¡HAS­TA SIEM­PRE, DARVELIO!

Fa­lle­ció el jue­ves el can­tan­te ver­nácu­lo Darvelio Arre­don­do Villanueva, de­jan­do un gran le­ga­do mu­si­cal

El Sol de Acapulco - - Portada - JAVIER TI­NO­CO MEMIJE

Uno de los má­xi­mos ex­po­nen­te­sen­tes de la mú­si­ca gue­rre­ren­se, Darvelio io Arre­don­do Villanueva, fa­lle­ció la a noche del jue­ves, de­jan­do gran­des me­lo­días que pu­sie­ron en al-lto a nues­tro país.

El “Alin­go

Lin­go”, “La San Mar­que­ña”, “Ato­li­to con el De­do”, en­tre otros gran­des éxi­tos que que­da­rán pa­ra la his­to­ria.

Uno de los can­tan­tes ver­nácu­los más representativos de la mú­si­ca gue­rre­ren­se, Darvelio Arre­don­do Villanueva, fa­lle­ció el pa­sa­do jue­ves en­lu­tan­do a to­da la co­mu­ni­dad cul­tu­ral del es­ta­do y de­jan­do en su le­ga­do el “Alin­go Lin­go”, “La San Mar­que­ña”, “Ato­li­to con el De­do”, en­tre otros gran­des éxi­tos que que­da­rán pa­ra la his­to­ria.

Na­ci­do un 13 de fe­bre­ro del año 1934, en el mu­ni­ci­pio de Tixtla, Guerrero, re­gión Cen­tro de la en­ti­dad, se des­ta­có a lo lar­go de su vi­da por par­ti­ci­par en los más gran­des es­ce­na­rios del país, co­mo el Tea­tro Blan­qui­ta, Pla­za Mé­xi­co, en­tre otros, al igual que por sus pre­sen­ta­cio­nes en el ex­tran­je­ro re­pre­sen­tan­do la mú­si­ca tra­di­cio­nal me­xi­ca­na, en especial la chi­le­na con ma­ria­chi.

En Aca­pul­co fue­ron in­nu­me­ra­bles las pre­sen­ta­cio­nes con lle­nos to­ta­les, en don­de con­ver­gía a pe­que­ños y gran­des, quie­nes se mos­tra­ron siem­pre gus­to­sos al co­rear las es­tro­fas de las can­cio­nes que han pa­sa­do de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción.

La muer­te del can­tan­te se dio la noche del pa­sa­do jue­ves ocho de no­viem­bre, des­pués de lu­char y per­der la ba­ta­lla con una en­fer­me­dad que le ga­nó el úl­ti­mo raund.

A tra­vés de re­des so­cia­les, ami­gos can­tan­tes y pro­mo­to­res mu­si­ca­les de to­das par­tes del país han la­men­ta­do su muer­te, es­pe­ran­do que “Dios lo re­ci­ba con una gran fies­ta”, ase­gu­ran­do que se ele­va­rá a lo más al­to pa­ra re­unir­se con su her­mano y com­pa­ñe­ro de es­tro­fas, Ta­deo Arre­don­do, fa­lle­ci­do en 1976.

DEP Darvelio Arre­don­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.