Exi­gen la ver­dad so­bre ga­so­li­na­zo

Se tra­ta de trans­pa­ren­tar la in­for­ma­ción so­bre lo que es­tá su­ce­dien­do y pa­ra cuán­do ha­brá una so­lu­ción, di­jo Ro­me­ro Hicks

El Sol de Bajío - - Portada - ADRIA­NA MU­ÑIZ

An­te la emer­gen­cia que vi­ven mi­llo­nes de me­xi­ca­nos por el des­bas­to de ga­so­li­na, el lí­der de la frac­ción del PAN en la Cá­ma­ra de dipu­tados, Juan Car­los Ro­me­ro Hicks, exi­gió al go­bierno fe­de­ral que se ha­ble con la ver­dad y trans­pa­ren­cia, sin am­bi­güe­da­des, so­bre el “gan­so­li­na­zo”; con me­nos ideo­lo­gía y más ac­ción.

A tra­vés de un co­mu­ni­ca­do, el le­gis­la­dor gua­na­jua­ten­se, di­jo que los ti­tu­la­res de la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da y Cré­di­to Pú­bli­co, la Se­cre­ta­ría de Ener­gía, el di­rec­tor de Pe­tró­leos Me­xi­ca­nos y el pro­cu­ra­dor fe­de­ral del Con­su­mi­dor, de­ben dar a co­no­cer las cau­sas que han ge­ne­ra­do el desabasto de com­bus­ti­bles en di­ver­sos estados del país, así co­mo a las ac­cio­nes que rea­li­zan pa­ra su de­bi­da aten­ción y so­lu­ción.

An­te la emer­gen­cia que vi­ven mi­llo­nes de me­xi­ca­nos por el des­bas­to de ga­so­li­na, el lí­der de la frac­ción del PAN en la Cá­ma­ra de dipu­tados, Juan Car­los Ro­me­ro Hicks, exi­gió al go­bierno fe­de­ral que se ha­ble con la ver­dad y trans­pa­ren­cia, sin am­bi­güe­da­des, so­bre el “gan­so­li­na­zo”; con me­nos ideo­lo­gía y más ac­ción.

A tra­vés de un co­mu­ni­ca­do, el le­gis­la­dor gua­na­jua­ten­se, di­jo que los ti­tu­la­res de la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da y Cré­di­to Pú­bli­co, la Se­cre­ta­ría de Ener­gía, el di­rec­tor de Pe­tró­leos Me­xi­ca­nos y el pro­cu­ra­dor fe­de­ral del Con­su­mi­dor, de­ben dar a co­no­cer las cau­sas que han ge­ne­ra­do el desabasto de com­bus­ti­bles en di­ver­sos estados del país, así co­mo a las ac­cio­nes que rea­li­zan pa­ra su de­bi­da aten­ción y so­lu­ción.

Asi­mis­mo, de­be­rán res­pon­der a cues­tio­na­mien­tos, co­mo: ¿Cuál es el gra­do de afec­ta­ción a la dis­tri­bu­ción de com­bus­ti­ble en el país?, ¿Cuán­do es­ta­rá re­suel­to el pro­ble­ma?, ¿A cuán­to as­cien­den los daños eco­nó­mi­cos? Una ex­pli­ca­ción trans­pa­ren­te so­bre los sa­bo­ta­jes a los duc­tos en los úl­ti­mos días. ¿Quié­nes son los res­pon­sa­bles, qué in­ves­ti­ga­cio­nes se rea­li­zan y a quié­nes se han cap­tu­ra­dos ya?, ¿Cuán­tos acusados de “cue­llo blan­co” han si­do de­te­ni­dos por el ro­bo de com­bus­ti­ble a Pe­tró­leos Me­xi­ca­nos? y ¿Qué ti­po de ac­cio­nes ha em­pren­di­do la Uni­dad de In­te­li­gen­cia Fi­nan­cie­ra con­tra la es­truc­tu­ra de­lin­cuen­cial del hua­chi­col?

“Se tra­ta de trans­pa­ren­tar e in­for­mar lo que es­tá su­ce­dien­do. Que los ciu­da­da­nos dis­pon­gan de in­for­ma­ción de pri­me­ra mano, por­que de na­da sir­ve que la ten­gan las au­to­ri­da­des del go­bierno fe­de­ral si no la dan a co­no­cer a la po­bla­ción”, apun­tó.

Se­ña­ló, ade­más, que las me­di­das im­ple­men­ta­das re­fle­jan que la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción no es­tá a la al­tu­ra de la gra­ve­dad del pro­ble­ma. Se re­quie­re me­nos ideo­lo­gía y más ac­ción; pe­ro, so­bre to­do, se de­be de­jar de la­do el dis­cur­so del po­lí­ti­co en campaña por el del Je­fe de Es­ta­do en fun­cio­nes.

NA­DIE SE OPO­NE A LA LUCHJA CON­TRA EL HUA­CHI­COL

El coor­di­na­dor del Gru­po Par­la­men­ta­rio del Par­ti­do Ac­ción Na­cio­nal, Juan Car­los Ro­me­ro Hicks, ase­gu­ró que no hay un so­lo me­xi­cano de bien que se opon­ga a ter­mi­nar con el ro­bo de com­bus­ti­bles, de una vez por to­das. En la prác­ti­ca es­to es un re­co­no­ci­mien­to al Presidente de la Re­pú­bli­ca, pe­ro otra co­sa es que lo ha­ga afec­tan­do las ac­ti­vi­da­des ho­nes­tas y co­ti­dia­nas de to­dos.

Men­cio­nó el lí­der pa­nis­ta que hay to­tal coin­ci­den­cia en que la vio­len­cia y la in­se­gu­ri­dad tie­nen que ver con el “hua­chi­col” o ro­bo de com­bus­ti­ble, pe­ro la eje­cu­ción de las co­rrec­cio­nes no son po­ca co­sa, ni se pue­den de­jar en ma­nos inex­per­tas: “hoy ve­mos las con­se­cuen­cias en mi­les de per­so­nas que ca­mi­nan por las ca­lles en bus­ca de ga­so­li­na.

La gran pa­ra­do­ja es que, no só­lo no ba­jó la ga­so­li­na, sino que aho­ra no exis­te, ol­vi­dan­do que no hay producto más ca­ro que el que no se con­si­gue”.

Con­si­de­ró que el pro­ble­ma no so­la­men­te co­men­zó es­ta se­ma­na, co­mo muchos pien­san, sino que las mo­les­tias em­pe­za­ron des­de an­tes del 24 de di­ciem­bre en la zo­na del Ba­jío, en el cen­tro del país, don­de mien­tras al­gu­nos ciu­da­da­nos com­pra­ban los ali­men­tos pa­ra la Ce­na de Na­vi­dad, otros te­nían que ver có­mo se las arre­gla­ban pa­ra con­se­guir ga­so­li­na.

Si bien, el pro­ble­ma de la dis­tri­bu­ción de ga­so­li­na se sin­tió con ma­yor mag­ni­tud en el cen­tro del país, es una reali­dad que evi­den­ció el des­co­no­ci­mien­to de los fun­cio­na­rios del nue­vo go­bierno, ex­hi­bién­do­se en­tre ellos los men­sa­jes en­con­tra­dos, al gra­do tal que la ciu­da­da­nía hoy exi­ge ex­pli­ca­cio­nes, sin si­mu­la­cio­nes, y ape­ga­das a la reali­dad, di­jo el dipu­tado.

Re­cla­mó que no es con­ce­bi­ble es­cu­char que mien­tras un fun­cio­na­rio fe­de­ral ofre­ció que el pro­ble­ma es­ta­ría re­suel­to en tres días, el Presidente de la Re­pú­bli­ca com­pon­ga la pla­na y en su pro­pó­si­to re­cu­rra a am­bi­güe­da­des e im­pre­ci­sio­nes, ol­vi­dán­do­se de su com­pro­mi­so con el ciu­da­dano que exi­ge in­for­ma­ción cer­te­ra y trans­pa­ren­te.

Tam­po­co es acep­ta­ble que vean a los ciu­da­da­nos co­mo pa­si­vos re­cep­to­res de las ac­cio­nes de go­bierno y “agra­dez­can” la pa­cien­cia de la po­bla­ción al ha­cer lar­gas fi­las afue­ra de las es­ta­cio­nes de ga­so­li­na o que les pi­dan com­pren­sión, co­mo si con eso se co­rri­gen los daños a la eco­no­mía, los re­tar­dos de los em­plea­dos a las ofi­ci­nas, la fal­ta de aten­ción en ur­gen­cias mé­di­cas, en­tre otras ac­ti­vi­da­des de la vi­da co­ti­dia­na.

En la cri­sis de la dis­tri­bu­ción de com­bus­ti­bles, al go­bierno ac­tual le ha fal­ta­do em­pa­tía con los ciu­da­da­nos, abu­sa de la co­mu­ni­ca­ción gu­ber­na­men­tal, por­que pi­de com­pren­sión y en el fon­do nos lle­va a acep­tar co­mo “nor­mal” la im­pro­vi­sa­ción y los ex­pe­ri­men­tos de sus fun­cio­na­rios; mi­llo­nes de ciu­da­da­nos nos re­sis­ti­mos a que se jue­gue con el des­tino de nues­tras fa­mi­lias.

Se tra­ta de trans­pa­ren­tar la in­for­ma­ción so­bre lo que es­tá su­ce­dien­do y pa­ra cuán­do ha­brá una so­lu­ción, di­jo Ro­me­ro Hicks

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.