Joa­quín Ba­di­llo Es­ca­mi­lla

El Sol de Acapulco - - Portada -

Si me hu­bie­ran pre­gun­ta­do el día que ocu­rrie­ron los hechos, si es­tu­vo bien o mal que las fuer­zas fe­de­ra­les ha­yan li­be­ra­do a Ovi­dio Guz­mán Ló­pez, a quien iden­ti­fi­can co­mo "Cha­pi­to", hi­jo del nar­co­tra­fi­can­te pre­so en Es­ta­dos Uni­dos, Joa­quín El Cha­po Guz­mán Loe­ra, de pri­me­ra ins­tan­cia hu­bie­ra res­pon­di­do: mal.

Sol­tar a un de­lin­cuen­te cuan­do ya es­tá ase­gu­ra­do, no so­la­men­te es al­go iló­gi­co, sino fue­ra de to­da le­ga­li­dad; es­tá in­clu­so pe­na­do por nues­tras le­yes, las mis­mas que es­ta­ble­cen que quien ordene o fa­ci­li­te la fu­ga de un reo de­be ser cas­ti­ga­do con cár­cel. Y Ovi­dio, por cuan­to a que pe­sa so­bre el or­den de aprehen­sión, era ya, al ser de­te­ni­do, un reo.

Aho­ra, con la ca­be­za fría y ana­li­zan­do to­dos los es­ce­na­rios, si me di­cen que fue li­be­ra­do pa­ra evi­tar que una hor­da de de­lin­cuen­tes des­al­ma­dos, que to­mó de rehe­nes prác­ti­ca­men­te a to­dos los ciu­da­da­nos de Cu­lia­cán, y en es­pe­cial a fa­mi­lia­res de sol­da­dos que ha­bi­tan en un frac­cio­na­mien­to mi­li­tar, co­me­tie­ran ase­si­na­tos ma­si­vos en re­pre­sa­lia por la cap­tu­ra de uno de sus jefes, lo en­tien­do y me uno a las voces que admiten que se hi­zo lo co­rrec­to.

Sin em­bar­go, lo que sí que­da cla­ro es al­go que en mu­chos fo­ros y en es­te mis­mo es­pa­cio he ve­ni­do reite­ran­do: Pa­ra combatir a la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da se re­quie­re no so­la­men­te ar­ma­men­to so­fis­ti­ca­do y ele­men­tos bien en­tre­na­dos, co­mo los que tie­nen la SE­DE­NA, SE­MAR, Po­li­cía Fe­de­ral o Gen­dar­me­ría, aho­ra agru­pa­dos en la Guar­dia Na­cio­nal, sino ade­más pla­nea­ción, es­tra­te­gia y, so­bre to­do, in­te­li­gen­cia.

No se pue­de se­guir com­ba­tien­do el gra­ve pro­ble­ma de vio­len­cia e in­se­gu­ri­dad que pa­de­ce­mos prác­ti­ca­men­te en to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal con es­tra­te­gias de ha­ce 20 años. Pa­re­ce que se nos ol­vi­da que ade­más de la ar­ti­lle­ría y las la­bo­res de in­te­li­gen­cia, te­ne­mos tam­bién la tec­no­lo­gía que vía sa­te­li­tal nos pue­de ayu­dar a lo­ca­li­zar al enemi­go, cor­tar­le to­das las sa­li­das y pro­ce­der. No du­do que el go­bierno es­tá en vías de uti­li­zar to­do lo men­cio­na­do; dé­mos­le tiem­po.

Cu­lia­cán fue una ope­ra­ción fa­lli­da por par­te del ga­bi­ne­te de se­gu­ri­dad, no así del Pre­si­den­te, hay que iden­ti­fi­car­lo co­mo es; fue la me­jor de­ci­sión ha­ber op­ta­do por no ex­po­ner más vi­das, ya que en es­tric­ta teo­ría un Pre­si­den­te to­ma de­ci­sio­nes de­ri­va­do de los plan­tea­mien­tos que sus colaborado­res le pre­sen­tan, el es­ce­na­rio que le fue ex­pues­to ya es­ta­ba per­di­do des­de el ini­cio; sin em­bar­go, me pa­re­ce que es buen mo­men­to pa­ra que el go­bierno va­ya con to­do con­tra esas ban­das de de­lin­cuen­tes que tan­to da­ño han oca­sio­na­do.

Mien­tras tan­to... ¡Já­la­lo que es par­go!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.