Si­len­cio, se prue­ba

Con la sal­ve­dad de Hie­rro, Luis En­ri­que es el pri­mer se­lec­cio­na­dor, des­de Mi­guel Mu­ñoz en 1982, que co­men­zó con par­ti­dos ofi­cia­les / An­te una Ga­les sin Ba­le, que no se sa­be lo que tie­ne, sur­ge la pri­me­ra op­ción pa­ra en­sa­yar va­rian­tes

El Mundo - - DEPORTES - EDUAR­DO J. CAS­TE­LAO

En el Ele­ven’s, bar pro­pie­dad de Ga­reth Ba­le, la ca­ma­re­ra, so­la en el lo­cal, sir­ve dos enormes pin­tas de Mahou. Son las pri­me­ras del día. Ca­si las úl­ti­mas, por­que aquí una cer­ve­za tan es­pa­ño­la no triun­fa. Mi­ran­do a las mu­ra­llas que cer­can el cas­ti­llo de la ciu­dad, des­aten­dien­do el on­dear de las ban­de­ras de Ga­les, en­tre las enormes pan­ta­llas de te­le­vi­sión se pue­den ver ca­mi­se­tas del due­ño, las bo­tas de la fi­nal de Kiev del due­ño –con fo­to de la chi­le­na– y una ré­pli­ca de la Co­pa de Eu­ro­pa ga­na­da aquí, tam­bién por el due­ño, ha­ce po­co más de un año. En ju­nio de 2017, el due­ño, el fut­bo­lis­ta ga­lés (en ac­ti­vo) más no­ta­ble, le­van­tó lo que era la Duo­dé­ci­ma pa­ra el Real Ma­drid en el mis­mo es­ta­dio don­de es­ta no­che jue­ga la se­lec­ción. No es­ta­rá Ga­reth, el due­ño, que se de­ja ver po­co por el Ele­ven’s. Se de­ja ver po­co en ge­ne­ral. Na­die sa­be muy bien qué tie­ne, na­die sa­be muy bien qué le due­le, pe­ro hoy no ju­ga­rá.

En el Mi­llen­nium, el gran es­ta­dio de la ciu­dad, acos­ta­do so­bre el río, di­ri­ge hoy Luis En­ri­que su ter­cer par­ti­do co­mo se­lec­cio­na­dor. Cu­rio­sa­men­te el pri­mer amis­to­so, una cir­cuns­tan­cia lla­ma­ti­va por ex­tra­ña. Des­de que en 1982, tras el fra­ca­so del Mun­dial, Mi­guel Mu­ñoz hu­bo de afron­tar sus seis pri­me­ros par­ti­dos con ca­rác­ter ofi­cial (cla­si­fi­ca­to­rios pa­ra la Eu­ro­co­pa del 84), to­dos los se­lec­cio­na­do­res han debu­ta­do con un par­ti­do amis­to­so. Luis Suá­rez en 1988 (1-2 con­tra Yu­gos­la­via), Vi­cen­te Mie­ra en 1991 (2-1 con­tra Uru­guay), Ja­vier Cle­men­te en 1992 (1-0 con­tra In­gla­te­rra), Jo­sé An­to­nio Ca­ma­cho en 1998 (1-0 con­tra Ru­sia), Iña­ki Sáez en 2002 (1-1 con­tra Hun­gría), Luis Ara­go­nés en 2004 (3-2 con­tra Ve­ne­zue­la), Vi­cen­te del Bos­que en 2008 (03, vic­to­ria, con­tra Di­na­mar­ca) y Ju­len Lo­pe­te­gui en 2016 (0-2, vic­to­ria tam­bién, con­tra Bél­gi­ca). Que­da la ex­cep­ción de Fer­nan­do Hie­rro, obli­ga­do por el te­rre­mo­to de Kras­no­dar a de­bu­tar ni más ni me­nos que en un Mun­dial. Con el re­sul­ta­do co­no­ci­do a es­tas al­tu­ras.

A Luis En­ri­que, pues, le lle­ga el pri­mer amis­to­so a la ter­ce­ra. Pe­ro lo ha­ce ade­más con dos cir­cuns­tan­cias lla­ma­ti­vas. La pri­me­ra, que ape­nas ha te­ni­do dos en­tre­na­mien­tos (con­tan­do con el de ayer en el es­ce­na­rio del par­ti­do) pa­ra pre­pa­rar la ci­ta. La se­gun­da, que al­gu­nos de los que pa­re­cían fi­jos con él no es­tán por le­sión. En es­ta se­gun­da cau­sa hay que apun­tar so­bre to­do a Car­va­jal en el la­te­ral de­re­cho y a Is­co en uno de los pues­tos de arri­ba del 4-3-3 que se in­tu­ye co­mo mar­ca de la ca­sa. Con to­do eso me­ti­do en la coc­te­le­ra, el se­lec­cio­na­dor pre­pa­ra la ci­ta de hoy. «El par­ti­do se pres­ta a cam­bios, sí, y a pro­bar co­sas, pe­ro pri­me­ro se lo di­ré a los ju­ga­do­res», ex­pli­có.

Hay va­rias co­sas que la la­xi­tud del par­ti­do per­mi­ti­rá. Pa­ra em­pe­zar, qui­zá, ver al­guien dis­tin­to a De Gea en la por­te­ría. Ha que­da­do cla­ro ya que el del Man­ches­ter Uni­ted es su por­te­ro, pe­ro qui­zá los amis­to­sos sean el mo­men­to de Ke­pa. Más: en el la­te­ral de­re­cho, au­sen­te Car­va­jal, lo nor­mal es que jue­gue Az­pi­li­cue­ta, del mis­mo mo­do que qui­zá Ser­gio Bus­quets, to­ca­do tras la úl­ti­ma jor­na­da de Li­ga, de­je su si­tio a Ro­dri­go, un ju­ga­dor que Luis En­ri­que tie­ne mu­chas ga­nas de ver. Aun­que, por en­ci­ma de to­do, la prue­ba de hoy ser­vi­rá pa­ra ver quién in­ter­pre­ta el pa­pel de Is­co. Ju­ga­dor ca­pi­tal en es­ta nue­va eta­pa, su ba­ja tras­to­ca los pla­nes del téc­ni­co, que me­di­rá las po­si­bi­li­da­des de ca­ra al cho­que del lu­nes con­tra In­gla­te­rra, don­de pue­de que­dar fi­ni­qui­ta­da la cla­si­fi­ca­ción pa­ra la fa­se fi­nal de la Li­ga de Na­cio­nes. «Es­ta­mos en un pro­ce­so en el que no po­de­mos des­per­di­ciar nin­gún par­ti­do», ce­rró el téc­ni­co as­tu­riano.

PA­BLO GAR­CÍA

Los ju­ga­do­res de la se­lec­ción y el cuer­po téc­ni­co de Luis En­ri­que guar­dan, so­bre el cés­ped del es­ta­dio del Mi­llen­nium de Car­diff, un mi­nu­to de si­len­cio por las víc­ti­mas de las inun­da­cio­nes en Ma­llor­ca.

Es­ta­dio: Mi­llen­nium. Ár­bi­tro: Ant­hony Tay­lor (ENG). Hoy: 20.45 ho­ras, La 1.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.