Con­vi­te, el an­te­ce­sor de los carn­va­les

El Sol de Cuernavaca - - Local - JES­SI­CA ARE­LLANO

En la dé­ca­da de los 50, lo que hoy co­no­ce­mos co­mo el Car­na­val de Jiu­te­pec ini­ció con un con­vi­te don­de ve­ci­nos ori­gi­na­rios sa­lían a las ca­lles a bai­lar dis­fra­za­dos de di­ver­sos per­so­na­jes, ge­ne­ral­men­te los hom­bres con atuen­dos de mu­jer, pe­ro des­pués ren­ta­ron los tra­jes de chi­ne­los a las com­par­sas de Yau­te­pec, con­tó Diego Mon­ta­ño Balderas, de los fun­da­do­res de la com­par­sa Ba­rrio de San Juan, la se­gun­da más an­ti­gua de la lo­ca­li­dad.

Ac­tual­men­te, Diego Mon­ta­ño es­tá a car­go de la com­par­sa Ba­rrio de San Juan, la cual fun­dó su her­mano Hi­gi­nio Mon­ta­ño Balderas, y la cual es la se­gun­da más an­ti­gua de Jiu­te­pec; ca­be se­ña­lar que la com­par­sa ve­ne­ra la imagen del Se­ñor de la Co­lum­na.

Re­cor­dó que cuan­do era ni­ño, en Jiu­te­pec, es­ta tra­di­ción, hoy de­no­mi­na­da car­na­val, se ini­ció en la dé­ca­da de los 50 con un con­vi­te, en don­de un pe­que­ño gru­po de per­so­nas em­pe­zó a sa­lir a las ca­lles a bai­lar, dis­fra­za­dos de dis­tin­tas for­mas; "los hom­bres se po­nían un ves­ti­do de mu­jer, mo­ji­gan­gas pues, pe­ro no ha­bía tra­jes de chi­ne­lo, y ahí em­pe­zó na­cer lo del car­na­val", se­ña­ló.

Ex­pu­so que al no ha­ber tra­jes de chi­ne­lo, los al­qui­la­ban a com­par­sas de Yau­te­pec, aun­que pos­te­rior­men­te oriun­dos de Jiu­te­pec se vie­ron en la ne­ce­si­dad de apren­der a ela­bo­rar­los, y con el pa­so de los años, se em­pe­zó in­vi­tar a los con­vi­tes a las com­par­sas de chi­ne­los de Yau­te­pec, To­to­la­pan, y Tla­ya­ca­pan.

Diego Mon­ta­ño re­fi­rió que em­pe­za­ron con tra­jes sen­ci­llos que sa­lían a bai­lar con la mú­si­ca de chi­ne­lo, aun­que de organizarse y for­mar las com­par­sas, fue en los años 60 que se or­ga­ni­za­ron pa­ra ha­cer ya no con­vi­tes, sino el car­na­val.

Los tra­jes eran sen­ci­llos y no tan lu­jo­sos, ni gla­mu­ro­sos, ni os­ten­to­sos, co­mo los que ac­tual­men­te por­tan y ela­bo­ran, ade­más, la pri­mer ban­da que acom­pa­ña a las com­par­sa de chi­ne­lo fue una que se for­mó con los mi­mos po­bla­do­res del cen­tro de Jiu­te­pec.

In­di­có que las com­par­sas siem­pre na­cie­ron for­mán­do­se con fa­mi­lia­res, y que la com­par­sa más an­ti­gua es la San­tia­go Após­tol, pe­ro ya no lle­va la ba­tu­ta la fa­mi­lia que la fun­dó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.