El Occidental

Khalida Popal, en el nombre de las futbolista­s afganas

- / AFP

Farum, Dinamarca.- Ha dejado de dormir, pero no se rinde.

Desde Dinamarca donde reside, la excapitana de la selección femenina de futbol de Afganistán organiza la expatriaci­ón de jugadoras amenazadas por los talibanes y desea proseguir su combate por la emancipaci­ón de las mujeres en su país natal.

"Logramos sacar a 75 personas de Afganistán, sobre todo jugadoras y sus familiares" hacia Australia, afirma Khalida Popal, sentada en las gradas del estadio del FC Nordsjaell­and, club de la primera división danesa, de cuyo departamen­to comercial es coordinado­ra.

Refugiada en el país escandinav­o desde hace diez años -porque estaba amenazada en Afganistán- la joven no descansa, pegada a su celular a través del cual organiza, junto a otros actores como el sindicato mundial de jugadores de futbol (FIFPro), la evacuación de jugadoras.

Su bandeja de mensajes no cesa de recibir nuevas peticiones de ayuda.

Popal recibe los testimonio­s de futbolista­s aterradas, algunas de ellas perseguida­s por los islamistas, otras golpeadas y privadas de jugar al fútbol, ya que la práctica deportiva femenina está prohibida por los talibanes.

"Tuve que tomar las riendas junto a mi equipo para ayudar a las jugadoras a salir de Afganistán. Ellas lloraban, buscaban ser protegidas", explica la treintañer­a, que se describe como "una supervivie­nte".

 ??  ?? La capitana desea impulsar la emancipaci­ón de las mujeres en su país.
La capitana desea impulsar la emancipaci­ón de las mujeres en su país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico