La Abo­ga­cía del Es­ta­do rec­ti­fi­ca al Go­bierno por las in­ver­sio­nes en Ca­ta­lu­ña

Afir­ma que ga­ran­ti­zar el 18% de in­ver­sión es una de­ci­sión política y no una obli­ga­ción le­gal co­mo di­jo Ha­cien­da ▶ ERC y PDe­CAT re­do­bla­rán su pre­sión a Sán­chez en el trá­mi­te de Pre­su­pues­tos

El Mundo - - PORTADA - CAR­LOS SE­GO­VIA

La Abo­ga­cía del Es­ta­do re­cha­za des­de 2006 que los Pre­su­pues­tos de­ban cum­plir con el Es­ta­tut de Ca­ta­lu­ña. En el ser­vi­cio ju­rí­di­co del ex presidente Za­pa­te­ro nie­gan la ver­sión de la mi­nis­tra de Ha­cien­da, María Je­sús Mon­te­ro, so­bre la obli­ga­ción le­gal de in­ver­tir en Ca­ta­lu­ña lo que és­ta pe­sa en la eco­no­mía es­pa­ño­la. «El Es­ta­tu­to es un de­seo po­lí­ti­co que no es exi­gi­ble le­gal­men­te», afir­man a es­te dia­rio en el equi­po que lo­gró con éxi­to aguar en el Cons­ti­tu­cio­nal la dis­po­si­ción adi­cio­nal ter­ce­ra. Mon­te­ro sos­tie­ne que sí hay que res­pe­tar el Es­ta­tut al ser Ley Or­gá­ni­ca.

Pre­ci­sa­men­te hoy co­mien­za el trá­mi­te par­la­men­ta­rio de los Pre­su­pues­tos. El Go­bierno ne­ce­si­ta que ERC y PDe­CAT apo­yen las cuentas en más de 30 vo­ta­cio­nes. Su­ya es la lla­ve pa­ra re­do­blar la pre­sión.

La Abo­ga­cía del Es­ta­do re­cha­za des­de 2006 que el Go­bierno ten­ga obli­ga­ción de in­ver­tir en Ca­ta­lu­ña lo que es­ta­ble­ce el Es­ta­tut, en con­tra de lo anun­cia­do por la mi­nis­tra de Ha­cien­da, María Je­sús Mon­te­ro. Así lo ase­gu­ran a es­te dia­rio fuen­tes de la Abo­ga­cía del Es­ta­do del Go­bierno de Za­pa­te­ro que de­fen­die­ron con éxi­to an­te el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal que ha­bía que aguar la lla­ma­da dis­po­si­ción adi­cio­nal ter­ce­ra. Es­ta dis­po­si­ción es­ta­ble­ció que el Es­ta­do de­bía de­di­car en sus Pre­su­pues­tos, a la in­ver­sión en in­fraes­truc­tu­ras de Ca­ta­lu­ña, al me­nos el mis­mo por­cen­ta­je del pe­so de la co­mu­ni­dad en la eco­no­mía es­pa­ño­la, es de­cir en torno al 18% del to­tal, fren­te al 13% de los úl­ti­mos años.

«Es­ta dis­po­si­ción del Es­ta­tu­to es un de­seo po­lí­ti­co que no es exi­gi­ble le­gal­men­te en ab­so­lu­to a nin­gún Go­bierno», afir­man fuen­tes de aquel equi­po de la Abo­ga­cía del Es­ta­do. Ba­jo la ba­tu­ta del abo­ga­do del Es­ta­do je­fe en la épo­ca, Joaquín de Fuen­tes, el ser­vi­cio ju­rí­di­co es­ta­tal sos­tu­vo an­te el Cons­ti­tu­cio­nal que no era ne­ce­sa­rio anu­lar esa dis­po­si­ción por in­cons­ti­tu­cio­nal, co­mo so­li­ci­ta­ba el PP, por­que no ha­bía que cum­plir­la.

En las ale­ga­cio­nes pre­sen­ta­das en sin­to­nía con el en­ton­ces vi­ce­pre­si­den­te, Pe­dro Sol­bes, se es­ta­ble­ce que «no ca­be nin­gu­na du­da de que, en ejer­ci­cio de su po­tes­tad le­gis­la­ti­va, las Cor­tes Ge­ne­ra­les gozan de ple­na li­ber­tad de con­fi­gu­ra­ción, pu­dien­do de­ter­mi­nar li­bre­men­te, en fun­ción de los ob­je­ti­vos de política eco­nó­mi­ca que se con­si­de­ren más re­le­van­tes, la in­ver­sión del Es­ta­do en ca­da una de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas».

«Así el com­pro­mi­so de in­ver­sión es­ta­ble­ci­do en la dis­po­si­ción adi­cio­nal im­pug­na­da só­lo po­dría en­ten­der­se, de con­for­mi­dad con la Cons­ti­tu­ción, en el sen­ti­do de que la Co­mi­sión Mixta de Asun­tos Eco­nó­mi­cos y Fis­ca­les de la Ge­ne­ra­li­tat realizará pro­pues­tas de in­ver­sión en in­fraes­truc­tu­ras en Ca­ta­lu­ña que só­lo se plas­ma­rán en los Pre­su­pues­tos anua­les si las Cor­tes Ge­ne­ra­les, con ple­na li­ber­tad, con­si­de­ran opor­tu­na su in­clu­sión, de­ci­dien­do tam­bién li­bre­men­te la cuan­tía de la par­ti­da».

Es­ta li­ber­tad de mo­vi­mien­to pa­ra el Go­bierno fue ne­ga­da el pasado vier­nes en rue­da de pren­sa tras el Con­se­jo de Mi­nis­tros por la ti­tu­lar de Ha­cien­da, María Je­sús Mon­te­ro.

El Es­ta­tut pre­veía un es­fuer­zo es­pe­cial de in­ver­sión du­ran­te sie­te años, has­ta 2014

Mon­te­ro ya con­ce­dió el pasado sep­tiem­bre 759 mi­llo­nes pa­ra in­fraes­truc­tu­ras

«El Go­bierno con­tem­pla el res­pe­to al Es­ta­tu­to no co­mo una con­tra­par­ti­da, sino en cum­pli­mien­to es­tric­to de la ley y por­que cree­mos que hay que cum­plir con aque­llas dis­po­si­cio­nes que se es­ta­ble­cen en le­yes or­gá­ni­cas, co­mo son los es­ta­tu­tos de Ca­ta­lu­ña y de otras co­mu­ni­da­des, y que en de­ma­sia­das oca­sio­nes no se ha he­cho la par­te de in­ver­sión que co­rres­pon­de».

Pa­ra evi­tar in­ter­pre­ta­cio­nes co­mo la de Mon­te­ro, el PP pidió la anu­la­ción por tra­tar­se de un pri­vi­le­gio, pe­ro la Abo­ga­cía del Es­ta­do dic­ta­mi­na: «No hay pri­vi­le­gio en cuan­to no hay una es­pe­cial ga­ran­tía de in­ver­sión en Ca­ta­lu­ña, sino que la mis­ma ha­brá de de­ci­dir­se, co­mo la del res­to de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, en los Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do».

En la mis­ma lí­nea, el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal sen­ten­ció que la dis­po­si­ción «de­be, pues, in­ter­pre­tar­se en el sen­ti­do de que no vin­cu­la al Es­ta­do en la de­fi­ni­ción de su política de in­ver­sio­nes, ni me­nos­ca­ba la ple­na li­ber­tad de las Cor­tes Ge­ne­ra­les pa­ra de­ci­dir so­bre la exis­ten­cia y cuan­tía de di­chas in­ver­sio­nes».

Con el pa­so del tiem­po se ha aña­di­do otro pro­ble­ma, y es que el Es­ta­tut pre­veía es­te es­fuer­zo es­pe­cial de in­ver­sión du­ran­te sie­te años, con lo que ca­du­có en 2014. Aun con­si­de­ran­do que hu­bie­ra obli­ga­ción, és­ta ya ha­bría ter­mi­na­do, pe­ro la reali­dad es que des­de la cri­sis nunca fue aten­di­da.

Mon­te­ro ya con­ce­dió el pasado sep­tiem­bre 759 mi­llo­nes pa­ra in­fraes­truc­tu­ras co­rres­pon­dien­tes a 2008 por­que se­ña­ló que así le obli­ga­ba una sen­ten­cia del Tri­bu­nal Su­pre­mo de 2017. En ella, el TS coin­ci­día con el Cons­ti­tu­cio­nal en que no era vin­cu­lan­te el Es­ta­tut, pe­ro con­de­nó al Go­bierno cen­tral por no cum­plir un trá­mi­te al que se ha­bía com­pro­me­ti­do for­mal­men­te en la Co­mi­sión Mixta con la Ge­ne­ra­li­tat en aquel año de lle­var a ca­bo la in­ver­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.