Evo aler­ta por “gol­pe de Es­ta­do”

Reivin­di­ca triun­fo en las ur­nas y di­ce que su go­bierno se en­cuen­tra en “es­ta­do de emer­gen­cia”; par­ti­da­rios y de­trac­to­res se en­fren­tan de nue­vo en las ca­lles

El Sol de Acapulco - - Mundo - EFE y AFP

LA PAZ. La cri­sis po­lí­ti­ca en Bo­li­via su­mó ayer un gra­do más de ten­sión al ad­ver­tir el pre­si­den­te Evo Mo­ra­les de que se en­cuen­tra en “es­ta­do de emer­gen­cia”, pa­ra de­fen­der­se de un “gol­pe de Es­ta­do” de la de­re­cha opo­si­to­ra que le pri­ve de una vic­to­ria en las ur­nas.

El em­pleo por Evo Mo­ra­les de la ex­pre­sión “es­ta­do de emer­gen­cia” desató las alar­mas, cuan­do se re­fe­ría so­la­men­te a que su Go­bierno y los mo­vi­mien­tos so­cia­les que le apo­yan se mo­vi­li­zan pa­ra de­fen­der una vic­to­ria que ya ce­le­bran, pe­se a que si­gue el re­cuen­to de vo­tos de las elec­cio­nes del do­min­go.

La Cons­ti­tu­ción no pre­vé ni si­quie­ra esa fi­gu­ra, sino el es­ta­do de ex­cep­ción.

Mo­ra­les com­pa­re­ció a pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na en la se­de de su go­bierno en La Paz, por pri­me­ra vez des­de la no­che elec­to­ral del do­min­go y des­pués de que las pro­tes­tas por el te­mor a un frau­de en el re­cuen­to se ex­ten­die­ran des­de en­ton­ces por el país.

El man­da­ta­rio em­pleó una ad­ver­ten­cia re­cu­rren­te en su dis­cur­so en sus tre­ce años en el po­der: la de­re­cha opo­si­to­ra ma­qui­na el gol­pe.

Pa­ra evi­tar­lo ape­ló a la “mo­vi­li­za­ción pa­cí­fi­ca” de los su­yos y po­cas ho­ras des­pués cen­te­na­res de cam­pe­si­nos, mi­ne­ros, in­dí­ge­nas, sin­di­ca­lis­tas y fun­cio­na­rios es­ta­ta­les mar­cha­ban por el cen­tro de La Paz co­rean­do “Evo no es­tá so­lo”.

La mar­cha pa­cí­fi­ca en la se­de del go­bierno con­tras­tó con los cho­ques vio­len­tos en San­ta Cruz, ca­pi­tal fi­nan­cie­ra de Bo­li­via, a pa­los, gol­pes y pe­dra­das en­tre in­con­di­cio­na­les y de­trac­to­res del pre­si­den­te, con con­ti­nuas cargas de po­li­cías an­ti­dis­tur­bios.

San­ta Cruz fue una de las ciu­da­des don­de más se de­jó sen­tir un pa­ro que te­nía vo­ca­ción de na­cio­nal, jun­to a otras co­mo Co­cha­bam­ba y Ta­ri­ja.

Los in­ci­den­tes co­men­za­ron en la ma­dru­ga­da en San­ta Cruz, con la que­ma de las ofi­ci­nas del tri­bu­nal elec­to­ral de­par­ta­men­tal, co­mo ocu­rrió en­tre lu­nes y mar­tes con si­mi­la­res ofi­ci­nas en las ciu­da­des de Su­cre, Po­to­sí y Co­bi­ja.

El opo­si­tor Car­los Me­sa reite­ró su lla­ma­do a que las pro­tes­tas sean pa­cí­fi­cas e ins­tó a la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal a que no per­mi­ta que Mo­ra­les abo­que al país a una dic­ta­du­ra.

El can­di­da­to opo­si­tor no es­tá dis­pues­to a ren­dir­se has­ta que el ór­gano elec­to­ral, al que acu­sa de frau­de al ser­vi­cio del pre­si­den­te, ce­da y re­co­noz­ca que ha si­do ca­paz de for­zar en las unas una se­gun­da ron­da con­tra Evo Mo­ra­les, quien des­de su lle­ga­da la po­der lle­va ga­nan­do en pri­me­ra por ma­yo­ría en tres elec­cio­nes con­se­cu­ti­vas.

La cuen­ta de los vo­tos lle­va prác­ti­ca­men­te es­tan­ca­da en el 97 por cien­to des­de la no­che del mar­tes, con un 46.68 por cien­to a úl­ti­ma ho­ra de la tar­de de ayer pa­ra el Mo­vi­mien­to del So­cia­lis­mo del man­da­ta­rio bo­li­viano.

La alian­za Co­mu­ni­dad Ciudadana de Me­sa va por el 36.85 por cien­to y las otras sie­te op­cio­nes opo­si­to­ras que­dan muy ale­ja­das, por de­ba­jo del 9 en el me­jor de los ca­sos y la ma­yo­ría ni lle­gan al 1.

El len­to con­teo de­ja por aho­ra a Evo Mo­ra­les ca­da vez más cer­ca de ga­nar en pri­me­ra vuel­ta, en es­te mo­men­to a só­lo un 0.17 por cien­to.

Pa­ra ga­nar las elec­cio­nes en Bo­li­via hay que al­can­zar el 50 por cien­to más uno de los vo­tos, o el 40 con diez pun­tos so­bre el se­gun­do, pa­ra lo que so­lo le fal­tan esas dé­ci­mas.

Un cómpu­to que Me­sa ad­vier­te de que no va a re­co­no­cer has­ta que no coin­ci­da con son­deos que le dan una di­fe­ren­cia de ape­nas el cua­tro por cien­to, con la que iría en di­ciem­bre a una nue­va opor­tu­ni­dad mi­dién­do­se en­ton­ces en so­li­ta­rio con Mo­ra­les, al ser los dos más vo­ta­dos.

NI­CO­LÁS MA­DU­RO

So­li­da­ri­dad con el pre­si­den­te re­elec­to, le­gí­ti­mo, Evo Mo­ra­les... es­tá en mar­cha un gol­pe de Es­ta­do de la de­re­cha con apo­yo in­ter­na­cio­nal”

REUTERS

Una pro­tes­ta en la ca­pi­tal de Bo­li­via, La Paz, con­gre­gó a mi­les de opo­si­to­res al pre­si­den­te que gri­ta­ban "¡frau­de, frau­de, frau­de!"/

EFE

Mo­ra­les acu­só a la de­re­cha de "ins­ti­gar al odio y des­co­no­cer el vo­to in­dí­ge­na"/

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.