Los vo­tan­tes del PSOE cas­ti­gan a Díaz y Sán­chez

La pri­me­ra prue­ba del Go­bierno de Pedro Sán­chez en las ur­nas se sal­da con un es­tre­pi­to­so fra­ca­so

El Mundo - - ESPAÑA - MARISOL HER­NÁN­DEZ SIL­VIA MO­RENO

El pri­mer test del Go­bierno de Pedro Sán­chez en las ur­nas ha arro­ja­do un pé­si­mo re­sul­ta­do. Seis meses des­pués de su ines­pe­ra­do ate­rri­za­je en La Mon­cloa tras la mo­ción de cen­su­ra, los re­sul­ta­dos de si­túan al PSOE en un mo­men­to crí­ti­co, sin la vi­tal ga­so­li­na que ha pro­por­cio­na­do his­tó­ri­ca­men­te el par­ti­do en An­da­lu­cía. Su­sa­na Díaz su­fre un du­rí­si­mo re­vés en los coDíaz pier­de pe­ro Sán­chez con ella. Su Go­bierno no ha con­ven­ci­do en un te­rri­to­rio don­de la iz­quier­da o la su­ma de ella se ha­bía im­pues­to has­ta aho­ra sin dis­cu­sión.

El vo­tan­te tra­di­cio­nal del PSOE cas­ti­ga a am­bos. La idea de que es­tas elec­cio­nes po­dían for­ta­le­cer a los so­cia­lis­tas a to­dos los ni­ve­les y abrir un nue­vo ci­clo de vic­to­rias se ha de­mos­tra­do un es­pe­jis­mo. Des­de la vuel­ta del ve­rano, el Eje­cu­ti­vo se ha­bía su­mi­do en un ab­so­lu­to des­go­bierno. La di­mi­sión de la mi­nis­tra de Sa­ni­dad, Car­men Mon­tón, por pla­gio; las irre­gu­la­ri­da­des en la te­sis doc­to­ral de Sán­chez; el uso de so­cie­da­des ins­tru­men­ta­les pa­ra ob­te­ner be­ne­fi­cios fis­ca­les por par­te de va­rios mi­nis­tros; las pre­sio­nes a la Abo­ga­cía del Es­ta­do pa­ra que eli­mi­na­ra el de­li­to de re­be­lión en el jui­cio del 1-O; el em­pe­ño en no con­fir­mar que el Go­bierno no in­dul­ta­rá a los pre­sos del pro­cés... To­do ello ha de­te­rio­ra­do al Eje­cu­ti­vo. El balance que los an­da­lu­ces han he­cho de to­do es­te me­jun­je, uni­do a la pro­pia si­tua­ción au­to­nó­mi­ca, si­túa a la su­ma del PP, Ciu­da­da­nos y Vox a las puer­tas de la Jun­ta. A Pedro Sán­chez le co­rres­pon­de di­lu­ci­dar aho­ra si tie­ne o no ca­pa­ci­dad de reac­ción. Si, co­no­cien­do la pri­me­ra no­ta par­cial que los ciu­da­da­nos dan a su ges­tión, dis­po­ne de mar­gen de ma­nio­bra. El ho­ri­zon­te no es pre­ci­sa­men­te op­ti­mis­ta. El Go­bierno, que ha­bía pro­me­ti­do unos nuevos

Pre­su­pues­tos en di­ciem­bre, se ha da­do aho­ra más tiem­po pa­ra pre­sen­tar­los an­te la ne­ga­ti­va de ERC y PDeCAT a apo­yar­los. La pre­gun­ta aho­ra, des­pués de la he­ca­tom­be en An­da­lu­cía, es si a Sán­chez le in­tere­sa se­guir con es­tos so­cios. Si sus po­si­bles vo­tan­tes es­tán dis­pues­tos a asu­mir­lo. Los an­da­lu­ces ya han di­cho que no.

Al mar­gen de la es­tra­te­gia elec­to­ral, los so­cia­lis­tas se ven abo­ca­dos a una pro­fun­da re­fle­xión vin­cu­la­da a la ex­plo­sión de Vox. Has­ta qué pun­to su ges­tión en An­da­lu­cía y du­ran­te es­te me­dio año en Es­pa­ña no ha si­do ca­paz de aten­der a los sec­to­res más de­sam­pa­ra­dos de la so­cie­dad, que ven en Vox una sa­li­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.