La carrera de abo­ga­do es fun­da­men­tal pa­ra el país

Ce­le­bra­ron ayer el Día del Abo­ga­do en Mé­xi­co

El Sol de Bajío - - Local - ANA MEDINA

La carrera de abo­ga­do y so­bre­to­do de no­ta­rio pú­bli­co es una carrera fun­da­men­tal muy importante pa­ra el Es­ta­do de de­re­cho de nues­tro país”, ex­pre­só el abo­ga­do y no­ta­rio pú­bli­co, Pe­dro Baum­ber­ger; du­ran­te una en­tre­vis­ta pa­ra El Sol del Ba­jío, so­bre el Día del Abo­ga­do, que fue ce­le­bra­do ayer.

Pla­ti­có que lo más di­fí­cil de ser abo­ga­do es li­diar con los di­fe­ren­tes clien­tes, ya que exis­ten quie­nes no acep­tan que hay asun­tos que por su pro­pia na­tu­ra­le­za no tie­nen la so­lu­ción que ellos qui­sie­ran.

“La la­bor del abo­ga­do es muy de­li­ca­do y es­tre­san­te, de­bi­do a que mien­tras lle­ve un asun­to, lo tie­ne que ha­cer pro­pio, pa­ra po­der lo­grar los re­sul­ta­dos sa­tis­fac­to­rios que se es­pe­ran. Al fi­na­li­zar el asun­to, se de­be des­li­gar to­tal-

“La carrera men­te por Sa­lud Men­tal”.

Men­cio­nó que los ca­sos di­fí­ci­les son los del ra­mo pe­nal por el cam­bio drás­ti­co de la ora­li­dad, da­do que tie­ne unas re­glas muy es­pe­cia­les y to­tal­men­te di­fe­ren­tes a lo que ha­ce años ma­ne­ja­ba la de­fen­sa en ma­te­ria pe­nal.

Por otra par­te, re­fi­rió que lo me­jor de ser abo­ga­do, es que ac­tual­men­te se tie­nen los de­re­chos hu­ma­nos, los cua­les los ha­ce va­ler an­te los di­fe­ren­tes tri­bu­na­les, así co­mo juz­ga­dos que exis­ten. Tam­bién, in­di­có que su tra­ba­jo co­mo no­ta­rio, es pre­ve­nir los conflictos.

“To­das las ac­tua­cio­nes que ha­ce­mos los no­ta­rios, es­cri­tu­ras, tes­ta­men­tos, po­de­res, en­tre otras co­sas, son pre­ci­sa­men­te pa­ra evi­tar que ha­ya una con­tro­ver­sia en­tre par­ti­cu­la­res. Nosotros so­mos la an­te­sa­la pa­ra evi­tar los conflictos ju­di­cia­les”.

En cuan­to a la fra­se que di­ce que to­dos los abo­ga­dos son la­dro­nes de cue­llo blan­co, ma­ni­fes­tó que co­mo en to­da pro­fe­sión hay de to­do, “hay abo­ga­dos que son ex­cel­sos, y tie­nen una éti­ca im­pe­ca­ble, otros des­afor­tu­na­da­men­te no, por unos cuan­tos no se de­be ha­blar de la ma­yo­ría”.

Es de re­sal­tar que Pe­dro Baum­ber­ger, es oriun­do de To­lu­ca, es­ta­do de Mé­xi­co, lle­gó a Ce­la­ya en 1973, des­pués se re­ci­bió en 1985 de la fa­cul­tad de De­re­cho de la Uni­ver­si­dad de Gua­na­jua­to, en la ca­pi­tal del es­ta­do.

De 1985 has­ta 1997, fun­gió co­mo fun­cio­na­rio pú­bli­co en di­fe­ren­tes de­pen­den­cias de go­bierno en el es­ta­do de Gua­na­jua­to, co­mo se­cre­ta­rio cuan­do se creó el Tri­bu­nal de Con­ci­lia­ción de los Tra­ba­ja­do­res al Ser­vi­cio del Es­ta­do, es­tu­vo en la di­rec­ción ju­rí­di­ca de la Se­cre­ta­ría de Go­bierno, fun­gió co­mo di­rec­tor de es­tu­dios es­pe­cia­les.

Fue juez pe­nal y se­cre­ta­rio ads­cri­to a la quin­ta sa­la del Su­pre­mo Tri­bu­nal de Jus­ti­cia del Es­ta­do de Gua­na­jua­to, fue maes­tro de de­re­cho, ade­más que en 1997 reali­zó y pa­só el exa­men de po­si­ción y des­de esa fe­cha fun­ge co­mo no­ta­rio pú­bli­co.

PE­DRO BAUM­BER­GER. ABO­GA­DO Y NO­TA­RIO

PÚ­BLI­CO.

de abo­ga­do y so­bre­to­do de no­ta­rio pú­bli­co es una carrera fun­da­men­tal muy importante pa­ra el Es­ta­do de de­re­cho de nues­tro país”, Baum­ber­ger./Jo­sé Gon­zá­lez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.