El PP pac­ta con Vox sin pa­gar pea­jes

Los ‘po­pu­la­res’ ama­rran la in­ves­ti­du­ra sin ce­der en vio­len­cia de gé­ne­ro ni ex­pul­sio­nes de in­mi­gran­tes

El Mundo - - ESPAÑA - JUAN­MA LAMET

Ven­ció el prag­ma­tis­mo. El Par­ti­do Po­pu­lar ama­rró ayer la in­ves­ti­du­ra de Juan­ma Mo­reno co­mo pre­si­den­te de la Jun­ta de An­da­lu­cía gra­cias a un pac­to de mí­ni­mos con Vox, en el que no se en­cuen­tra nin­gu­na de las medidas más ra­di­ca­les que pro­pu­sie­ron los po­pu­lis­tas a cam­bio de los vo­tos de sus 12 dipu­tados. Los po­pu­la­res se ha­cen con la Jun­ta de An­da­lu­cía y to­man la de­lan­te­ra en la ba­ta­lla por la he­ge­mo­nía del cen­tro­de­re­cha y la derecha. Ciu­da­da­nos vence la dispu­ta ideo­ló­gi­ca con Vox y ga­na po­der re­gio­nal. Y los de San­tia­go Abascal apren­den a ce­der, tras pa­sar­se de fre­na­da con pe­ti­cio­nes con­si­de­ra­das inasu­mi­bles y ex­tem­po­rá­neas in­clu­so por un ele­va­do por­cen­ta­je de sus vo­tan­tes.

El PP no ha acep­ta­do pac­tar la de­ro­ga­ción de las le­yes de vio­len­cia de gé­ne­ro, de pro­tec­ción del co­lec­ti­vo LGTBI o de Igual­dad en­tre hom­bres y mu­je­res, ni cam­biar el Día de An­da­lu­cía del 28 de fe­bre­ro al 2 de enero. To­das ellas, ban­de­ras ideo­ló­gi­cas de re­fe­ren­cia pa­ra Vox.

En la di­rec­ción del PP ce­le­bran ha­ber­le tor­ci­do el bra­zo a la derecha du­ra sin pa­gar pea­jes. «El PP ha asu­mi­do el li­de­raz­go», ase­gu­ran, «y ha ejer­ci­do su pa­pel mo­de­ra­dor, en el cen­tro del de­ba­te», o sea en­tre Cs y Vox, y «de­mos­tran­do uti­li­dad», apun­tan las fuen­tes de Gé­no­va con­sul­ta­das. A su juicio, el «su­flé» de los na­cio­nal­po­pu­lis­tas va a co­men­za­rá a des­in­flar­se en cuan­to el can­di­da­to po­pu­lar sea in­ves­ti­do la se­ma­na que vie­ne.

El «in­ne­ga­ble mo­men­to Vox» que se ha vi­vi­do en las úl­ti­mas se­ma­nas, en las que Abascal ha mar­ca­do la agenda, se di­fu­mi­na­rá en cuan­to el PP co­mien­ce a pu­bli­car medidas en el Bo­le­tín Ofi­cial de la Jun­ta, agre­gan las fuen­tes. «El ob­je­ti­vo es que los 100 días de go­bierno de Juan­ma Mo­reno sir­van de re­fe­ren­cia al li­de­raz­go del PP den­tro del blo­que [con Cs y Vox] e ir co­gien­do dis­tan­cias», ase­gu­ra una di­ri­gen­te del par­ti­do. «El PP es hoy la úni­ca al­ter­na­ti­va a la izquierda», agre­gan en Gé­no­va.

En esos 100 primeros días, PP y Ciu­da­da­nos pla­nean prio­ri­zar 20 medidas de re­ge­ne­ra­ción, pe­ro no só­lo. Los po­pu­la­res de­be­rán ace­le­rar al­gu­na de las 37 ini­cia­ti­vas pac­ta­das con Vox. En­tre ellas, re­sul­tan prio­ri­ta­rias la sus­ti­tu­ción de la ley de me­mo­ria his­tó­ri­ca por una ley de con­cor­dia, un plan pa­ra «cum­plir con la le­gis­la­ción vi­gen­te en ma­te­ria de in­mi­gra­ción», la lu­cha con­tra el «tu­ris­mo sa­ni­ta­rio», la eli­mi­na­ción de sub­ven­cio­nes a quie­nes «no cum­plan evi­den­tes fi­nes de uti­li­dad pú­bli­ca y so­cial» o una ley pa­ra apo­yar la tau­ro­ma­quia.

En es­ta te­si­tu­ra, ha cun­di­do el op­ti­mis­mo en­tre los po­pu­la­res, que ape­lan de nue­vo al efec­to Ca­sa­do des­pués de va­rios días de zo­zo­bra en los que los ba­ro­nes sa­lie­ron a la pa­les­tra pa­ra mar­car per­fil y avi­sar de que si se acer­ca­ban de­ma­sia­do a Vox, sus vo­tan­tes aca­ba­ran vo­tan­do... a Vox. Aho­ra se ini­cia una nue­va «pan­ta­lla» ha­cia las múl­ti­ples ci­tas elec­to­ra­les de es­te año.

«Co­mien­za el cam­bio», es el le­ma del PP pa­ra la nue­va an­da­du­ra que se abre en An­da­lu­cía tras

Gé­no­va cree que se abre una eta­pa de «li­de­raz­go» del PP que re­le­ga­rá a Vox

la tri­fur­ca­ción del es­pa­cio a la derecha del PSOE. Se tra­ta de un mo­men­to de es­pe­cial tras­cen­den­cia pa­ra los po­pu­la­res, que ven la Jun­ta se­rá un la­bo­ra­to­rio de prue­bas pa­ra otras au­to­no­mías y ayun­ta­mien­tos. El plan que ha tra­za­do Ca­sa­do es ése: re­sis­tir co­mo pri­me­ra fuer­za del cen­tro­de­re­cha pa­ra, des­de esa po­si­ción, lan­zar­se a la «re­fun­da­ción» de ese es­pa­cio.

Si bien es ver­dad que Vox que­da re­za­ga­do al pa­pel de co­la­bo­ra­dor ne­ce­sa­rio de PP y Ciu­da­da­nos, hay que re­cor­dar que se­rá en el Par­la­men­to don­de in­ten­ta­rá atraer a los po­pu­la­res ha­cia sus pro­pues­tas so­bre «vio­len­cia do­més­ti­ca». Ca­sa­do es­tá dis­pues­tos a «re­for­zar» la pro­tec­ción de abue­los, ni­ños y pa­dres maltratados en el ám­bi­to do­més­ti­co. Pe­ro que­ría sa­car­lo del do­cu­men­to acor­da­do.

Por úl­ti­mo, hay que des­ta­car que la fi­gu­ra del se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PP, Teo­do­ro García Egea, sa­le «muy re­for­za­da» in­ter­na­men­te tras lo­grar aco­mo­dar a Cs y Vox en un mis­mo acuer­do a tres ban­das, y sin nin­gu­na me­di­da que su­pon­ga una lí­nea ro­ja o una in­com­pa­ti­bi­li­dad ma­ni­fies­ta pa­ra nin­guno de ellos.

GOGO LO­BA­TO

Teo­do­ro García Egea y Juan­ma Mo­reno (izquierda), por el PP, in­ter­cam­bian el pac­to fir­ma­do con Fran­cis­co Se­rrano y Ja­vier Or­te­ga Smith, de Vox, ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.