Ba­lea­res obli­ga a los fun­cio­na­rios a di­ri­gir­se a los jue­ces en ca­ta­lán

Aprue­ba un de­cre­to que obli­ga a usar «nor­mal­men­te» la len­gua co­ofi­cial en los jui­cios

El Mundo - - PORTADA - El Go­bierno del PSOE pre­sio­na a los abo­ga­dos pa­ra que tam­bién uti­li­cen la len­gua co­ofi­cial MAY­TE AMO­RÓS

Aun­que las Is­las Ba­lea­res no tie­nen las com­pten­cias de Jus­ti­cia trans­fe­ri­das, el Go­vern de Ar­men­gol apro­bó días an­tes de las va­ca­cio­nes de Na­vi­dad un de­cre­to por el que los abo­ga­dos y re­pre­sen­tan­tes le­ga­les de­be­rán di­ri­gir­se en ca­ta­lán a los jue­ces, fis­ca­les y le­tra­dos que ejer­cen en las is­las. La me­di­da ca­ta­la­ni­za­do­ra pue­de ge­ne­rar el caos en los juz­ga­dos, don­de una par­te de los fun­cio­na­rios de Jus­ti­cia son cas­te­lla­noha­blan­tes pro­ce­den­tes de otras re­gio­nes.

La pre­sión del Go­bierno del PSOE lle­ga tam­bién a los abo­ga­dos pa­ra que tam­bién uti­li­cen la len­gua co­ofi­cial de las is­las.

El afán ca­ta­la­ni­za­dor del Go­vern ba­lear de la so­cia­lis­ta Fran­ci­na Ar­men­gol no co­no­ce lí­mi­tes. Des­pués de im­po­ner la len­gua co­ofi­cial en to­da la ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca, in­clu­so pa­ra tra­ba­jar en la sa­ni­dad pú­bli­ca, aca­ba de dar una nue­va vuel­ta de tuer­ca y obli­ga­rá a ha­blar en ca­ta­lán a los fun­cio­na­rios de la Jus­ti­cia (de­pen­dien­tes del Go­bierno cen­tral), pe­se a no te­ner com­pe­ten­cias en es­te ám­bi­to.

Así se re­co­ge en el de­cre­to 49/2018 que re­gu­la el uso de las len­guas ofi­cia­les en el ám­bi­to de la Co­mu­ni­dad Au­tó­no­ma de las Is­las Ba­lea­res. El ar­tícu­lo 9 del ca­pí­tu­lo VI di­ce que «las co­mu­ni­ca­cio­nes di­ri­gi­das a la Ad­mi­nis­tra­ción de Jus­ti­cia se rea­li­za­rán en ca­ta­lán cuan­do se tra­te de ór­ga­nos ju­di­cia­les ra­di­ca­dos en las Is­las Ba­lea­res o en el ám­bi­to lin­güís­ti­co ca­ta­lán [Ba­lea­res, Ca­ta­lu­ña y Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na]».

Es­ta­ble­ce tam­bién que «los abo­ga­dos y los re­pre­sen­tan­tes le­ga­les de la Ad­mi­nis­tra­ción uti­li­za­rán nor­mal­men­te el ca­ta­lán en sus ac­tua­cio­nes de ca­rác­ter pro­ce­sal an­te los ór­ga­nos ju­di­cia­les ra­di­ca­dos en las Is­las Ba­lea­res o den­tro del ám­bi­to lin­güís­ti­co ca­ta­lán».

La nor­ma­ti­va ya es­tá en vi­gor, tras ser apro­ba­da por el Eje­cu­ti­vo de so­cia­lis­tas y na­cio­na­lis­tas –con el apo­yo externo de Po­de­mos– y fue pu­bli­ca­da el pa­sa­do 22 de di­ciem­bre en el Bo­le­tín Ofi­cial de las Is­las Ba­lea­res (BOIB).

Fuen­tes ju­rí­di­cas con­sul­ta­das til­dan de «abe­rra­ción» es­te ar­ti­cu­la­do y ase­gu­ran sin nin­gu­na du­da que es «con­tra­rio a la ley». De he­cho, la Ley 39/2015, de 1 de oc­tu­bre, del Pro­ce­di­mien­to Ad­mi­nis­tra­ti­vo Co­mún de las Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas in­di­ca en su ar­tícu­lo 15 que «la len­gua de los pro­ce­di­mien­tos tra­mi­ta­dos por la Ad­mi­nis­tra­ción Ge­ne­ral del Es­ta­do se­rá el cas­te­llano».

Es­ta nor­ma bá­si­ca y vá­li­da pa­ra to­da la Ad­mi­nis­tra­ción in­di­ca que, no obs­tan­te lo an­te­rior, los in­tere­sa­dos que se di­ri­jan a los ór­ga­nos de la Ad­mi­nis­tra­ción Ge­ne­ral del Es­ta­do con se­de en el te­rri­to­rio de una Co­mu­ni­dad Au­tó­no­ma po­drán uti­li­zar tam­bién la len­gua que sea co­ofi­cial en ella. «Es­to sig­ni­fi­ca que se tie­ne el de­re­cho a usar las dos len­guas –cas­te­llano o ca­ta­lán en es­te ca­so– pe­ro no se pue­de im­po­ner úni­ca­men­te el ca­ta­lán», re­cal­can las mis­mas fuen­tes.

La im­po­si­ción lin­güís­ti­ca que el Pac­te se ha sa­ca­do de la man­ga no es ba­la­dí y afec­ta­rá a una par­te des­ta­ca­ble de jue­ces, fis­ca­les y le­tra­dos que ejer­cen en Ba­lea­res y que pro­ce­den de re­gio­nes cas­te­lla­noha­blan­tes.

Ade­más, es­ta obli­ga­to­rie­dad de usar el ca­ta­lán en los jui­cios pue­de des­en­ca­de­nar un caos pa­ra los pro­pios pro­ce­di­mien­tos, aler­tan otras fuen­tes ju­rí­di­cas con­sul­ta­das, ya que se po­dría pe­dir la nu­li­dad de las ac­tua­cio­nes ju­di­cia­les, ale­gan­do in­de­fen­sión.

Es­te po­lé­mi­co de­cre­to so­bre el uso de las len­guas ofi­cia­les en el ám­bi­to de la Co­mu­ni­dad Au­tó­no­ma de las Is­las Ba­lea­res ya fue ma­ti­za­do en una de­ce­na de ar­tícu­los por el Con­sell Con­sul­tiu de las Is­las Ba­lea­res el mes pa­sa­do. El má­xi­mo ór­gano de con­sul­ta en es­ta ma­te­ria aler­tó en su dic­ta­men, en­tre otras co­sas, de que no se po­día pe­dir a las em­pre­sas pri­va­das que usa­ran el ca­ta­lán pa­ra op­tar a un con­tra­to con la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca ni ve­tar el cas­te­llano en las co­mu­ni­ca­cio­nes fue­ra de Ba­lea­res, co­mo pre­ten­día ha­cer el Go­vern de Ar­men­gol.

Una vez ma­ti­za­dos los pun­tos más po­lé­mi­cos, el Pac­te ha apro­ba­do es­ta nor­ma­ti­va que obli­ga a to­dos los fun­cio­na­rios a re­dac­tar y ha­blar ex­clu­si­va­men­te en ca­ta­lán, a ro­tu­lar en los edi­fi­cios pú­bli­cos in­ter­na y ex­ter­na­men­te só­lo en ca­ta­lán, al igual que la me­ga­fo­nía, la pu­bli­ci­dad ins­ti­tu­cio­nal, los ac­tos y re­cur­sos ma­te­ria­les y has­ta las máquinas de ca­fé y ex­pen­de­do­ras (só­lo en ca­ta­lán).

Pa­ra Jorge Cam­pos, pre­si­den­te de AC­TUA/VOX en Ba­lea­res, es­te de­cre­to se ha apro­ba­do en fies­tas na­vi­de­ñas pa­ra pa­sar des­aper­ci­bi­do y de­mues­tra el «fa­na­tis­mo ca­ta­la­nis­ta» de Ar­men­gol», im­po­nien­do el ca­ta­lán en la Jus­ti­cia don­de la Co­mu­ni­dad no tie­ne las com­pe­ten­cias trans­fe­ri­das.

JOR­DI AVELLÀ

La pre­si­den­ta de las Is­las Ba­lea­res, Fran­ci­na Ar­men­gol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.