¿MEN­TES ES­TA­BLES?

Tras­tor­nos de la per­so­na­li­dad que un go­ber­nan­te pue­de ma­ni­fes­tar

El Sol de Cuernavaca - - Local -

Lí­mi­te de la per­so­na­li­dad: Se es­fuer­zan pa­ra evi­tar un aban­dono real o ima­gi­na­do. La per­cep­ción de un in­mi­nen­te re­cha­zo o se­pa­ra­ción pue­de oca­sio­nar cam­bios pro­fun­dos en la au­to­ima­gen, afec­ti­vi­dad, cog­ni­ción y com­por­ta­mien­to.

His­trió­ni­co de la per­so­na­li­dad: No es­tán có­mo­dos o se sien­ten des­pre­cia­dos cuan­do no son el cen­tro de aten­ción. Son vi­va­ces y dra­má­ti­cos y tien­den a lla­mar la aten­ción.

Nar­ci­sis­ta de la per­so­na­li­dad: Tie­nen un sen­ti­do gran­dio­so de au­to­im­por­tan­cia. So­bre­va­lo­ran sus ca­pa­ci­da­des y exa­ge­ran sus co­no­ci­mien­tos y cua­li­da­des, por lo que sue­len dar la im­pre­sión de ser jac­tan­cio­sos y pre­sun­tuo­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.