Je­sús Lé­pez Ochoa

El Sol de Acapulco - - Portada -

Que me­jor mues­tra de go­ber­na­bi­li­dad que el he­cho de que por cuar­to año con­se­cu­ti­vo Héc­tor As­tu­di­llo Flo­res ha­ya po­di­do ren­dir su in­for­me de go­bierno en la sa­la de ple­nos del Con­gre­so de Gue­rre­ro sin nin­gún pro­ble­ma, co­mo ha­ce años nin­gún go­ber­na­dor se aven­ta­ba cua­tro al hi­lo sin que la se­de del Po­der Le­gis­la­ti­vo es­tu­vie­ra to­ma­da por or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les im­pi­dién­do­le el ac­ce­so.

Ave­ces nos fal­ta me­mo­ria, pe­ro hay que re­cor­dar cuan­do Ze­fe­rino To­rre­blan­ca Galindo op­tó por ha­cer­los re­gio­na­les an­te el con­flic­to con los maes­tros de la CETEG.

Án­gel Agui­rre Ri­ve­ro lle­gó so­la­men­te a tres me­dian­te tre­guas tem­po­ra­les pe­ro el cuar­to ya le to­có a su in­te­ri­no Ro­ge­lio Or­te­ga en­tre­gar­lo en me­dio de fuer­tes pro­tes­tas por la des­apa­ri­ción de los 43 nor­ma­lis­tas de Ayot­zi­na­pa, y así nos po­dría­mos ir más ha­cia atrás.

Eso no quie­re de­cir que es­te­mos en Dis­ney­lan­dia, es to­tal­men­te cier­to, pe­ro es in­di­ca­ti­vo de que al­go se ha avan­za­do, y no ha si­do so­la­men­te obra de un ni­vel de go­bierno. El pro­pio Héc­tor As­tu­di­llo lo ha ve­ni­do re­co­no­cien­do, co­mo en es­ta oca­sión que re­co­no­ció an­te los dipu­tados la co­la­bo­ra­ción que se ha te­ni­do con el go­bierno fe­de­ral y con los mu­ni­ci­pa­les, so­bre to­do con las fuer­zas fe­de­ra­les, y agra­de­ció a la Ma­ri­na y al Ejér­ci­to.

A esa co­la­bo­ra­ción obe­de­ce, y así lo ha in­for­ma­do el go­ber­na­dor, que es­te año Gue­rre­ro ya no fi­gu­re en­tre los es­ta­dos con ma­yor nú­me­ro de crí­me­nes de al­to im­pac­to.

Así lo re­fle­jan las cifras del Se­cre­ta­ria­do Eje­cu­ti­vo del Sis­te­ma Na­cio­nal de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca del go­bierno de Mé­xi­co que pre­si­de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, y así se lo tu­vo que re­cor­dar el pro­pio go­ber­na­dor a un ex­tra­via­do dipu­tado An­to­nio Hel­gue­ra que sor­pren­den­te­men­te en tri­bu­na se refirió co­mo “cos­mé­ti­cas” a las pro­pias cifras del go­bierno de la Cuar­ta

A esa co­la­bo­ra­ción obe­de­ce, y así lo ha in­for­ma­do el go­ber­na­dor, que es­te año Gue­rre­ro ya no fi­gu­re en­tre los es­ta­dos con ma­yor nú­me­ro de crí­me­nes de al­to im­pac­to.

Trans­for­ma­ción, a la que él re­pre­sen­ta en el Con­gre­so de Gue­rre­ro co­mo pre­si­den­te de la Jun­ta de Coor­di­na­ción Po­lí­ti­ca.

Un do­ble au­to­gol si se to­ma en cuen­ta que otras cifras ofi­cia­les, las del INE­GI, men­cio­nan a Aca­pul­co, don­de go­bier­na su par­ti­do Mo­re­na, co­mo la cuar­ta ciu­dad con ma­yor per­cep­ción de in­se­gu­ri­dad en el país.

De­fi­ni­ti­va­men­te al­go no an­da­ba bien con el le­gis­la­dor ya que hu­bo otro ga­za­po peor, pues al ini­cio de su in­ter­ven­ción pro­me­tió ob­je­ti­vi­dad y ter­gi­ver­só evi­den­te­men­te en la má­xi­ma tri­bu­na del es­ta­do al de­cir que el 60 por cien­to de las mo­vi­li­za­cio­nes so­cia­les re­gis­tra­das es­te año fue­ron por cau­sas del ám­bi­to es­ta­tal.

Lo an­te­rior cuan­do ya el dipu­tado de Mo­vi­mien­to Ciu­da­dano Ar­tu­ro Ló­pez Su­gía ha­bía men­cio­na­do que son el 45 por cien­to del ám­bi­to es­ta­tal, el 40 por cien­to del ám­bi­to fe­de­ral y el 15 por cien­to del mu­ni­ci­pal, tal co­mo es­tá en el in­for­me que por escrito les fue en­tre­ga­do a los dipu­tados y co­mo el pro­pio go­ber­na­dor lo pre­ci­só pos­te­rior­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.