Los que pi­den pan

El Mundo - - OPINIÓN - POR LUIS MI­GUEL FUEN­TES

LA EN­TRE­VIS­TA de ‘In­for­me Se­ma­nal’ a Jun­que­ras no fue una en­tre­vis­ta, ni Jun­que­ras es ya Jun­que­ras, sino que pa­re­ce un hui­do de ‘El Ca­so’, con la ro­pa de ha­ce 10 años en la fo­to y unos ró­tu­los co­mo de car­ta en la que pide pan a la abue­la. A Puig­de­mont le sa­len ca­ras de Wi­fre­do o de ma­lo de Sh­rek, en­tre gue­rre­ro y prín­ci­pe de ga­lle­tas de cho­co­la­te, pe­ro a Jun­que­ras lo que se sa­le es ca­ra de pe­dir pan. ‘In­for­me Se­ma­nal’ blan­quea­ba a Jun­que­ras, su ca­ra en la fo­to pe­día pan o una abue­la o un pá­ja­ro pa­ra la cel­da, y los tres ró­tu­los, que eso era to­da la en­tre­vis­ta, ha­bla­ban sin su voz de

«la obli­ga­ción de go­ber­nar pa­ra to­dos», de que «no le gus­ta el rui­do», de man­te­ner­se en «una vía bi­la­te­ral» y de «re­cha­zar la vio­len­cia». Yo creo que Jun­que­ras si­gue te­nien­do ga­nas de vol­ver a su pan y a su abue­la. Y que lo úni­co que une aho­ra al se­pa­ra­tis­mo es el mie­do a que te lla­men ‘bo­ti­fler’ esos CDR que son co­mo si los Hom­bres G se hu­bie­ran vuel­to te­rro­ris­tas con pol­vos pi­ca­pi­ca y mal­va­vis­co (hay que per­der­les el res­pe­to).

La ma­sa ali­men­ta­da y en­ga­ña­da por el pos­pu­jo­lis­mo pa­ra sus­ten­tar el ‘fa­rol’ al fi­nal se lo ha creí­do: lo de su re­pú­bli­ca ga­lác­ti­ca fren­te a un

im­pe­rio de ca­pas ne­gras es­pa­ño­las con cas­co de guar­dia ci­vil as­má­ti­co. Puig­de­mont no es que se lo crea, sino que su su­per­vi­ven­cia es­tá uni­da a la de es­ta re­pú­bli­ca, así que tie­ne que re­pre­sen­tar su pa­pel de re­bel­de, de úl­ti­ma es­pe­ran­za, de Luke Sky­wal­ker en­tre el mis­ti­cis­mo y el bal­nea­rio con géi­se­res lu­na­res.

El se­ce­sio­nis­mo se es­tá rom­pien­do por ahí, por­que hay un prin­ci­pi­to que pide desobe­dien­cia, pelea, atar­les las pu­ñe­tas a los jue­ces co­mo le atá­ba­mos los cor­do­nes al con­ser­je del co­le­gio, mien­tras él es­tá a sal­vo de to­do, ha­cien­do dis­cur­sos pa­ra su

pe­lu­que­ro. En ‘Más va­le tar­de’ men­cio­na­ban el tuit del por­ta­voz mu­ni­ci­pal de ERC en Bar­ce­lo­na, Jordi Co­ro­nas, exi­gien­do a Puig­de­mont que «de­je de pe­dir a los otros lo que él no es­tá dis­pues­to a ha­cer». To­rra se sa­ca ul­ti­má­tums que le dan pa­ra ir un mes tran­qui­lo al bar, pe­ro es­to es­tá ro­to. Pa­ra con­ten­tar a la ca­lle que­da­rán los que pi­den pan. Y el ter­ce­ris­mo de Ice­ta o de Évo­le. Quién se po­drá re­sis­tir a Jordi Évo­le, que es co­mo el ‘ewok’ de la equi­dis­tan­cia. Y cuan­do to­do es­to ter­mi­ne, nos que­da­rá Ru­fián de ju­gue­te en la maz­mo­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.