El fis­cal des­oye al mé­di­co y de­ja pre­so a Za­pla­na

Pro­po­ne man­te­ner al ex­mi­nis­tro en el hos­pi­tal co­mo re­clu­so has­ta que aca­be to­da la ins­truc­ción

El Mundo - - ESPAÑA - VI­CEN­TE USEROS

A pe­sar de que el es­ta­do de sa­lud del ex pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat Va­len­cia­na y ex ministro de Tra­ba­jo si­gue muy gra­ve, co­mo evi­den­cian los re­sul­ta­dos de las dos úl­ti­mas biop­sias, la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción de Va­len­cia ma­ni­fes­tó ayer su in­ten­ción de man­te­ner su con­di­ción de re­clu­so has­ta que no fi­na­li­ce el pro­ce­so de ins­truc­ción, se­gún con­fir­ma­ron ayer fuen­tes de la de­fen­sa del ex po­lí­ti­co.

No obs­tan­te, el mi­nis­te­rio pú­bli­co con­si­de­ró tam­bién que el me­jor lu­gar don­de pue­de per­ma­ne­cer aho­ra Eduar­do Za­pla­na es in­gre­sa­do en el hos­pi­tal de La Fe. En el cen­tro clí­ni­co de re­fe­ren­cia en el que el ex po­lí­ti­co re­ci­be, a dia­rio, tra­ta­mien­to por parte del mis­mo equi­po que le prac­ti­có el tras­plan­te de mé­du­la ha­ce cua­tro años, tras su­frir leu­ce­mia.

La Fis­ca­lía es par­ti­da­ria de man­te­ner pre­so a Za­pla­na has­ta que no fi­na­li­cen to­das las di­li­gen­cias abier­tas y se reali­cen to­das las com­pro­ba­cio­nes so­bre la pro­ce­den­cia de los mo­vi­mien­tos de su­mas de ca­pi­tal que se ha­brían rea­li­za­do, pre­sun­ta­men­te, en cuen­tas en el ex­tran­je­ro. Por es­te mo­ti­vo, las ins­tan­cias ju­di­cia­les que instruyen el ca­so Erial han vuel­to a re­cha­zar, por quin­ta vez, la pe­ti­ción que ex­car­ce­lar al ex pre­si­den­te va­len­ciano. La jus­ti­fi­ca­ción pa­ra man­te­ner su con­di­ción de pre­so se ba­sa­ría en un hi­po­té­ti­co ries­go de des­truc­ción de prue­bas y que se pro­du­je­ra una fu­ga.

Es­ta de­ci­sión la to­ma la Fis­ca­lía des­oyen­do al je­fe de ser­vi­cio de He­ma­to­lo­gía de La Fe, Guillermo Sanz, quien con­fir­mó a es­te

dia­rio que Za­pla­na se ha­lla en una si­tua­ción de «in­mu­ni­dad ce­ro» y que cual­quier in­fec­ción ba­nal pue­de ser mor­tal pa­ra el en­fer­mo «si no se evi­tan los en­tor­nos hos­ti­les co­mo pue­de ser el de pri­sión».

Sanz des­cri­bió que la En­fer­me­dad In­jer­to Con­tra Hués­ped (EICH) que sufre el in­ves­ti­ga­do es «im­pre­vi­si­ble» y re­quie­re «un in­gre­so pa­ra su tra­ta­mien­to pro­lon­ga­do» en un cen­tro mé­di­co. E in­sis­tió en que de­vol­ver a Eduar­do Za­pla­na a la Pi­cas­sent «su­pon­dría ex­po­ner­lo a cual­quier in­fec­ción que po­dría com­pli­car su es­ta­do y con­ver­tir­se en le­tal».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.