Un con­ce­jal de la CUP ad­mi­te desobe­dien­cia

Jo­sé Té­llez, juz­ga­do por lle­var­se car­te­les del 1-O de un co­che po­li­cial tras ha­ber si­do re­qui­sa­dos

El Mundo - - ESPAÑA - HÉC­TOR MA­RÍN

A las puer­tas de la Ciu­tat de la Jus­tí­cia, don­de 60 per­so­nas con­vo­ca­das por la CUP lo es­pe­ra­ban pa­ra arro­par­lo an­tes de en­fren­tar­se a un jui­cio por un pre­sun­to de­li­to de desobe­dien­cia gra­ve por el que la Fis­ca­lía le pi­de seis me­ses de cár­cel y de in­ha­bi­li­ta­ción, el con­ce­jal de Ba­da­lo­na Jo­sé Té­llez (Guan­yem Ba­da­lo­na) se di­ri­gió vi­si­ble­men­te emo­cio­na­do a la mul­ti­tud: «Tal y co­mo me pe­dís, no voy a dar ni un pa­so atrás».

Iba a de­cla­rar co­mo acu­sa­do de apro­piar­se de unos car­te­les de pro­pa­gan­da del re­fe­rén­dum del 1 de oc­tu­bre de­po­si­ta­dos en un co­che po­li­cial des­pués de ha­ber si­do de­co­mi­sa­dos por la Po­li­cía Lo­cal. Ho­ras des­pués, en la vis­ta, Té­llez ad­mi­tió que co­gió del in­te­rior de un co­che pa­tru­lla unos car­te­les con la in­ten­ción de de­vol­vér­se­los a unos ma­ni­fes­tan­tes. Se apro­pió de ellos, di­jo, por dos mo­ti­vos: ga­ran­ti­zar un de­re­cho fun­da­men­tal co­mo es la li­ber­tad de ex­pre­sión y evi­tar «ma­les ma­yo­res». Vol­ve­ría a ac­tuar igual, zan­jó Té­llez.

Los he­chos ocu­rrie­ron el pa­sa­do 25 de sep­tiem­bre de 2017, en­tre los in­ci­den­tes de la Con­se­lle­ria de Eco­no­mia y el 1-O, días con­vul­sos en los que Té­llez era ter­cer te­nien­te de al­cal­de de Ba­da­lo­na. El con­ce­jal tra­tó de me­diar en­tre cin­co jó­ve­nes y los agen­tes con los que los vio en­ca­rar­se tras ha­ber­les si­do de­co­mi­sa­dos unos car­te­les que es­ta­ban col­gan­do y don­de po­día leer­se Ho­la Eu­ro­pa, Ho­la Re­pú­bli­ca y Ho­la nou país.

Co­mo con­se­cuen­cia de la ne­ga­ti­va de los agen­tes a re­tor­nar los ma­te­ria­les a los jó­ve­nes –tal y co­mo su­gi­rió Té­llez–, se ori­gi­nó una dis­cu­sión. El edil di­jo que fi­nal­men­te op­tó por lle­var­se los car­te­les «am­pa­ra­do por el ar­tícu­lo 20 de la Cons­ti­tu­ción».

Tres ca­bos de la Po­li­cía Lo­cal de­cla­ra­ron que de­co­mi­sa­ron los car­te­les por­que si­guie­ron una or­den de la Fis­ca­lía «a to­das las po­li­cías» pa­ra re­qui­sar ma­te­rial pre­pa­ra­to­rio de re­fe­rén­dum del 1-O. Los agen­tes ase­gu­ra­ron que, tras iden­ti­fi­car a los cin­co jó­ve­nes, una mul­ti­tud em­pe­zó a in­cre­par­les con gri­tos –«fas­cis­tas» y «la­dro­nes»– y a ame­na­zar­les con la pér­di­da de su pues­to de tra­ba­jo a par­tir del 2 de oc­tu­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.