EL SE­BIN, DE NUE­VO EN EL DISPARADERO

El Mundo - - MUNDO - / D. L. / D. S.

Pri­mer tropiezo mo­nu­men­tal del ge­ne­ral Ma­nuel Cris­top­her Fi­gue­ra. El nue­vo di­rec­tor del Se­bin, quien asu­mió el li­de­raz­go de la po­li­cía política pa­ra sus­ti­tuir al (ca­si) to­do­po­de­ro­so ge­ne­ral Gus­ta­vo Ló­pez, lle­gó a ese or­ga­nis­mo con la in­ten­ción de re­du­cir el rui­do in­terno, en­via­do di­rec­ta­men­te por Ni­co­lás Ma­du­ro. Una de sus pri­me­ras me­di­das fue me­jo­rar las con­di­cio­nes de los pre­sos po­lí­ti­cos. For­ma­do en Cu­ba, el ge­ne­ral no es­tá vin­cu­la­do a Dios­da­do Ca­be­llo, ‘número dos’ de la re­vo­lu­ción, co­mo sí ocu­rría con su an­te­ce­sor. El ‘sui­ci­dio’ del con­ce­jal opo­si­tor Fernando Al­bán pu­so en el disparadero a Gon­zá­lez, quien tras su ce­se fue re­co­lo­ca­do co­mo con­se­je­ro de Se­gu­ri­dad de la Pre­si­den­cia. «Hay dos Se­bin, y mu­cho ner­vio­sis­mo en fuer­zas ar­ma­das y cuer­pos de se­gu­ri­dad», re­su­me San Mi­guel. El Se­bin de Ca­be­llo y el Se­bin de Ma­du­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.