Con­teos dan la vic­to­ria a Evo en pri­me­ra vuel­ta DU­DAN DEL RE­SUL­TA­DO

El Sol de Acapulco - - Mundo -

LA PAZ. El cómpu­to del 99.99 % de los vo­tos da a Evo Mo­ra­les una vic­to­ria elec­to­ral por cuar­ta vez con­se­cu­ti­va en Bo­li­via, aún pen­dien­te de la pro­cla­ma­ción for­mal por un ór­gano elec­to­ral al que la opo­si­ción acu­sa de frau­de.

El Tri­bu­nal Su­pre­mo Elec­to­ral pu­bli­có en la no­che de ayer el con­teo a fal­ta de ese

0.01 que co­rres­pon­de a cua­tro ac­tas de vo­ta­ción anu­la­das en la re­gión ama­zó­ni­ca de Be­ni, so­bre las que no se pro­nun­ció.

El lí­der del Mo­vi­mien­to al So­cia­lis­mo (MAS) lo­gra es­ta vez el 47.07%, pe­ro su­fi­cien­te pa­ra im­po­ner­se al opo­si­tor Car­los Me­sa, que que­da en el 36.51 %, en es­pe­ra de la pro­cla­ma­ción de­fi­ni­ti­va de re­sul­ta­dos por el ór­gano elec­to­ral.

Mo­ra­les ob­ten­dría es­ta cuar­ta vic­to­ria por la mí­ni­ma, con tan só­lo una di­fe­ren­cia del 0.56 %, mien­tras que ha­bía ga­na­do hol­ga­da­men­te con el 53.72 en 2005, en

2009 con su te­cho elec­to­ral del 64.22 y en

2014 con el 63.36.

La ley elec­to­ral exi­ge el 50% de los vo­tos más uno o el 40 con diez pun­tos de ven­ta­ja so­bre el se­gun­do. El man­da­ta­rio lle­ga al 10.56 por cien­to de di­fe­ren­cia, con lo que evi­ta una se­gun­da vuel­ta con Me­sa.

Ni el pre­si­den­te ni el can­di­da­to de la alian­za Co­mu­ni­dad Ciu­da­da­na se ha­bían pro­nun­cia­do al cie­rre de es­ta edi­ción; tam­po­co ha­bía ce­le­bra­cio­nes del MAS.

Más bien si­guie­ron los en­fren­ta­mien­tos en­tre de­fen­so­res y de­trac­to­res de Mo­ra­les y con la Po­li­cía, en re­gio­nes co­mo San­ta Cruz y Co­cha­bam­ba, y la ten­sión fren­te al ór­gano elec­to­ral en La Paz, res­guar­da­do por un fuer­te cor­dón po­li­cial. Me­sa ha ad­ver­ti­do de que no va a re­co­no­cer es­te re­sul­ta­do por­que exis­te "un gi­gan­tes­co frau­de" a fa­vor del man­da­ta­rio pa­ra evi­tar una se­gun­da ron­da.

"¡Bo­li­via di­jo ' no'", "¡Bo­li­via di­jo ' no'", re­pe­tían opo­si­to­res, en alu­sión al am­plio apo­yo ob­te­ni­do por Me­sa.

Las sos­pe­chas se mul­ti­pli­ca­ron des­pués de las pri­me­ras ci­fras el do­min­go, que in­si­nua­ban una iné­di­ta se­gun­da vuel­ta. Pe­ro, tras una in­te­rrup­ción, hu­bo un vuel­co que de­jó a Mo­ra­les cer­ca de la re­elec­ción en pri­me­ra vuel­ta.

El re­cuen­to se desa­rro­lló en­tre pro­tes­tas en gran par­te del país, con ata­ques en los úl­ti­mos días a se­des del ór­gano elec­to­ral en va­rias re­gio­nes, a quien la opo­si­ción y mo­vi­mien­tos cí­vi­cos con­si­de­ra al ser­vi­cio del pre­si­den­te. Hoy es­tán con­vo­ca­dos pa­ros en ciu­da­des co­mo La Paz, se­de del go­bierno y del Le­gis­la­ti­vo, pa­ra mos­trar el re­cha­zo a los re­sul­ta­dos.

La tor­men­to­sa re­la­ción en­tre Evo y Me­sa se re­mon­ta a los años 90 y só­lo tu­vo cua­tro años de tre­gua, cuan­do se alia­ron en la de­man­da ma­rí­ti­ma con­tra Chi­le

Es­ta­dos Uni­dos, la Unión Eu­ro­pea, Bra­sil, Ar­gen­ti­na y Co­lom­bia pi­die­ron una se­gun­da vuel­ta elec­to­ral, al mar­gen del re­sul­ta­do fi­nal

OEA: DE­BE CON­CLUIR AU­DI­TO­RÍA

Por la ma­ña­na, Mo­ra­les ata­có a los ob­ser­va­do­res elec­to­ra­les ofi­cia­les por du­dar de la le­gi­ti­mi­dad de lo que, di­jo, fue su am­plio triun­fo en la pri­me­ra vuel­ta, y su­gi­rió que el gru­po era par­te de un in­ten­to de gol­pe de Es­ta­do.

En co­men­ta­rios desafian­tes, Mo­ra­les di­jo que la mi­sión de ob­ser­va­ción de la Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA) lo ca­lum­nió al plan­tear lo que lla­mó "se­rias du­das" so­bre el con­teo y la im­par­cia­li­dad de la elec­ción del do­min­go.

El equi­po lo­cal de la OEA re­co­men­dó que Bo­li­via con­vo­que una se­gun­da vuel­ta des­pués de una in­te­rrup­ción ines­pe­ra­da del con­teo de vo­tos y un cam­bio re­pen­tino de ten­den­cia en fa­vor de Mo­ra­les, lo que pro­vo­có pro­tes­tas y acu­sa­cio­nes de ma­ni­pu­la­ción por par­te de la opo­si­ción.

"No quie­ro en­ten­der que la mi­sión de la OEA ya es­tá con gol­pe de Es­ta­do", di­jo en una rue­da de pren­sa, en la que vol­vió a acu­sar a su prin­ci­pal ri­val, el tam­bién ex­pre­si­den­te Car­los Me­sa, de tra­tar de ro­bar­le la vic­to­ria.

Al co­no­cer los úl­ti­mos re­sul­ta­dos, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la OEA), Luis Al­ma­gro, di­jo que el ór­gano elec­to­ral de­be es­pe­rar a que con­clu­ya una au­di­to­ría del blo­que re­gio­nal pa­ra de­cla­rar los re­sul­ta­dos de los co­mi­cios.

En tan­to que Es­ta­dos Uni­dos y los go­bier­nos alia­dos de Bra­sil, Ar­gen­ti­na y Co­lom­bia reite­ra­ron su lla­ma­do a rea­li­zar una se­gun­da vuel­ta el pre­si­den­te y Me­sa, si la OEA no con­si­gue ve­ri­fi­car los re­sul­ta­dos del pri­mer turno.

La can­ci­lle­ría de Co­lom­bia di­jo por la no­che que su país y es­tos paí­ses es­tán pro­fun­da­men­te preo­cu­pa­dos por ano­ma­lías en la elec­ción.

A contracorr­iente, el go­bierno de Mé­xi­co fe­li­ci­tó al pre­si­den­te bo­li­viano por su vic­to­ria y le deseó "el ma­yor de los éxi­tos" en su pró­xi­ma ges­tión, di­jo el sub­se­cre­ta­rio de la can­ci­lle­ría me­xi­ca­na pa­ra América La­ti­na y el Ca­ri­be, Ma­xi­mi­li­ano Re­yes.

/ AFP

LA OEA, Ayer si­guie­ron los en­fren­ta­mien­tos en­tre de­fen­so­res y de­trac­to­res de Mo­ra­les y con la Po­li­cía en San­ta Cruz y Co­cha­bam­ba

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.