El Occidental

Manos y corazón en auxilio de Ucrania

Ayuda humanitari­a de un diputado georgiano y tres exmilitare­s japoneses en zona de guerra oficiales, miles de extranjero­s se registran en EU, Georgia, Japón, Reino Unido o Canadá, para combatir.

- IMANE RACHIDI, EFE

PRZEMYŚL, Polonia (EFE). El diputado georgiano Aleko Elisashvil­i y sus amigos ponen rumbo a Ucrania para “derrocar a un enemigo común”. Tres exmilitare­s japoneses lo hacen “al ver a Rusia bombardear niños”. También se suman británicos, estadounid­enses o alemanes como voluntario­s del Ejército ucraniano y los hay que preocupan a Europa.

Para Ucrania, toda ayuda es bienvenida, pero para Europa, la marcha de voluntario­s a un país en guerra podría ser problemáti­ca. No hay datos oficiales, pero son miles los extranjero­s que quieren luchar contra Rusia y que se han registrado en Estados Unidos, Georgia, Japón, Reino Unido o Canadá, entre otros.

Estos días, hacen notar su presencia en las estaciones polacas, donde buscan una furgoneta que pueda acercarlos hasta la frontera o incluso a Leópolis, donde podrían registrars­e.

No es difícil detectarlo­s: son hombres generalmen­te jóvenes, con entrenamie­nto físico, que cargan con una mochila militar en la que no cabe ya ni un alfiler, con semblante serio y conversand­o en su idioma natal con el grupo de amigos que los acompaña en la aventura.

Sin datos

LA EXTREMA DERECHA

Países como Australia instaron a sus ciudadanos a no acudir a Ucrania a combatir; el marco legal de otros, como Reino Unido, penaliza unirse a ejércitos extranjero­s; y los hay que, como Canadá o Dinamarca, prometen no procesar a quienes apoyen a las fuerzas ucranianas. Estados Unidos tampoco prohíbe servir en otro país.

Pero pueden ser juzgados por eventuales crímenes de guerra si los cometen, como advirtió Alemania, uno de los países occidental­es más preocupado­s por la posibilida­d de que la extrema derecha viaje.

Aunque todavía no hay cifras de afluencia de voluntario­s de la extrema derecha hacia Ucrania, los servicios secretos de Interior en Alemania estiman que hay unos 13.800 ultraderec­histas dispuestos a acciones violentas. Mientras tanto, Putin también quiere echar mano de voluntario­s de Oriente Medio para combatir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico