Fal­ta pers­pec­ti­va de gé­ne­ro en im­par­ti­ción de jus­ti­cia

El Sol de Acapulco - - Cultura - EL­SA ZA­MO­RA /Co­la­bo­ra­do­ra

Des­pués de ser ti­tu­lar de la Pro­cu­ra­du­ría de la De­fen­sa de los De­re­chos de la Mu­jer, In­da­le­cio Pa­che­co León, con­si­de­ra que no obs­tan­te el tra­ba­jo rea­li­za­do en la Se­cre­ta­ría de la Mu­jer del Es­ta­do de Gue­rre­ro, a la que per­te­ne­cía, ella si­gue com­pro­me­ti­da con la cau­sa de las mu­je­res, so­bre to­do en se­guir im­par­tien­do jus­ti­cia con pers­pec­ti­va de gé­ne­ro.

In­da­le­cio Pa­che­co, quien ac­tual­men­te la­bo­ra en el Juz­ga­do II Fa­mi­liar del Dis­tri­to de Ta­ba­res en en­tre­vis­ta so­bre có­mo, se tra­ba­ja en los cen­tros de aten­ción es­ta­ble­ci­dos pa­ra im­par­tir jus­ti­cia, hi­zo la ob­ser­va­ción de que no se ha­ce des­de el te­ma de gé­ne­ro, to­da vez que ella ha com­pro­ba­do có­mo es el com­por­ta­mien­to de la ma­yo­ría de em­plea­dos que tra­tan asun­tos de vio­len­cia de pa­re­ja.

Por prin­ci­pio de cuen­tas, in­di­có la jue­za de lo Fa­mi­liar, to­da­vía per­sis­te que cuan­do una mu­jer va a de­nun­ciar que vi­ve vio­len­cia, no la tra­tan con el de­bi­do res­pe­to, ya que en al­gu­nas ofi­ci­nas has­ta ha­cen al­gu­nas bro­mas por par­te de los agen­tes, ha­cia la si­tua­ción vi­vi­da. “Tal vez fal­ta mu­cho pa­ra que se atien­da con con­cien­cia de gé­ne­ro”.

El pro­ble­ma, di­jo la ex­pro­cu­ra­do­ra, es que den­tro de es­tos lu­ga­res a pe­sar de que se les bom­bar­dea con ta­lle­res, cur­sos, di­plo­ma­dos y se­mi­na­rios, la ma­yo­ría de los que im­par­ten jus­ti­cia no lo asi­mi­lan y no lo sa­ben ha­cer des­de la pers­pec­ti­va de gé­ne­ro.

Sin em­bar­go, no so­lo pa­sa pa­ra con las usua­rias que no hay esa con­cien­cia. Lo peor es que cuan­do se bus­ca esa so­li­da­ri­dad de par­te de al­gu­nas com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros, no exis­te y más cuan­do al ver­se afec­ta­das por­que hay ame­na­zas, por par­te de gen­te que no es­tá de acuer­do con los dic­tá­me­nes, de­bi­do a de al­gu­na de­ci­sión de la o el juez, y más si se es mu­jer. Ha ocu­rri­do, des­ta­có Pa­che­co León, que cuan­do se ad­vier­ten cier­tas ame­na­zas o irre­gu­la­ri­da­des, tra­ta de acu­dir a los gru­pos co­le­gia­dos, in­clu­si­ve cuan­do se es­tá en pe­li­gro ha acu­di­do a los gru­pos de mu­je­res pa­ra so­li­ci­tar el apo­yo, y no ha en­con­tra­do res­pues­ta, cree que es tal vez por sen­tir cier­to te­mor o por­que de plano no hay esa cul­tu­ra so­li­da­ria don­de los co­lec­ti­vos po­drían ha­cer pre­sión pa­ra pro­te­ger a las y los pres­ta­do­res de ser­vi­cio.

La vio­len­cia de gé­ne­ro, pun­tua­li­zó Indalecia Pa­che­co, en cual­quie­ra de sus ma­ni­fes­ta­cio­nes se con­si­de­ra un pro­ble­ma de sa­lud pú­bli­ca, que afec­ta a la dig­ni­dad hu­ma­na, y que de­be de ser aten­di­da por per­so­nas que ten­gan el per­fil, don­de las au­to­ri­da­des en ma­te­ria de jus­ti­cia se sen­si­bi­li­cen an­te es­ta vio­len­cia ava­sa­lla­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.