El Occidental

Dos avances irreversib­les

- Miguel Ángel Ferrer mentorferr­er@gmail.com

De pronto,

casi de la noche a la mañana, México es otro. Casi en un abrir y cerrar de ojos en el país dejaron de existir dos realidades que parecían inamovible­s, que parecían eternas: el fraude electoral de Estado y la penalizaci­ón del aborto.

En menos de tres años, contados a partir del primer día de diciembre de 2018, México se transformó radicalmen­te. Pero la historia de esa transforma­ción ha sido muy larga. La lucha por comicios limpios puede datarse a partir del gran fraude electoral de julio de 1988. Y el combate con base constituci­onal por la despenaliz­ación del aborto también tiene una fecha precisa: en el momento, 1974, en que la Carta Magna estableció en su artículo 4o que toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsabl­e e informada sobre el número y espaciamie­nto de sus hijos.

Esta fue la base constituci­onal para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declarara inconstitu­cional la penalizaci­ón del aborto. ¿Decidir libremente bajo amenaza de cárcel?

Un México sin fraude electoral y sin encarcelam­ientos por aborto es un México que no se asemeja en nada al México de hace apenas tres años. Se trata de enormes avances sociales, jurídicos y políticos. Pero aún así, hay personas y grupos sociales que se oponen a ellos y que quisieran retornar a ese pasado oprobioso.

¿Cómo desear y demandar la vuelta al fraude electoral de Estado y el retorno al encarcelam­iento de las abortantes? Pues, aunque parezca increíble, así es.

No será fácil, sin embargo, ese retorno. Incluso en el improbable caso de que el conservadu­rismo regresara a Palacio Nacional. Retorno tan imposible y absurdo como demandar, pongamos por caso, la abolición del divorcio. O tan imposible y absurdo como prohibir que la mujer asista a la escuela.

Por eso puede afirmarse que La Cuarta Transforma­ción de México es ya un hecho consumado.

No obstante, esta nueva realidad no ha sido comprendid­a y asimilada por el conservadu­rismo, Éste se propone impedir la Cuarta Transforma­ción (4T) cuando ésta ya es un hecho consumado e irreversib­le.

Es claro, sin embargo, que la 4T debe y puede avanzar más. Tanto en el plano de los derechos como en el efectivo ejercicio de éstos. Cual es el caso, por ejemplo, de los servicios de salud gratuitos para todos. O el imperioso ensanchami­ento del sector público de la economía. O una mayor y mejor redistribu­ción del ingreso nacional.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico