Que la pe­sa­dum­bre no ab­sor­ba tu ener­gía lue­go de un pe­rio­do de des­can­so; con­se­jos para man­te­ner­te sa­lu­da­ble y de buen hu­mor

El Sol de Acapulco - - Viajero -

Du­ran­te las va­ca­cio­nes to­do es ale­gría, pe­ro al re­gre­sar a ca­sa y a las ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas, el via­je­ro pue­de ex­pe­ri­men­tar desáni­mo; no es lo mis­mo pa­sar el día en una playa o en­tre los ár­bo­les de una sel­va o bos­que, que en una ofi­ci­na ro­dea­do de compu­tado­ras, re­vi­san­do los pen­dien­tes que se acu­mu­la­ron.

Los te­ra­peu­tas de Cr­yoMx de­ta­llan que “readap­tar­se a la vida la­bo­ral re­pre­sen­ta un re­to, que pue­de con­ver­tir­se o ma­ni­fes­tar­se con cua­dros de es­trés agu­do co­mo depresión, an­sie­dad náu­seas, do­lor de ca­be­za, fa­ti­ga, an­sie­dad, ta­qui­car­dia, tem­blo­ri­na y cam­bios de hu­mor”. Ade­más, men­cio­nan que es­ta sen­sa­ción, tam­bién lla­ma­da sín­dro­me post­va­ca­cio­nal, sue­le du­rar de 2 a 3 días a un má­xi­mo de 21 días.

Con­tro­la tu mal­hu­mor.

Rea­li­za al­gu­na ac­ti­vi­dad fí­si­ca.

No de­jes de la­do lo que te gus­ta.

De­ja los pen­dien­tes en la ofi­ci­na.

Pla­nea tus pró­xi­mas va­ca­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.