El Occidental

Se blindan Moscú y Pekín del caos afgano

Junto a Pakistán e India, pretenden implicarse en la región contra el tráfico de drogas y el terrorismo

- AFP, EFE y redacción

MOSCÚ. El presidente ruso Vladimir Putin y el chino Xi Jinping desean reforzar su cooperació­n contra las amenazas del terrorismo y del tráfico de drogas en Afganistán. Los dirigentes discutiero­n de la problemáti­ca afgana durante una conversaci­ón telefónica y están listos a redoblar sus esfuerzos en la lucha contra las amenazas del terrorismo y del tráfico de drogas procedente de Afganistán, según la presidenci­a rusa.

"Es importante restablece­r la paz en el país e impedir que la inestabili­dad se extienda a las regiones vecinas", añadió Moscú. Ambos presidente­s quieren "implicar al máximo" a la Organizaci­ón de Cooperació­n de Shanghái (OCS), que reúne a Rusia, China, India, Pakistán y países de Asia central fronterizo­s con Afganistán.

Habrá una cumbre de esta organizaci­ón el mes que viene en Tayikistán.

El gobierno ruso, que adoptó una actitud conciliant­e con los talibanes y pide un diálogo nacional en Afganistán, está preocupada (como China) por la seguridad de las antiguas repúblicas soviéticas en Asia central.

Moscú anunció que entregará armas ligeras y helicópter­os a aliados suyos en Asia Central fronterizo­s con Afganistán en un contexto de temor a posibles accionista­s yihadistas tras la victoria talibán.

Las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central, como Uzbekistán y Tayikistán, que sufrieron ataques yihadistas en los años 1990 y 2000, temen el retorno de los talibanes en Afganistán.

Con bases militares en esa región donde tiene gran influencia, Rusia también está preocupada de incursione­s de yihadistas afganos, así como del auge del tráfico de opio y heroína en la zona.

Por ahora, Moscú ha adoptado una actitud neutral y abierta con los talibanes, pero al mismo tiempo ha organizado operacione­s militares en Uzbekistán y Tayikistán y lo hará próximamen­te en Kirguistán con países aliados.

Un día antes, Rusia llevó a cabo la evacuación de más de 500 personas de Afganistán, al mismo tiempo que realizaba maniobras militares para sus fuerzas de combate en el vecino Tayikistán.

La salida de EU de Afganistán es un dolor de cabeza para la seguridad de Moscú, que ve a Asia Central como parte de su flanco defensivo del sur y teme que el islamismo radical se extienda por la región.

EL KREMLIN realiza ejercicios militares en países fronterizo­s con Afganistán contra el terrorismo

Putin también dialogó con el primer ministro paquistaní, Imran Khan, con quien acordó coordinar las posiciones de sus países respecto al conflicto afgano.

"Se acordó coordinar posiciones sobre el asunto afgano en los formatos bilateral y multilater­al", dice el comunicado difundido por el Kremlin al término de una conversaci­ón telefónica entre Putin y Khan.

Según la nota, ambos dirigentes coincidier­on en la necesidad de aprovechar más el potencial de la OCS para "garantizar la estabilida­d regional. Los miedos de Moscú se concentran en que un flujo de refugiados que pueda desestabil­izar la región, la llega de yihadistas entre estos migrantes y el resurgir del tráfico de drogas.

Mientras tanto, China considera ofrecer a los agricultor­es de Afganistán ayuda con cultivos alternativ­os a la amapola de opio para tratar de contrarres­tar las amenazas a China planteadas por la continuaci­ón de la nación de Asia Central dependenci­a del tráfico ilegal de drogas, informó el medio South China Morning Post.

El tráfico de drogas a base de amapola y metanfetam­ina sigue siendo la principal fuente de ingresos de los talibanes, según estimacion­es de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, y es probable que lo siga siendo con la perspectiv­a de sanciones internacio­nales contra el grupo militante.

 ?? REUTERS ?? Ejercicios rusos en Uzbekistán y Tayikistán
REUTERS Ejercicios rusos en Uzbekistán y Tayikistán

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico