J. Car­los Va­len­cia

El Sol de Cuautla - - Portada - Juan Car­los Va­len­cia #agua­pa­ra­to­dos

Es­ta se­ma­na que es­tá a pun­to de ter­mi­nar tu­vi­mos nue­va­men­te la pre­sen­cia de fuer­tes pre­ci­pi­ta­cio­nes en dis­tin­tas par­tes del es­ta­do de Mo­re­los, y no es de ex­tra­ñar­se, pues es­ta­mos atra­ve­san­do la eta­pa más in­ten­sa de la tem­po­ra­da, o al me­nos eso es lo que se es­pe­ra­ría…

Es­tos días de igual ma­ne­ra se­gui­mos muy de cer­ca uno de los sis­te­mas me­teo­ro­ló­gi­cos más in­ten­sos de la tem­po­ra­da, el hu­ra­cán “Flo­ren­ce”, que al­can­zó la ca­te­go­ría 4, mis­ma que ya se con­si­de­ra muy pe­li­gro­sa; así fue co­mo va­rios me­dios de co­mu­ni­ca­ción se re­fi­rie­ron a la in­ten­si­dad de es­te hu­ra­cán por el océano Atlán­ti­co, in­clu­so men­cio­na­ban que po­dría pro­vo­car efec­tos de­vas­ta­do­res co­mo el hu­ra­cán “Ka­tri­na” pre­sen­ta­do en agos­to de 2005.

Sin em­bar­go, Flo­ren­ce si­guió su tra­yec­to­ria y se fue de­gra­dan­do has­ta la ca­te­go­ría 1 que, por cier­to, to­có tie­rra es­te vier­nes cer­ca de Wrights­vi­lle, Beach, en Ca­ro­li­na del Nor­te, en la cos­ta su­res­te de Es­ta­dos

En Mé­xi­co tam­bién he­mos te­ni­do afec­ta­cio­nes de­ri­va­das por el pa­so de hu­ra­ca­nes, co­mo en 2013 la con­jun­ción de dos ci­clo­nes, In­grid y Ma­nuel, que afec­ta­ron al país de­jan­do se­ve­ros da­ños, co­mo 157 muer­tos y al me­nos 1.7 mi­llo­nes de dam­ni­fi­ca­dos, en­tre ellos ha­bi­tan­tes de cua­tro mu­ni­ci­pios de Mo­re­los, Ama­cu­zac, Jo­jutla, Tla­quil­te­na­go y Puen­te de Ixtla.

Unidos, don­de se re­gis­tra­ron im­por­tan­tes inun­da­cio­nes, se­gún el Cen­tro Na­cio­nal de Hu­ra­ca­nes (CNH) y ade­más ha de­ja­do sin elec­tri­ci­dad a al me­nos 400 mil per­so­nas.

En Mé­xi­co tam­bién he­mos te­ni­do afec­ta­cio­nes de­ri­va­das por el pa­so de hu­ra­ca­nes, co­mo en 2013 la con­jun­ción de dos ci­clo­nes, In­grid y Ma­nuel, que afec­ta­ron al país de­jan­do se­ve­ros da­ños, co­mo 157 muer­tos y al me­nos 1.7 mi­llo­nes de dam­ni­fi­ca­dos, en­tre ellos ha­bi­tan­tes de cua­tro mu­ni­ci­pios de Mo­re­los: Ama­cu­zac, Jo­jutla, Tla­quil­te­na­go y Puen­te de Ixtla.

Pe­ro no só­lo las in­ten­sas llu­vias y hu­ra­ca­nes pro­vo­can gran­des afec­ta­cio­nes a nues­tro país, tam­bién no­so­tros so­mos res­pon­sa­ble de los da­ños que al fi­nal cau­san las pre­ci­pi­ta­cio­nes.

Es im­po­si­ble evi­tar las llu­vias y su in­ten­si­dad, du­ran­te los ca­si seis me­ses (en pro­me­dio) que du­ra la tem­po­ra­da de llu­vias y ci­clo­nes, pe­ro lo que sí po­de­mos y de­be­mos ha­cer es evi­tar ti­rar ba­su­ra en las ca­lles, pues al ha­cer­lo se afec­ta el des­fo­gue de los dre­na­jes plu­via­les, pro­vo­can­do mo­les­tas y pe­li­gro­sas inun­da­cio­nes.

Den­tro de unas ho­ras es­ta­re­mos ce­le­bran­do el 208 ani­ver­sa­rio de la In­de­pen­den­cia de Mé­xi­co, de­seo que ade­más de ser mo­ti­vo de ale­gría y ce­le­bra­ción sea una opor­tu­ni­dad de re­fle­xión que nos per­mi­ta ge­ne­rar con­cien­cia y prin­ci­pal­men­te para cui­dar a nues­tro her­mo­so país, evi­tan­do ti­rar la ba­su­ra en los es­pa­cios pú­bli­cos, y que de­cir de nuestros ríos y ba­rran­cas, de­je­mos el le­ga­do a nuestros su­ce­so­res, a nuestros hi­jos, ya que con el ejemplo se arras­tra y mo­ti­va.

Por el bien de Mo­re­los evi­te­mos afec­ta­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.