bían anun­cia­do la so­li­ci­tud de zo­na ca­tás­tro­fi­ca al Eje­cu­ti­vo de Ma­drid pa­ra que los mu­ni­ci­pios afec­ta­dos por las inun­da­cio­nes pu­die­sen op­tar a las ayu­das del Es­ta­do.

«Que­re­mos tras­la­dar­les a las fa­mi­lias de las víc­ti­mas to­do nues­tro ca­ri­ño y em­pa­tía. Les acom­pa­ña­mos en el do­lor», afir­mó el pre­si­den­te Pe­dro Sán­chez a la en­tra­da del pue­blo, don­de se ha­bía ins­ta­la­da el cen­tro de ope­ra­cio­nes. Da­da la mag­ni­tud de la tra­ge­dia, el pre­si­den­te ase­gu­ró que hoy mis­mo un Con­se­jo de Mi­nis­tros apro­ba­rá dos in­for­mes -uno de In­te­rior y otro de Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas- pa­ra co­men­zar la tra­mi­ta­ción de la ca­ta­lo­ga­ción de zo­na ca­tas­tró­fi­ca pa­ra el Lle­vant de Ma­llor­ca. «Lo im­por­tan­te es dar cer­te­zas de que el Go­bierno va a vol­car to­dos los re­cur­sos ne­ce­sa­rios pa­ra que los afec­ta­dos pue­dan re­cu­pe­rar su día a día», re­mar­có.

Tam­bién es­tu­vo el lí­der del PP a ni­vel na­cio­nal, Pa­blo Casado, acom­pa­ña­do por el re­pre­sen­tan­te re­gio­nal, Biel Com­pany. Casado no es­tu­vo en la zo­na ce­ro de Sant Llo­re­nç. Só­lo vi­si­tó los efec­ti­vos des­ple­ga­dos en S’Illot, otro de los mu­ni­ci­pios afec­ta­dos. El po­pu­lar ape­ló a la uni­dad de las fuer­zas po­lí­ti­cas se­ña­lan­do que «en es­to no hay par­ti­dos ni co­lo­res».

Po­co des­pués, el pro­pio rey Fe­li­pe VI lla­ma­ba a la pre­si­den­ta Ar­men­gol pa­ra in­tere­sar­se por el es­ta­do de los he­ri­dos y de los fa­mi­lia­res de las 10 per­so­nas fa­lle­ci­das.

Por la tar­de, el Eje­cu­ti­vo ba­lear ase­gu­ró que des­ple­ga­rá a par­tir de ma­ña­na vier­nes un equi­po de 22 tra­ba­ja­do­res so­cia­les pa­ra eva­luar «ca­sa por ca­sa» los da­ños su­fri­dos.

Con­ti­núa la bús­que­da del úni­co des­apa­re­ci­do, un ni­ño de cin­co años

El Go­vern ba­lear po­ne en mar­cha un plan pa­ra cuan­ti­fi­car los da­ños su­fri­dos

EFE

Una de las ca­lles de Sant Llo­re­nç des Car­das­sar, ayer, tras las llu­vias to­rren­cia­les de la no­che, con­ver­ti­da en un lo­da­zal.

FUEN­TE: Go­vern de Ba­lears, IGN, AE­MET, Goo­gle Maps, Co­le­gio Ofi­cial de Geó­lo­gos y ela­bo­ra­ción pro­pia. J. Agui­rre, E. Ama­de, A. Her­nán­dez / EL MUN­DO

SANT LLO­RE­NÇ DES CAR­DAS­SAR

PRE­CI­PI­TA­CIO­NES EN EL LE­VAN­TE DE MA­LLOR­CA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.