Una pla­ga de le­sio­nes mus­cu­la­res cas­ti­ga a los ju­ga­do­res del Real Ma­drid

La pla­ga de le­sio­nes mus­cu­la­res cas­ti­ga al Real Ma­drid: seis des­de el co­mien­zo de año, 26 des­de el ini­cio de la tem­po­ra­da, la mi­tad de ellas con So­la­ri / El ar­gen­tino pres­cin­dió del pre­pa­ra­dor fí­si­co de Lo­pe­te­gui y re­cu­pe­ró a Pin­tus

El Mundo - - PORTADA - PA­BLO DE LA CA­LLE

La al­te­ra­ción de há­bi­tos con el ca­mino ya ini­cia­do atas­ca la en­fer­me­ría del Real Ma­drid. Una pla­ga de le­sio­nes mus­cu­la­res cas­ti­ga a una plan­ti­lla des­con­cer­ta­da por los per­ma­nen­tes con­tra­tiem­pos. Has­ta los más fuer­tes que­dan atra­pa­dos por es­ta epi­de­mia. To­ni Kroos su­frió una ro­tu­ra en el aduc­tor iz­quier­do en el úl­ti­mo par­ti­do de Li­ga, con­tra la Real So­cie­dad. És­ta es la pri­me­ra le­sión mus­cu­lar del cen­tro­cam­pis­ta ale­mán des­de que fi­chó por el club, en ve­rano de 2014.

La ba­ja del in­ter­na­cio­nal ger­mano se une a las otras cin­co apa­re­ci­das des­de la fi­na­li­za­ción de las va­ca­cio­nes de Na­vi­dad. In­creí­ble y mal­di­to arran­que de 2019. El 31 de di­ciem­bre, Ma­riano fre­nó su reapa­ri­ción por mo­les­tias en el ner­vio ciá­ti­co. El 1 de enero, Mar­cos Llo­ren­te, otro que ca­si nun­ca se le­sio­na, fre­nó su pro­gre­sión por un pro­ble­ma en el aduc­tor iz­quier­do. El día 3 ca­yó el can­te­rano Ja­vi Sán­chez. El día de Re­yes, Ba­le se re­sin­tió del so­leo. El 9 de enero, Cour­tois se que­jó del múscu­lo ilía­co iz­quier­do. Seis au­sen­cias des­de el pa­rón de fi­nal de año que in­co­mo­dan a San­tia­go So­la­ri. El téc­ni­co ar­gen­tino, des­de que re­le­vó a Lo­pe­te­gui, ape­nas ha po­di­do dis­po­ner de la to­ta­li­dad de sus efec­ti­vos.

A es­ta lis­ta de he­ri­dos de co­mien­zo de 2019 hay que su­mar a Mar­co Asen­sio, pa­ra­do des­de el Mun­dial de Clu­bes por do­lo­res en el rec­to fe­mo­ral de­re­cho. To­dos los dam­ni­fi­ca­dos po­drían re­apa­re­cer en un par de se­ma­nas.

La sa­la de re­cu­pe­ra­ción del Real Ma­drid no da abas­to. Des­de el ini­cio de tem­po­ra­da ya son 26 las le­sio­nes mus­cu­la­res que han aso­la­do al gru­po. Una can­ti­dad ele­va­dí­si­ma res­pec­to al Bar­ce­lo­na, con me­nos de cin­co. En el Atlé­ti­co de Ma­drid ya han su­pe­ra­do la do­ce­na.

La mi­tad de los con­tra­tiem­pos mus­cu­la­res han apa­re­ci­do ba­jo la ges­tión de So­la­ri: des­de no­viem­bre se han le­sio­na­do 11 ju­ga­do­res. Con Ju­len Lo­pe­te­gui (des­de ju­lio a fi­na­les de oc­tu­bre), los las­ti­ma­dos fue­ron sie­te.

El as­cen­so de So­la­ri con­lle­vó un cam­bio de me­to­do­lo­gía: pres­cin­dió de Ós­car Ca­ro, el pre­pa­ra­dor fí­si­co de Lo­pe­te­gui, y re­cu­pe­ró a An­to­nio Pin­tus, pie­za bá­si­ca en el or­ga­ni­gra­ma de Zi­ne­di­ne Zi­da­ne y que que­dó re­le­ga­do a un plano se­cun­da­rio tras la mar­cha del fran­cés. El re­torno del ita­liano fue aplau­di­do por la ma­yo­ría del ves­tua­rio.

Los ju­ga­do­res afec­ta­dos por es­tos per­can­ces son 16, más de la mi­tad de la plan­ti­lla. Ba­le es el más re­in­ci­den­te, con cua­tro au­sen­cias; se­gui­do de Mar­ce­lo y de Ma­riano, con tres ca­da uno de ellos. Las le­sio­nes, al mar­gen de los in­for­tu­nios mus­cu­la­res, han si­do mí­ni­mas: es­guin­ce de to­bi­llo de Ca­se­mi­ro, apen­di­ci­tis de Is­co, gol­pe en la ro­di­lla de Kroos...

Los es­pe­cia­lis­tas en pre­pa­ra­ción fí­si­ca coin­ci­den en que es­ta pla­ga pue­de de­ber­se a di­fe­ren­tes cau­sas: ex­ce­si­va car­ga de tra­ba­jo, es­trés, an­sie­dad, de­fi­cien­te pre­tem­po­ra­da, in­co­rrec­ta do­si­fi­ca­ción de es­fuer­zos, ali­men­ta­ción inade­cua­da, mal es­ta­do del terreno de jue­go...

Da­vid Ló­pez Ca­pa­pé, mé­di­co ex­per­to en atle­tis­mo, sos­tie­ne que es­te alud de ad­ver­si­da­des no es ca­sual: «Las le­sio­nes mus­cu­la­res no son por ma­la suer­te, sino que se de­ben a va­rios fac­to­res. Ma­la suer­te es que se te cai­ga un por­te­ro en­ci­ma. Hay si­tua­cio­nes que in­cen­ti­van es­tos pro­ble­mas, co­mo el ex­ce­so de par­ti­dos, los en­tre­na­mien­tos fuer­tes, la fal­ta de des­can­so o la ma­la hi­dra­ta­ción. Asi­mis­mo, hay otros ele­men­tos que fa­vo­re­cen la re­cu­pe­ra­ción, co­mo la bue­na coor­di­na­ción en­tre los ser­vi­cios de me­di­ci­na y de fi­sio­te­ra­pia, o una efi­caz su­ple­men­ta­ción de­por­ti­va».

Ló­pez Ca­pa­pé apun­ta que las tra­ta­mien­tos de­ben ade­cuar­se a ca­da ju­ga­dor. Así, si Ba­le es pro­pen­so a las le­sio­nes de­be se­guir un pro­to­co­lo dis­tin­to a otro que es más re­sis­ten­te. «Lo gra­ve no es que apa­rez­can las le­sio­nes mus­cu­la­res, sino que sean re­cu­rren­tes. Pa­ra la pre­ven­ción y re­cu­pe­ra­ción, lo im­por­tan­te es que exis­ta una bue­na coor­di­na­ción en­tre el mé­di­co, el fi­sio, el readap­ta­dor y el en­tre­na­dor. To­das las áreas de­ben es­tar bien di­ri­gi­das», re­cal­ca el doc­tor.

MAR­CA

To­ni Kroos, do­lo­ri­do so­bre el cés­ped, su­frió el pa­sa­do do­min­go con­tra la Real So­cie­dad su pri­me­ra le­sión mus­cu­lar des­de que fi­chó por el Real Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.