May pla­nea una se­gun­da vo­ta­ción pa­ra ga­ran­ti­zar el ‘sí’ al Bre­xit

La pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca, The­re­sa May, va­lo­ra so­me­ter el Acuer­do del Bre­xit pac­ta­do con Bru­se­las a una do­ble vo­ta­ción

El Mundo - - PORTADA - POR CAR­LOS FRESNEDA

The­re­sa May va­lo­ra la po­si­bi­li­dad de so­me­ter el Acuer­do del Bre­xit a una do­ble vo­ta­ción en la Cá­ma­ra de los Co­mu­nes, an­te la opo­si­ción ini­cial de al me­nos 100 de los 315 dipu­tados con­ser­va­do­res al tex­to pac­ta­do con Bru­se­las. Pe­se a la ad­ver­ten­cia lan­za­da ayer por el pre­si­den­te del Con­se­jo Eu­ro­peo, Do­nald Tusk –«si el Par­la­men­to vo­ta con­tra el acuer­do, ten­dre­mos no deal o no Bre­xit»–, to­do pa­re­ce in­di­car que Bru­se­las es­ta­ría dis­pues­ta a dar más tiem­po a la pre­mier pa­ra lo­grar el res­pal­do fi­nal o in­clu­so a ex­ten­der tres me­ses el Ar­tícu­lo 50 pa­ra ne­go­ciar un tex­to que pu­die­ra lo­grar el apo­yo de una ma­yo­ría par­la­men­ta­ria.

A la pre­gun­ta di­rec­ta so­bre si ha­brá una se­gun­da vo­ta­ción en el ca­so de per­der la pri­me­ra, for­mu­la­da ayer por la BBC, May de­jó la puer­ta abier­ta: «Es­toy cen­tra­da en el vo­to que ten­drá lu­gar el 11 de di­ciem­bre y lo que quie­ro es que to­dos los que van a par­ti­ci­par, to­dos los miem­bros del Par­la­men­to, se cen­tren tam­bién en lo que ese vo­to sig­ni­fi­ca».

La po­si­bi­li­dad de una do­ble vo­ta­ción lle­va cir­cu­lan­do des­de ha­ce va­rias se­ma­nas, ali­men­ta­da en­tre otros por Ru­pert Ha­rri­son, ex ase­sor de la Se­cre­ta­ría del Te­so­ro. Se­gún Ha­rri­son, que aho­ra tra­ba­ja en la City pa­ra la fir­ma de ges­tión de in­ver­sio­nes Blac­kRock, la ins­pi­ra­ción del Go­bierno May en la fa­se fi­nal del Bre­xit po­dría ser el así lla­ma­do «es­ce­na­rio TARP» (en re­fe­ren­cia al Pro­gra­ma de Ali­vio de Ac­ti­vos en Pro­ble­mas im­pul­sa­do por el pre­si­den­te Geor­ge W. Bush tras la de­ba­cle fi­nan­cie­ra del año 2008).

En una pri­me­ra vo­ta­ción, el Con­gre­so vo­tó en con­tra del res­ca­te fi­nan­cie­ro de 700.000 mi­llo­nes de dó­la­res. La vo­ta­ción pro­vo­có una caí­da del 7% en Wall Street, la ma­yor en un so­lo día. Los con­gre­sis­tas cap­ta­ron el men­sa­je de los in­ver­so­res y res­pal­da­ron al fi­nal el TARP en una se­gun­da vo­ta­ción.

Si West­mins­ter vo­ta en con­tra del Acuer­do del Bre­xit, se es­pe­ra que la bol­sa de Lon­dres ex­pe­ri­men­te un ba­ta­ca­zo an­te la pers­pec­ti­va del no deal (al­gu­nos ex­per­tos pre­di­cen una caí­da ful­gu­ran­te del 15% en la co­ti­za­ción de la libra). La reac­ción de los mer­ca­dos obli­ga­ría en­ton­ces a los dipu­tados bri­tá­ni­cos a se­guir el pre­ce­den­te de los con­gre­sis­tas nor­te­ame­ri­ca­nos y a pen­sár­se­lo me­jor a la ho­ra de una se­gun­da vo­ta­ción.

La «vo­ta­ción sig­ni­fi­ca­ti­va» pre­vis­ta en el Par­la­men­to el 11 de di­ciem­bre no tie­ne pre­ce­den­tes, lo cual de­ja una re­la­ti­va ca­pa­ci­dad de ma­nio­bra al Go­bierno, apo­yán­do­se en úl­ti­ma ins­tan­cia en el cri­te­rio del pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de los Co­mu­nes, el con­ser­va­dor John Ber­cow, que lle­gó a jac­tar­se en su día de ha­ber vo­ta­do a fa­vor de la per­ma­nen­cia en la Unión Eu­ro­pea.

El mis­mo tex­to no pue­de ser vo­ta­do dos ve­ces y en cues­tión de días en el Par­la­men­to, pe­ro el spea­ker pue­de re­ser­var­se la úl­ti­ma pa­la­bra so­bre el con­te­ni­do y la fe­cha de una po­si­ble se­gun­da vo­ta­ción so­bre un acuer­do que po­dría su­frir re­to­ques.

El otro hom­bre cla­ve pa­ra May pa­ra sa­car ade­lan­te el acuer­do en West­mins­ter es el por­ta­voz par­la­men­ta­rio de los to­ries Ju­lian Smith. A sus 47 años, co­no­ci­do co­mo «el je­fe», Smith es­tá obli­ga­do a de­mos­trar es­tos días su con­di­ción de va­lor al al­za en el Par­ti­do Con­ser­va­dor, in­ten­tan­do lla­mar a fi­las a los dipu­tados re­bel­des y ejer­cien­do lo que al­gu­nos han de­nun­cia­do ya co­mo «chan­ta­je emo­cio­nal».

Otras de la ar­gu­cias usa­das por el Go­bierno ha si­do per­mi­tir el de­ba­te y vo­ta­ción pre­via de una se­rie de en­mien­das el 11-D, con la es­pe­ran­za de que sean de­rro­ta­das una tras otra y que el acuer­do de May pue­da emer­ger al fi­nal co­mo la úni­ca op­ción po­si­ble. De to­das las en­mien­das anun­cia­das de an­te­mano hay sin em­bar­go una que tie­ne los vi­sos de sa­lir ade­lan­te: la aus­pi­cia­da por la opo­si­ción la­bo­ris­ta pa­ra evi­tar a to­da cos­ta un no deal (aun­que es­ta vo­ta­ción no se­ría vin­cu­lan­te).

En ple­na cuen­ta atrás pa­ra la vo­ta­ción, tan­to Lon­dres co­mo Bru­se­las es­tán ju­gan­do a des­pis­tar. May ne­gó tam­bién ayer la po­si­bi­li­dad de un plan B con un Bre­xit blan­do al es­ti­lo de No­rue­ga (per­ma­nen­cia en el Es­pa­cio Eco­nó­mi­co), res­pal­da­do por una ter­ce­ra par­te de los miem­bros de su ga­bi­ne­te en el ca­so de que el Par­la­men­to blo­quee el ac­tual pac­to.

«Nues­tros pla­nes pa­ra la fu­tu­ra re­la­ción co­mer­cial con Bru­se­las van más allá del mo­de­lo Ca­na­dá o del mo­de­lo No­rue­ga», de­cla­ró May a los pe­rio­dis­tas, ca­mino del G-20 en Bue­nos Ai­res. «El mo­de­lo No­rue­ga, ade­más, no nos per­mi­ti­ría re­cu­pe­rar el con­trol de las fron­te­ras».

La pre­mier rec­ti­fi­có in­clu­so par­cial­men­te sus de­cla­ra­cio­nes del día an­te­rior an­te un co­mi­té par­la­men­ta­rio, cuan­do lle­gó a in­si­nuar que la UE es­ta­ría dis­pues­ta a una ex­ten­sión del Ar­tícu­lo 50 si hi­cie­ra fal­ta re­ne­go­ciar. «El acuer­do pa­ra pro­te­ger los tra­ba­jos y el fu­tu­ro de los bri­tá­ni­cos es el que he­mos ne­go­cia­do y el que es­tá so­bre la me­sa», aña­dió May.

En el mis­mo es­ce­na­rio, Tusk lan­zó una ad­ver­ten­cia si­mi­lar, con la vis­ta pues­ta en el 11 di­ciem­bre y no en una po­si­ble vo­ta­ción pos­te­rior: «La UE ha acor­da­do un di­vor­cio or­de­na­do.

Es­tá que­dan­do ca­da vez más cla­ro que es el me­jor acuer­do po­si­ble y el úni­co po­si­ble». «Si el acuer­do es re­cha­za­do por los Co­mu­nes, no ha­brá más al­ter­na­ti­vas: o un no acuer­do o un no Bre­xit», re­cal­có Tusk.

AFP

La ‘pre­mier’ bri­tá­ni­ca, en Ga­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.