¿Cuál se­rá el nue­vo perfil del co­mi­té de la Sec­ción 19 del SNTE?

Sin du­da al­gu­na quie­nes in­te­gren el nue­vo co­mi­té de la sec­ción 19 de la SNTE, de­be­rán pa­sar por el es­cru­ti­nio de los maes­tros y maes­tras de ca­da re­gión del es­ta­do de Mo­re­los, ya que, con el nue­vo for­ma­to de elec­ción,

El Sol de Cuernavaca - - Análisis - José Al­fre­do Bal­ta­zar

se­rá a tra­vés de pla­ni­llas las cua­les se­rán vo­ta­dos por ca­da uno de los agre­mia­dos de ca­da ni­vel edu­ca­ti­vo, des­de prees­co­lar has­ta me­dia superior y superior (do­cen­tes, per­so­nal ad­mi­nis­tra­ti­vo, ma­nual, de cam­po, di­rec­ti­vos y ju­bi­la­dos).

La in­te­gra­ción y pos­te­rior re­gis­tro de las pla­ni­llas pa­ra con­ten­der por el co­mi­té sec­cio­nal, es­tá fun­da­men­ta­da por el De­cre­to pu­bli­ca­do el pa­sa­do 1o de ma­yo del año 2019, en el Dia­rio Ofi­cial de la Fe­de­ra­ción me­dian­te el cual se re­for­mó el ar­tícu­lo 69 de la Ley Fe­de­ral de los Tra­ba­ja­do­res al Ser­vi­cio del Es­ta­do, Re­gla­men­ta­ria del apar­ta­do B) del Ar­tícu­lo 123 Cons­ti­tu­cio­nal, se ex­pi­dió el Re­gla­men­to pa­ra la Elec­ción de Di­rec­ti­vas Sec­cio­na­les del Sin­di­ca­to Na­cio­nal de Tra­ba­ja­do­res de la Educación, el cual fue re­gis­tra­do an­te el Tri­bu­nal Fe­de­ral de Con­ci­lia­ción y Ar­bi­tra­je. Que tie­ne por ob­je­to re­gu­lar el pro­ce­so de elec­ción de las Di­rec­ti­vas Sec­cio­na­les Sin­di­ca­les a tra­vés del vo­to uni­ver­sal, li­bre, di­rec­to, se­cre­to, per­so­nal e in­trans­fe­ri­ble de los miem­bros con de­re­cho a vo­to del SNTE.

Es­ta nue­va mo­da­li­dad ser­vi­rá pa­ra co­no­cer a ca­da uno de los ti­tu­la­res de las di­fe­ren­tes se­cre­ta­rías que in­te­gren di­cho co­mi­té, y cuál se­rá su in­te­rés de ocu­par su pues­to sin­di­cal. El co­mi­té na­cio­nal elec­to­ral del SNTE dará di­fu­sión a tra­vés de fo­ros, bo­le­ti­nes in­for­ma­ti­vos y en­tre­vis­tas en ra­dio y te­le­vi­sión de co­ber­tu­ra es­ta­tal, lo cual ser­vi­rá pa­ra es­cu­char y ver su pla­ta­for­ma po­lí­ti­co-sin­di­cal, pe­ro so­bre to­do su ex­pe­rien­cia, tra­yec­to­ria, ho­nes­ti­dad y li­de­raz­go sin­di­cal. Pe­ro no so­lo eso, aho­ra tam­bién ten­drán que ser lí­de­res aca­dé­mi­cos, tan­to en educación pre­sen­cial co­mo NO pre­sen­cial pues los tiem­pos ac­tua­les lo exi­gen y es un ras­go in­dis­pen­sa­ble pa­ra ser un lí­der sin­di­cal ape­ga­do a nue­vas reali­da­des.

Ya no es el dis­cur­so em­be­le­sa­dor que cau­ti­ve, se­duz­ca o en­can­te a los maes­tros y maes­tras, aho­ra de­be de ser con­vin­cen­te, acor­de a la “nue­va nor­ma­li­dad”, que so­lu­cio­ne si­tua­cio­nes pro­ble­má­ti­cas de ca­da ni­vel edu­ca­ti­vo, re­gión, mo­da­li­dad o el que se ge­ne­re en su mo­men­to. Ese de­be de ser par­te de los ejes que el SNTE ha pro­pues­to en de­fen­sa de los de­re­chos la­bo­ra­les, pres­ta­cio­na­les, so­cia­les y eco­nó­mi­cos.

Hoy en día se ne­ce­si­tan lí­de­res de ver­dad, com­pro­me­ti­dos con ser­vir a las ba­ses tra­ba­ja­do­ras, ges­tio­nar apo­yos, in­ci­dir en las po­lí­ti­cas edu­ca­ti­vas del es­ta­do y del país, ser un ac­tor di­ná­mi­co, in­flu­yen­te y que de cer­te­za a lo que a tra­vés de mu­chos años se ha ga­na­do en be­ne­fi­cio de los do­cen­tes.

Otro pun­to se­ría lo­grar que to­dos los maes­tros y maes­tras sean ca­pa­ci­ta­dos en las nue­vas tec­no­lo­gías del apren­di­za­je y en­se­ñan­za (TAC), así co­mo do­tar de los dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos ne­ce­sa­rios pa­ra su desem­pe­ño edu­ca­ti­vo. La pandemia que es­ta­mos pa­de­cien­do vino a des­nu­dar las de­fi­cien­cias que mu­chos do­cen­tes te­ne­mos en la educación NO pre­sen­cial, pe­ro no es tar­de pa­ra rec­ti­fi­car el ca­mino.

Pe­ro, de na­da ser­vi­ría que los vie­jos y anacró­ni­cos gru­pos po­lí­ti­cos sin­di­ca­les quie­ran re­gre­sar y apo­de­rar­se de la di­ri­gen­cia sin­di­cal de la sec­ción 19 de Mo­re­los pa­ra be­ne­fi­cio de ellos mis­mos.

Las di­fe­ren­tes ex­pre­sio­nes al in­te­rior de la sec­ción 19 de­be­rán ca­bil­dear en­tre ellos pa­ra po­der cons­truir una pla­ni­lla com­pe­ti­ti­va, si no es así, po­cas po­si­bi­li­da­des ten­drán de ga­nar.

Por to­do es­to, se ex­hor­ta a la ba­se tra­ba­ja­do­ra de la educación a ser muy re­fle­xi­vos al mo­men­to de emi­tir su vo­to, co­mo pro­fe­sio­na­les de la educación no se pue­de de­cir que nos en­ga­ña­ron, esos tiem­pos de­ben de aca­bar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.