Da­niel Martínez

El Sol de Cuautla - - Portada - Da­niel Martínez NUE­VAS RE­GLAS Twit­ter: @mar­ti­ne­lli­to Co­rreo elec­tró­ni­co: dmar­ti­nez@el­sol­de­cuer­na­va­ca.com.mx

Dis­ci­pli­na­dos co­mo po­cos, a lo me­jor en gran par­te por su ori­gen y des­tino au­to­ri­ta­rio, los maes­tros tie­nen una es­truc­tu­ra elec­to­ral que cual­quier gre­mio en­vi­dia­ría. En una ex­tra­ña mez­cla de com­pro­mi­so con la de­mo­cra­cia y con sus di­ri­gen­tes, for­ma­les o no, los do­cen­tes de to­do el país pro­mue­ven a can­di­da­tos, acu­den a vo­tar y mo­vi­li­zan a fa­mi­lias en­te­ras, no ne­ce­sa­ria­men­te su­yas, pa­ra in­cli­nar las elec­cio­nes a fa­vor del can­di­da­to de su elec­ción. Es­ta ver­dad es in­ne­ga­ble, lo que que­da en du­da es si los maes­tros vo­tan en blo­que por un can­di­da­to de­ter­mi­na­do, el de su di­ri­gen­cia for­mal o no.

En el ca­so de Mo­re­los es evi­den­te que el ma­gis­te­rio es­tá ma­yor­men­te frag­men­ta­do y su ope­ra­ción po­lí­ti­ca be­ne­fi­cia­rá par­ti­cu­lar­men­te a tres can­di­da­tos, el de las re­des so­cia­les del ma­gis­te­rio, gru­po con fi­lia­ción lo­pe­zo­bra­do­ris­ta que si no aca­ban de asus­tar­se por el des­or­den en Jun­tos Ha­re­mos His­to­ria pro­mo­ve­rán el vo­to por Cuauh­té­moc Blan­co Bra­vo; otro gru­po de maes­tros que rom­pie­ron con su di­ri­gen­cia sin­di­cal lo­cal y su par­ti­do en el es­ta­do que pro­mue­ven el vo­to a fa­vor de Ro­dri­go Ga­yos­so Ce­pe­da; y por úl­ti­mo, los maes­tros fie­les a su sin­di­ca­to y su par­ti­do que irán con Ale­jan­dro Ve­ra Jiménez, el can­di­da­to de Nue­va Alian­za, de quien di­cen, ha­ce buen click con los do­cen­tes.

Y por su­pues­to que ca­da quien tie­ne sus es­ti­ma­dos de vo­ta­ción, en tér­mi­nos reales, el ma­gis­te­rio en Mo­re­los, in­clu­yen­do ac­ti­vos y ju­bi­la­dos, es un gre­mio de unos 36 mil tra­ba­ja­do­res, que pue­den ge­ne­rar un pro­me­dio de cua­tro vo­tos ca­da uno, es de­cir, tie­ne una in­fluen­cia re­la­ti­va en 144 mil su­fra­gios. Si las pro­yec­cio­nes del INE so­bre la par­ti­ci­pa­ción de al­re­de­dor de un mi­llón de mo­re­len­ses en la elec­ción del pri­me­ro de julio son cier­tas, ha­bla­mos de un 14.4 por cien­to de la vo­ta­ción in­flui­da por las es­truc­tu­ras del ma­gis­te­rio, fren­te a cual­quier di­fe­ren­cia de vo­ta­ción, pe­ro mu­cho más si las ten­den­cias elec­to­ra­les se cie­rran a dos can­di­da­tos, co­mo mu­chos apues­tan ocu­rri­rá.

Si en la rec­ta fi­nal de la con­tien­da la lu­cha se cen­tra­ra en­tre Cuauh­té­moc Blan­co y Ro­dri­go Ga­yos­so, co­mo al­gu­nos apues­tan, al­guien va a ex­tra­ñar los vo­tos que pu­die­ra te­ner Ve­ra Jiménez y que se­rán su­fi­cien­tes pa­ra que Nue­va Alian­za man­ten­ga el re­gis­tro, co­lo­que a un dipu­tado plu­ri­no­mi­nal en el Con­gre­so lo­cal, y a lo me­jor re­ten­ga una o dos po­si­cio­nes en ayun­ta­mien­tos; pe­ro tam­bién, y mu­cho más im­por­tan­te, pa­ra mar­car la de­rro­ta de uno de los con­ten­dien­tes.

Di­rán Víc­tor Ca­ba­lle­ro y Jorge Mea­de, y has­ta Fi­del De­mé­di­cis, que ellos tam­bién traen maes­tros en­tre sus vo­tan­tes cau­ti­vos, y no men­ti­rán, pe­ro co­mo gru­pos sig­ni­fi­ca­ti­vos por su ac­ti­vi­dad de pro­mo­ción del vo­to y ope­ra­ción elec­to­ral, lo cier­to es que las es­truc­tu­ras ya se han de­fi­ni­do.

En to­do ca­so, la no­ti­cia es que el vo­to de las es­truc­tu­ras ma­gis­te­ria­les aho­ra se ha ro­to en tres, y no en los tra­di­cio­na­les dos blo­ques. Tam­bién se han vuel­to inope­ran­tes los aná­li­sis que ubi­ca­ban a la di­si­den­cia co­mo ex­clu­si­va­men­te lo­pe­zo­bra­do­ris­ta y las co­rrien­tes ins­ti­tu­cio­na­les co­mo ad­he­ren­tes priis­tas por la vía de su mi­ni­par­ti­do.

Lo in­tere­san­te es que por una par­te, hay una in­ten­ción fé­rrea del ma­gis­te­rio por man­te­ner su par­ti­do a pe­sar del des­tino que ten­ga su pro­mo­tor y alia­do, el Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal; por otra, el lo­pe­zo­bra­do­ris­mo en los maes­tros ya no se ubi­ca só­lo en las co­rrien­tes de la di­si­den­cia, sino tam­bién en gru­pos de cor­te gor­di­llis­ta que han si­do le­sio­na­dos por el ac­tuar de su ac­tual di­ri­gen­cia; y fi­nal­men­te, una ins­ti­tu­cio­na­li­dad que si­gue tra­ba­jan­do de cer­ca a los go­bier­nos y ope­ra con la ban­de­ra de la con­ti­nui­dad o el evo­lu­cio­nis­mo, no la re­vo­lu­ción.

Ah, y tam­bién hay maes­tros que vo­tan en con­cien­cia por al­ter­na­ti­vas di­fe­ren­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.