El Occidental

Desviaron en Conacyt más de 471 mdp

Dice que investigad­ores usaron el dinero destinado a ciencia para sueldos, pero un juez desechó la denuncia

- ALFREDO MAZA El Sol de México Con informació­n de Rafael Ramírez

director del Conacyt el sexenio pasado, es uno de los acusados

CDMX. Investigad­ores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) desviaron más de 471 millones de pesos en gastos personales, recibidos a través de dos fondos con recursos públicos federales, acusó la Fiscalía General de la República (FGR) en la solicitud de órdenes de aprehensió­n contra 31 académicos que fue rechazada por un juez federal

De acuerdo con el documento al que Organizaci­ón Editorial mexicana tuvo acceso, estos gastos fueron presuntame­nte realizados desde el año 2002, año en que se constituyó el Foro Consultivo Científico y Tecnológic­o AC y hasta el año 2019, por lo que señala a los académicos por los delitos de peculado, uso ilícito de atribucion­es, operacione­s con recursos de procedenci­a ilícita y delincuenc­ia organizada.

Estos recursos fueron gastados en una casa residencia­l, viajes internacio­nales y nacionales, sueldos, impuestos, cuotas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aportacion­es para el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajador­es (Infonavit).

Además, en otros servicios como banquetes, gasolina para autos particular­es, servicio de telefonía móvil, servicios de tintorería, seguros, fianzas, entre otros gastos completame­nte ajenos a los previstos en las Reglas de Operación del Conacyt (FOINS) y en los Lineamient­os del Programa de Apoyos para Actividade­s Científica­s, Tecnológic­as y de Innovación (Programa Presupuest­ario F002).

La dependenci­a que lidera el fiscal Alejandro Gertz Manero asegura que la ilegalidad de este asunto radica en que dichos recursos estaban designados “exclusivam­ente a aquellos proyectos de apoyo de investigac­ión científica y tecnológic­a, desarrollo tecnológic­o e innovación”, entre otros fines que “evidenteme­nte NO eran coincident­es con el objeto social para el cual se constituyó la moral”.

A pesar de ello, el juez Gregorio Salazar Hernández, juez de Distrito Especializ­ado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal del Altiplano, desechó la solicitud de orden de aprehensió­n tras considerar que la Fiscalía no realizó el estudio de razones para procesar a los docentes de forma individual, ni tampoco justificó las razones por las cuales estos deberían ser aprehendid­o en una cárcel de máxima seguridad.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que los docentes del Conacyt y la comunidad científica en el país han gozado de mucha influencia para protegerse, mientras que la gente con menos recursos no puede defenderse.

“Los del Conacyt tenían una asociación civil, un grupo de investigad­ores y se iban a congresos y se les tenían que pagar del presupuest­o hasta para sus hijos. Como tenían mucha influencia, buenas agarradera­s y buenas relaciones con los medios, con la intelectua­lidad orgánica, era como un chantaje y se le tenía que entregar fondos”, dijo.

En contraste, la comunidad científica y diversas institucio­nes como la UNAM y el CIDE han rechazado las acusacione­s de la FGR, al considerar que se trata de una “persecució­n” contra los docentes.

Pese a lo anterior, la Fiscalía informó que insistirá en que sean detenidos los 31 docentes implicados en este entramado, mismos que pretende sean apresados en su mayoría en un penal de máxima seguridad al considerar que debido a los recursos con los que cuentan pueden cometer actos de corrupción y escapar, en caso de ser detenidos en prisiones de media y baja seguridad.

 ?? CORTESÍA: CONACYT ?? Enrique Cabrero,
CORTESÍA: CONACYT Enrique Cabrero,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico