PETFRIENDL­Y

El Sol de Acapulco - - Viajero - REDACCIÓN

Si eres de quie­nes cree que los pa­seos con la mas­co­ta de­ben lle­var­se más allá de las ca­lles que ro­dean el ho­gar, en­ton­ces in­clu­ye en tu agen­da un via­je es­pe­cial que los pon­ga en con­tac­to con la na­tu­ra­le­za, un día de cam­po o in­clu­so un fin de se­ma­na acam­pan­do.

Tu pe­rri­to pon­drá a prue­ba sus ins­tin­tos, “es un buen mo­men­to para que prac­ti­quen al­gún de­por­te co­mo el ca­ni­bi­ke o un cha­pu­zón”, men­cio­na Ge­rar­do Her­nán­dez, ex­per­to en com­por­ta­mien­to ca­nino de Eu­ka­nu­ba. El es­pe­cia­lis­ta nos com­par­te al­gu­nos con­se­jos para ha­cer del cam­ping con tu ca­nino una experienci­a me­mo­ra­ble.

In­ves­ti­ga so­bre el des­tino. Exis­ten al­gu­nas áreas pro­te­gi­das que tie­nen es­pe­cies en­dé­mi­cas y no acep­tan mas­co­tas. No ha­gas el via­je en vano.

EL PAR­QUE

No lo pier­das de vis­ta. Pre­vé en­fer­me­da­des y evi­ta que to­me agua de ríos y char­cos, pro­cu­ra que no co­ma pas­to o cual­quier otra plan­ta; si se en­cuen­tran con más ani­ma­les, es im­por­tan­te que se acer­que len­ta­men­te.

Com­par­tan la ca­sa. No lo de­jes en el ex­te­rior y, por la no­che, tra­ta de que duer­ma con­ti­go para pro­te­ger­lo del cli­ma y la fau­na.

Bo­ti­quín ava­la­do por su ve­te­ri­na­rio. Lle­va am­po­lle­tas an­ti­pul­gas, va­se­li­na para pro­te­ger sus co­ji­ne­tes, re­pe­len­te para pe­rros y al­gún an­ti­his­ta­mí­ni­co en ca­so de cual­quier pi­ca­du­ra de in­sec­to.

Lle­va un slee­ping o man­ti­ta para él, lo pro­te­ge­rá de las su­per­fi­cies frías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.