Jorge Ochoa Ji­mé­nez

El Sol de Acapulco - - Portada -

Tres asun­tos

de su­ma im­por­tan­cia se han con­ca­te­na­do a úl­ti­mas fe­chas. Los in­for­mes del presidente Andrés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor. El de la pre­si­den­ta Adela Ro­mán Ocam­po en Aca­pul­co y el que en es­te mes de oc­tu­bre ha­brá de ren­dir al pue­blo su­riano el go­ber­na­dor Héc­tor As­tu­di­llo Flo­res. La­bor no des­pre­cia­ble de nin­guno de ellos; por lo con­tra­rio, to­do el te­són que la res­pon­sa­bi­li­dad con­lle­va: per­ma­nen­te rit­mo de tra­ba­jo en sa­tis­fa­cer de­man­das ciu­da­da­nas. Ope­rar con de­di­ca­ción en las ne­ce­si­da­des más ur­gen­tes.

Cla­si­fi­can­do en sen­ti­do prio­ri­ta­rio ca­da una de las obras y los ser­vi­cios que se re­quie­ran; que no son uno ni dos, sino un cú­mu­lo gi­gan­te de ac­cio­nes que to­dos los días re­quie­ren aten­ción. El ser­vi­cio pú­bli­co por su pro­pia con­di­ción es una de las ac­ti­vi­da­des ma­yor­men­te ex­pues­tas al exa­men de la gen­te. Cier­to que ga­nar una elec­ción y con­ver­tir­se en un je­fe o je­fa de go­bierno im­pli­ca res­pon­sa­bi­li­da­des su­pe­rio­res. No exis­te du­da de ello. Es en los in­for­mes anua­les que rin­de ca­da uno de ellos, en los que po­de­mos ca­li­fi­car el gra­do de im­pron­ta que han im­pri­mi­do a su ta­rea so­cial en be­ne­fi­cio del ma­yor nú­me­ro de ciu­da­da­nos po­si­ble.

Go­ber­nar es sa­ber ma­ne­jar con acier­to los pro­ble­mas po­lí­ti­cos de la so­cie­dad. Es un com­pro­mi­so de re­cio ca­rác­ter y fuer­te vo­lun­tad so­cial. Es co­no­cer el tem­pe­ra­men­to de las per­so­nas exi­gen­tes, de los de­man­dan­tes pro­fe­sio­na­les y de quie­nes fa­bri­can cau­sas pa­ra exi­gir di­vi­den­dos.

El ciu­da­dano tra­ba­ja­dor, el pro­fe­sio­nis­ta, el es­tu­dian­te, el ama de ca­sa, el trans­por­tis­ta, el in­ver­sio­nis­ta, el mé­di­co y el em­pre­sa­rio, la tra­ba­ja­do­ra do­més­ti­ca, el no­ta­rio pú­bli­co y de­más in­te­gran­tes de la ini­cia­ti­va pri­va­da, atis­ba­mos al­tas y ba­jas del queha­cer po­lí­ti­co. Es don­de nos da­mos cuen­ta si se cum­ple o no con lo pro­gra­ma­do en el plan de go­bierno o si se al­te­ran o mo­di­fi­can las

El ciu­da­dano

tra­ba­ja­dor, el pro­fe­sio­nis­ta, el es­tu­dian­te, el ama de ca­sa, el trans­por­tis­ta, el in­ver­sio­nis­ta, el mé­di­co y el em­pre­sa­rio, la tra­ba­ja­do­ra do­més­ti­ca, el no­ta­rio pú­bli­co y de­más in­te­gran­tes de la ini­cia­ti­va pri­va­da, atis­ba­mos al­tas y ba­jas del queha­cer po­lí­ti­co. Es don­de nos da­mos cuen­ta si se cum­ple o no con lo pro­gra­ma­do en el plan de go­bierno o si se al­te­ran o mo­di­fi­can las cau­sas y los efec­tos pla­nea­dos.

cau­sas y los efec­tos pla­nea­dos.

Es­te es uno de los de­be­res del Con­se­jo Ciu­da­dano pa­ra la Se­gu­ri­dad y Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co del Es­ta­do de Gue­rre­ro. En la re­vi­sión a los es­fuer­zos ofi­cia­les des­ple­ga­mos nues­tro análisis por lo que se ha he­cho y por lo que es­tá pen­dien­te. Es nues­tro queha­cer y vo­ca­ción: que la po­lí­ti­ca sea un ha­lo de luz en la de­mo­cra­cia pa­ra que sir­va de orien­ta­ción a los hom­bres y mu­je­res pú­bli­cos y al fi­nal con­clu­ya co­mo fru­tos de be­ne­fi­cios pa­ra el pue­blo.

Na­da más ni na­da me­nos, desea­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.