Aho­ra aban­do­nan las Ca­sas Alia­das

Re­ve­lan re­co­rri­dos que las se­des del pro­yec­to ce­rra­ron des­de al me­nos ha­ce dos me­ses

El Norte - - Portada - IMEL­DA RO­BLES

Tres años des­pués de ini­cia­do, Alia­dos Con­ti­go, el pro­gra­ma que erra­di­ca­ría la po­bre­za en el Es­ta­do du­ran­te el Go­bierno de Jai­me Ro­drí­guez, es­tá prác­ti­ca­men­te des­man­te­la­do.

En re­co­rri­dos rea­li­za­dos por EL NOR­TE se en­con­tra­ron aban­do­na­das to­das las lla­ma­das Ca­sas Alia­das, abier­tas des­de el 2016 en zo­nas vul­ne­ra­bles co­mo se­de de los alia­dos pa­ra trans­for­mar a las co­mu­ni­da­des.

Es­to se su­ma a que, des­de sep­tiem­bre pa­sa­do, co­men­za­ron a des­pe­dir a los em­plea­dos y pa­ra es­te 2019 les re­cor­ta­ron un 50 por cien­to del pre­su­pues­to, que­dan­do en casi 50 mi­llo­nes de pe­sos.

“Ha ve­ni­do gen­te a pre­gun­tar que si van a abrir, y les di­go ‘pues que yo se­pa ya no’. Ya no abrie­ron”, di­jo un ve­cino que vi­ve frente a la Casa Alia­da de la Co­lo­nia Vi­lla Olím­pi­ca, en Gua­da­lu­pe, que tie­ne una cor­ti­na de ace­ro has­ta aba­jo.

El ve­cino se­ña­ló que la ce­rra­ron des­de finales de no­viem­bre.

“An­tes ve­nían”, di­jo. “Eran mu­chí­si­mos mu­cha­chos, cha­vas. Po­nían aquí los ca­rros, de aquel la­do, y se me­tían y es­ta­ban ahí des­de las 10 de la ma­ña­na has­ta las 5 (de la tar­de)”.

En re­co­rri­dos por las seis Ca­sas Alia­das del área me- tro­po­li­ta­na que se abrie­ron se cons­ta­tó que to­das es­tán aban­do­na­das y los ve­ci­nos coin­ci­den en que na­die ha ido des­de ha­ce casi dos me­ses.

Has­ta el vier­nes pa­sa­do in­te­gran­tes del pro­gra­ma se­guían sin que se les re­no­va­ra su con­tra­to, que ven­ció el 31 de di­ciem­bre, in­for­mó una fuen­te, pe­ro no pre­ci­só el nú­me­ro.

Ac­tual­men­te de­pen­den de la Se­cre­ta­ría de Desa­rro­llo So­cial, y an­tes de la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de Go­bierno.

Alia­dos Con­ti­go em­pe­zó a des­vir­tuar­se tras la sa­li­da de la ac­ti­vis­ta Con­sue­lo Ba­ñue­los del pro­gra­ma en ju­lio del 2017, cuan­do sus in­te­gran­tes fue­ron sa­ca­dos de las zo­nas mar­gi­na­das pa­ra ha­cer en­cues­tas en co­lo­nias de cla­se me­dia y des­pués fue­ron uti­li­za­dos pa­ra re­co­lec­tar fir­mas en fa­vor de la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial de Ro­drí­guez.

La Casa Alia­da ubi­ca­da en la Co­lo­nia Am­plia­ción Mu­ni­ci­pal, que com­pren­de el sec­tor del Ce­rro del To­po Chi­co, en Mon­te­rrey, era la más re­pre­sen­ta­ti­va, por­que ahí arran­có ofi­cial­men­te el pro­gra­ma en fe­bre­ro del 2016.

Per­so­nal del DIF de Mon­te­rrey que tie­ne ofi­ci­nas a un la­do de esas ins­ta­la­cio­nes se­ña­ló que no sa­ben na­da del pro­gra­ma, pe­ro re­cal­ca­ron que ve­ci­nos han ido a bus­car a los “alia­dos” por apo­yos que les pro­me­tie­ron, sin en­con­trar­los.

Se vi­si­ta­ron tam­bién las Ca­sas Alia­das del Cen­tro Co­mu­ni­ta­rio Bi­cen­te­na­rio de la Co­lo­nia In­de­pen­den­cia; del Frac­cio­na­mien­to Va­lle de Lin­coln, en G ar­cía; de la Co­lo­nia Las Pal­mas, en Gar­cía, y la ubi­ca­da den­tro del Cen­tro Co­mu­ni­ta­rio Alian­za Real, en Es­co­be­do.

Es­tas ofi­ci­nas eran un pun­to de reunión dia­rio an­tes o des­pués de sa­lir a cam­po. Los alia­dos te­nían compu­tado­ras, es­cri­to­rios, ma­pas y de­bían ana­li­zar la in­for­ma­ción re­ca­ba­da so­bre las fa­mi­lias.

Éri­ka Me­di­na, ex coor­di­na­do­ra de zo­na del pro­yec­to en Gar­cía y quien fue des­pe­di­da en sep­tiem­bre pa­sa­do, di­jo que el pro­gra­ma se pa­ra­li­zó pa­ra vol­car­se úni­ca­men­te a jun­tar fir­mas pa­ra “El Bron­co”.

“To­dos te­nía­mos esa or­den”, se­ña­ló. “Era con­se­guir fir­mas pa­ra él (Ro­drí­guez), no ha­bía al­guien que no lo pu­die­ra ha­cer. To­do lo que fue las fir­mas fue un mu­gre­ral”.

El ob­je­ti­vo ori­gi­nal de Alia­dos era cu­brir nue­ve di­men­sio­nes en las fa­mi­lias: iden­ti­dad, em­pleo, edu­ca­ción, sa­lud, nu­tri­ción, vi­vien­da, di­ná­mi­ca fa­mi­liar, ac­ce­so al cré­di­to y ac­ce­so a la jus­ti­cia, al­go que, afir­ma Me di­na, nun­ca pu­die­ron lo­grar.

ol­vi­da­do­sElpro­gra­ma arran­có ofi­cial­men­te con la aper­tu­ra de la Casa Alia­da en el sec­tor del Ce­rro del To­po Chi­co (re­cua­dro), que aho­ra se en­cuen­tra aban­do­na­da (arri­ba).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.