AL, go­ber­nan­za con­tra la co­rrup­ción El pa­sa­do

El Sol de Acapulco - - Análisis -

30 de sep­tiem­bre, el pre­si­den­te de Pe­rú, Mar­tín Viz­ca­rra, de­cre­tó la di­so­lu­ción del le­gis­la­ti­vo y lla­mó elec­cio­nes par­la­men­ta­rias. Unas ho­ras des­pués, el Con­gre­so apro­bó la sus­pen­sión tem­po­ral de fun­cio­nes pre­si­den­cia­les de Viz­ca­rra y nom­bró a la vi­ce­pre­si­den­ta Mer­ce­des Aráoz co­mo ti­tu­lar del po­der eje­cu­ti­vo. Sin em­bar­go, un día des­pués ella re­nun­ció a ejer­cer el car­go.

Es­ta en­cru­ci­ja­da po­lí­ti­ca, aún sin re­sol­ver, tie­ne su­mi­do a Pe­rú en una cri­sis cons­ti­tu­cio­nal; la cual, en reali­dad, es re­sul­ta­do de con­fron­ta­cio­nes po­lí­ti­cas que tie­nen co­mo telón de fon­do la co­rrup­ción. Bas­ta re­cor­dar la re­nun­cia pre­si­den­cial de Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki en mar­zo de 2018, so­lo un año y 7 me­ses des­pués de asu­mir el car­go, en me­dio de­nun­cias me­diá­ti­cas de co­rrup­ción y sos­pe­chas de sus víncu­los con Ode­brecht. Tras la di­mi­sión, Viz­ca­rra asu­mió el car­go pre­si­den­cial con tres pro­me­sas fun­da­men­ta­les que no son re­sul­ta­do de la ca­sua­li­dad: la lu­cha con­tra la co­rrup­ción, la de­fen­sa de las ins­ti­tu­cio­nes de­mo­crá­ti­cas y la re­cu­pe­ra­ción de la go­ber­na­bi­li­dad; as­pec­tos fun­da­men­ta­les del Es­ta­do de­mo­crá­ti­co de de­re­cho.

Co­mo ya se men­cio­nó, la cri­sis po­lí­ti­ca en Pe­rú es mul­ti­cau­sal, pe­ro, prin­ci­pal­men­te, se de­be al des­en­ca­de­na­mien­to de es­cán­da­los de co­rrup­ción (trá­fi­co de in­fluen­cias, la­va­do de di­ne­ro, con­tra­ta­cio­nes arre­gla­das, so­bor­nos a las au­to­ri­da­des, et­cé­te­ra) que han lle­va­do a los je­fes de go­bierno a re­nun­ciar, huir, en­trar a pri­sión e in­clu­so mo­rir, de­jan­do co­mo re­sul­ta­do una na­ción ines­ta­ble en­tre un mar re­vuel­to de in­tere­ses de par­ti­do.

Hay que de­cir­lo, el ca­so pe­ruano es una reac­ción sin­to­má­ti­ca a un mal que aque­ja a La­ti­noa­mé­ri­ca, la co­rrup­ción sis­té­mi­ca y sus efec­tos ne­ga­ti­vos co­mo la cons­ti­tu­ción de éli­tes po­de­ro­sas que se en­ri­que­cen a tra­vés de los an­da­mia­jes del Es­ta­do, en de­tri­men­to de so­cie­da­des ca­rac­te­ri­za­das por los al­tos ín­di­ces de de­sigual­dad.

El Ín­di­ce de per­cep­ción de la co­rrup­ción (IPC) de Trans­pa­ren­cia In­ter­na­cio­nal cla­si­fi­ca anual­men­te a los paí­ses y re­gio­nes a par­tir de las per­cep­cio­nes que tie­nen ex­per­tos y eje­cu­ti­vos em­pre­sa­ria­les so­bre el gra­do de co­rrup­ción que exis­te en el sec­tor pú­bli­co. La cla­si­fi­ca­ción va de 0 a 100, don­de 0 im­pli­ca un país muy co­rrup­to y 100 uno muy trans­pa­ren­te. El pro­me­dio pa­ra América La­ti­na y el Ca­ri­be en los úl­ti­mos tres años (2016­2018) es de 41 pun­tos, por de­ba­jo de la me­dia mun­dial de 43. Lo an­te­rior es re­fle­jo de la fra­gi­li­dad de las ins­ti­tu­cio­nes de­mo­crá­ti­cas, las li­mi­tan­tes que exis­ten pa­ra el ejer­ci­cio de los de­re­chos y li­ber­ta­des.

En es­te con­tex­to de co­rrup­ción sis­té­mi­ca, re­sul­ta com­pli­ca­do el for­ta­le­ci­mien­to del en­tra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal de com­ba­te a la co­rrup­ción. Pro­ba­ble­men­te, la so­lu­ción pa­ra la re­gión la­ti­noa­me­ri­ca­na sea la go­ber­nan­za: la coope­ra­ción en­tre go­bierno y so­cie­dad pa­ra la aten­ción efec­ti­va a los pro­ble­mas pú­bli­cos y el ejer­ci­cio de los de­re­chos hu­ma­nos. El ca­so Ode­brecht, mues­tra có­mo los ten­tácu­los de la co­rrup­ción se­cues­tra­ron a la de­mo­cra­cia por mu­chos años. Aho­ra sa­be­mos que la cri­sis po­lí­ti­ca pe­rua­na es efec­to del flu­jo de ca­pi­ta­les ilí­ci­tos que en los he­chos im­pli­ca a 4 ex­pre­si­den­tes de esa na­ción.

Lue­go de ha­cer­se pú­bli­cos los re­gis­tros de la em­pre­sa bra­si­le­ña so­bre el re­par­to de dá­di­vas a fin de con­se­guir con­tra­ta­cio­nes mi­llo­na­rias, tras el va­lio­so es­fuer­zo pe­rio­dís­ti­co, se vi­si­bi­li­zó la co­rrup­ción co­mo un fe­nó­meno tras­na­cio­nal que im­pli­có a al­tos fun­cio­na­rios pú­bli­cos de más de 10 paí­ses de la re­gión a lo lar­go de va­rias dé­ca­das. Hoy en Ar­gen­ti­na, Bra­sil, Chi­le, Co­lom­bia, Ecua­dor, Ve­ne­zue­la, Mé­xi­co,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.